Sean tiempos de crisis o de abundancia, la prosperidad y la riqueza permanecen siempre como una de las metas más importantes para la mayoría de los seres humanos. Porque, seamos honestos, aunque uno se considere una persona profundamente espiritual, lo cierto es que las necesidades básicas para una vida confortable se cubren únicamente con dinero.

   Para distintas personas la ambición económica adopta diferentes formas. Habrá quien aspire a acumular millones de dólares para sentirse seguro y quien se conforme con garantizar unos ingresos medios que le permitan vivir cómodamente. No importa.

   El Feng Shui tiene herramientas para favorecer la energía de la abundancia en tu casa. La cantidad de tus ingresos dependerá en gran medida de tus aspiraciones personales porque en este aspecto entra en juego de forma definitiva tu actitud mental hacia el dinero y tus ambiciones.

   En este punto deberás saber que el área que otorga el Feng Shui al ámbito de la prosperidad y la riqueza es el Sudeste. Se considera que por ahí penetra en tu casa la energía de la abundancia. Y debes saber también que el Sudeste es un área donde anida la energía de la madera. ¿Qué significa esto? Que conviene que en esta zona haya objetos con abundancia de elemento madera (plantas, flores, rayas verticales, cosas de papel, libros, muebles de madera, telas de estampado floral…).

   Pero hay más. Deberás evitar en el Sudeste de tu casa un exceso de energía de metal. ¿Cómo detectarla? Se encuentra en los objetos realizados con metal (hierro, latón, cobre, bronce, aluminio…), pero también en los objetos redondos o esféricos y en cualquier cosa de color blanco (¿la pared, por ejemplo?), gris o metalizado.

   La excepción a esta regla se encuentra en el ORO. De forma universal, el oro representa la riqueza y lo hace desde hace milenios. Por eso sí es bienvenido en el Sudeste de tu casa, aunque sea un metal y, por ello, podría desaconsejarse en esta zona de energía de madera. Si tienes monedas de oro (también sirve, simplemente, doradas) o cualquier objeto dorado que tú relaciones mentalmente con la riqueza, no dudes en exhibirlo en el Sudeste de tu hogar (o bien en el Sudeste de tu salón o comedor).

   ¿Qué más necesitas saber de forma prioritaria? Cuál es tu orientación favorable a la riqueza. Antes deberás averiguar cuál es tu número Kua. Puedes hacerlo visitando la página de Salud de esta misma página web. Allí encontrarás las instrucciones para calcular tu número Kua. Hazlo siguiendo este enlace: Página Salud.   

     Ahora busca en esta lista tu número kua y la dirección favorable a la riqueza o Sheng Chi que te corresponde.

  • Número kua 1: Sudeste
  • Número kua 2: Noreste
  • Número kua 3: Sur
  • Número kua 4: Norte
  • Número kua 6: Oeste
  • Número kua 7: Noroeste
  • Número kua 8: Suroeste
  • Número kua 9: Este

 Ya sabes cuál es la consigna: pasa el mayor tiempo posible orientado hacia esta dirección si tu prioridad ahora mismo es la mejora económica. Coloca el cabecero de tu cama mirando hacia tu dirección favorable a la riqueza, trabaja en esa misma orientación y procura comer o mirar la televisión del mismo modo. Así conseguirás “respirar” el mayor tiempo posible esta benéfica energía de la prosperidad.

   Éstos son solamente algunos de los aspectos más básicos que debes saber si deseas invitar a la poderosa energía de la riqueza a quedarse en tu hogar. Pero hay mucho más. Tanto que mi nuevo e-book Feng Shui para la Prosperidad tiene cien páginas repletas de consejos, trucos, gráficos, planos y fotografías que te llevarán de la mano en tu tarea de convertir tu casa en un auténtico imán para la energía de la riqueza.

   Si deseas toda la información, sigue este enlace:

FENG SHUI PARA LA PROSPERIDAD