En la tradición china, gozar de una buena salud depende de la cantidad y la calidad del Chi que nos rodea y del que llevamos dentro. Nuestro organismo, igual que nuestra casa, está constantemente nutrido por el Chi que circula en él, de forma que cuando se producen bloqueos de energía estaremos padeciendo una enfermedad y cuando nuestra propia energía interior se desintegre por completo se producirá la muerte.

   Es por ello importantísimo nutrir adecuadamente nuestra propia energía igual que intentamos armonizar las energías presentes en nuestro hogar a través del Feng Shui. La tradición china (de forma similar a lo que aconsejan los médicos occidentales) establece varias herramientas para lograrlo: una correcta alimentación, una suave dosis de ejercicio diario (especialmente el Tai Chi o el Chi Kung), el dominio del estrés (a través de la respiración y de la meditación) y, por supuesto, el Feng Shui.

CALCULA TU NÚMERO KUA

   Para asegurarnos de que el Feng Shui de nuestra casa favorece la buena salud debemos calcular antes que nada cuál es nuestro número kua y el de todos los residentes que comparten la misma vivienda. ¿Cómo hacerlo? Siguiendo estas sencillas instrucciones:

  • Paso 1: suma los cuatro dígitos de tu año de nacimiento (ten en cuenta que el año chino no comienza el 1 de enero, sino a finales de enero o principios de febrero; si naciste en enero seguramente tu año de nacimiento es el anterior).
  • Paso 2: reduce la cifra resultante a un solo dígito sumando de nuevo los números
  • Paso 3: si eres un hombre deberás restar de 11 el número resultante (por ejemplo, si naciste en 1952 el número reducido de tu año será el 8; si restas 11-8 el resultado será 3)
  • Paso 4: si eres una mujer, tendrás que sumar 4 al número resultante (por ejemplo, si naciste en 1973, el número reducido de tu año será el 2; si sumas 4+2 el resultado será 6)
  • Paso 5: si la cifra obtenida tiene más de un dígito, vuelve a sumar hasta conseguir un número único (por ejemplo, si el resultado fue 12, deberás sumar 1+2=3)
  • Paso 6: si el resultado obtenido es un 5, deberás convertirlo en un 2 si eres hombre y en un 8 si eres mujer.

TU DIRECCIÓN FAVORABLE A LA SALUD

   Una vez conocido tu número kua sabrás cuál es tu dirección favorable a la salud.

  • Número kua 1: este
  • Número kua 2: oeste
  • Número kua 3: norte
  • Número kua 4: sur
  • Número kua 6: nordeste
  • Número kua 7: sudoeste
  • Número kua 8: noroeste
  • Número kua 9: sudeste

PRECAUCIONES

   A través de nuestra dirección favorable a la salud, que los chinos conocen con el nombre de Tien Yi (médico celestial), podremos tomar una serie de precauciones que nutrirán la energía de la buena salud. Las más importantes son:

  • dormir con el cabecero orientado hacia nuestro Tien Yi o dirección favorable a la salud
  • comer sentados mirando hacia nuestra dirección favorable a la salud
  • trabajar orientados hacia nuestra dirección favorable a la salud
  • pasar nuestro tiempo de ocio (leer, ver televisión, charlar, tomar café…) mirando hacia nuestro Tien Yi

   Si no puedes cumplir todas ellas, no desesperes, basta con que pases el mayor tiempo posible orientado hacia tu mejor dirección para la salud. Esto es especialmente importante cuando hay enfermos en casa y entre la población de edad avanzada.

   Y no olvides que la orientación debe ser establecida con una buena brújula.