José Antonio Vázquez

   El Feng Shui nació hace milenios en China y hoy llega a Occidente desprovisto de su oscuro lenguaje, convertido en una ciencia y un arte que nos permite mejorar la energía que se respira en nuestro hogar y, con ello, atraer nuevas y emocionantes oportunidades a nuestra vida: salud, dinero, amor…

   Si alguna vez has sentido que tu carrera profesional se atasca, que tu relación de pareja no avanza, que tu creatividad parece haberse evaporado, que la rutina te devora… el Feng Shui puede hacer mucho por ti.

   Dominar las sutiles energías que te rodean puede hacer que tu hogar resplandezca y que, al mismo tiempo, tu vida empiece a tomar otro camino, dirigiéndose sin pausa hacia la conquista de tus sueños.

   En Feng Shui Fácil te propongo una fórmula sencilla y práctica para llenar tu casa y tu vida de maravillosas energías. Siguiendo las más antiguas técnicas surgidas de la sabiduría de los filósofos de la vieja China imperial podrás convertir tu hogar en un santuario de bienestar y poner tu vida rumbo al éxito.

   Combinando las herramientas más efectivas del Feng Shui con la fuerza que proporciona el lenguaje de los símbolos conseguimos crear en nuestra casa un ambiente personal y energizante que puede dar un impulso positivo a nuestra vida. Naturalmente, será preciso también mirarnos hacia adentro para “limpiar y ordenar” nuestro interior con tanto mimo —o más— que el que ponemos en nuestro hogar. Los resultados dependerán de muchos factores, pero si dejas entrar al Feng Shui a tu casa y a tu vida, la mejoría será notable y no tardará en presentarse.

¿QUIERES EMPEZAR YA?

Si seguimos el clásico adagio que resume las principales ambiciones del ser humano en “salud, dinero y amor”, puedes comenzar a dar tus primeros pasos en tu práctica Feng Shui con estos sencillos consejos. ¡Ojo! Necesitarás una brújula.

Salud.

Localiza la dirección Este de tu casa (o el Este de tu salón). Es ahí donde reside la energía de la salud y de la familia, que es una energía de elemento madera. Para potenciarla puedes colocar en esa zona una frondosa planta. Si no hay suficiente luz natural, opta por poner un ramo de flores artificiales. Éste es también un buen lugar para situar el acuario, una fuente o cualquier objeto de color azul que represente la energía del agua, porque simbólicamente estarás alimentando la energía de la madera. Aquí encontrarán también un sitio idóneo para colocar las fotos familiares.

Aprende más sobre el Feng Shui para la Salud siguiendo este enlace: Feng Shui Salud

Dinero.

Busca el Sureste de tu vivienda (o el Sureste de tu salón), elimina allí el exceso de energía de metal  —está presente en toda clase de objetos metálicos, pero también en los objetos de forma esférica, circular o espiral, así como de color blanco o gris— e incorpora elementos vegetales (plantas, flores, estampados…) o pinta de azul o de verde la pared. Si lo deseas, también puedes añadir aquí alguna imagen que para ti represente la idea de abundancia y prosperidad.

Si quieres saber más sobre el Feng Shui para la Prosperidad, sigue este enlace: Feng Shui Dinero

Amor.

En el Suroeste de tu casa (también en el Suroeste de tu salón o de tu dormitorio) se acumula la energía Feng Shui para el amor, que procede de la tierra, la que representa a las mujeres. Allí no debe haber un exceso de objetos o muebles de madera. Tampoco son adecuadas las plantas. Una luz roja en este rincón de la casa favorecerá las posibilidades de romance.

Averigua más sobre el Feng Shui para el Amor a través de este enlace: Feng Shui Amor