Archive for diciembre, 2010

Prepara tu casa para en Año Nuevo


2010
12.29

   Muchos de mis lectores me están pidiendo rituales o consejos para pasar mejor la última noche del año y, sobre todo, para empezar con buen pie 2011. Les diré que en realidad el Feng Shui dispone de todo un arsenal para el traspaso del año, pero se aplican con motivo del Año Nuevo chino, que este año cae el 4 de febrero, así que todavía falta un rato.

   De cualquier forma, intentaré aportar algo que pueda ser de utilidad. Como norma básica y es algo que contempla no sólo el Feng Shui, sino muchas culturas tradicionales, se puede recomendar hacer una buena limpieza energética de la casa para prepararla a recibir las nuevas energías de 2011. Lo ideal es hacer una clásica limpieza general y después un saneamiento energético a través de incienso, sonido o agua. Como sabes, las recetas más prácticas están detalladamente explicadas en mi e-book “Renueve la energía de su hogar”, que puedes conseguir (si no lo tienes ya) de forma gratuita en esta misma página web.

   Otra de las tradiciones que se suelen asociar a la Nochevieja es la costumbre de llevar ropa interior roja. No es mala idea, porque el rojo es el color más yang que existe, portador de excelente energía, poderosa y renovadora. Así que si deseas cumplir esta tradición, puede resultar beneficiosa también energéticamente. Con la misma intención puedes decorar tu casa con flores rojas, naranjas o rosas, que aportarán una buena dosis de energía positiva.

   Otra tradición típicamente china para celebrar el Año Nuevo consiste en lanzar petardos y fuegos artificiales. Es algo que en Occidente también se hace y el sentido es alejar a los malos espíritus, ahuyentar todo lo malo que aconteció en el año que termina. Es algo así como una limpieza energética a base de ruido. Por el mismo motivo en algunos lugares hacen sonar caceroladas.

   En China la última cena del año suele consistir en pescado, como símbolo de riqueza para el año entrante, aunque es algo que a nosotros puede dejarnos indiferentes. El menú en tu casa dependerá en gran medida de tus gustos y de la región en la que vivas. Eso sí, siempre recomiendo que la última cena del año, y la primera comida del año siguiente, sean auténticas celebraciones, con una mesa bien decorada, velas, buena comida y buena bebida. Rodeándonos de estos elementos festivos, de celebración y con un cierto toque de lujo estaremos llamando simbólicamente a la riqueza a instalarse con nosotros. También puedes optar por elegir el color oro, símbolo de abundancia y prosperidad. Siempre será bienvenida ¿no?

Practica el agradecimiento


2010
12.26

    Ya sé que estos días son los más propensos a establecer metas y pedir deseos. Y eso está realmente bien. No dejes de hacerlo. Es el primer paso para empezar a caminar por el camino del éxito. Sin embargo, muchas veces los deseos vienen acompañados por un deje de ansiedad, de sensación de fracaso o de frustración y rabia. ¿Quién no ha comprado un billete de lotería con tanta esperanza como sentimientos negativos acerca de su suerte, su trabajo y su situación personal?

   Cuando pedimos un deseo ponemos una dosis de esperanza en ello. Pero también ponemos, sin darnos cuenta, otra dosis de todos esos sentimientos negativos que nos recuerdan todo lo que aún no tenemos, lo que no hemos conseguido y lo que nos falta. Es típico y déjame decirte que fatal.

   Por eso hoy quiero compartir contigo una reflexión sobre el agradecimiento. Ya sé que pensarás que eso ya lo has oído antes y te parece casi una tontería. Pero te diré que el cerebro humano tiene una curiosa característica que nos puede resultar muy útil: es incapaz de centrarse al mismo tiempo en lo negativo y en lo positivo. Así que si queremos enfocar nuestra mente en cosas positivas, agradecer lo que tenemos será un excelente comienzo.

   Imagino que tu primera reacción instintiva es decir que no hay mucho que agradecer. Te equivocas. Las personas más afortunadas tendemos a dar por hechas cosas que no están al alcance más que de una minoría (hablando en términos planetarios). ¿Acaso no vives en un país sin guerras, con democracia, con libertades, con sistemas de salud y de educación? ¿Acaso no sabes leer, escribir y hacer cuentas? Millones de personas en el mundo carecen de esos lujos por una simple cuestión geográfica: nacieron en el país equivocado.

   Mira a tu alrededor. Estás rodead@ de toda clase de comodidades, de personas que te quieren, de lugares hermosos y de una oferta cultural y artística que puede enriquecer tu espíritu. Así que, ya sabes, agradece en tu interior todas las maravillas que te rodean, la música, la poesía, los amigos, las risas, los niños, la naturaleza, tu familia… y tantas y tantas cosas que sería infinito hacer una lista.

   Mientras estés enfocado en todo eso desterrarás de tu mente la rabia, el sentimiento de escasez, de fracaso y toda la negatividad que a menudo nos invade. Déjalo fuera. No lo mereces. Empieza el año con buen pie. Llénate de energía positiva y comprobarás que a tu alrededor la gente y la vida empiezan a sonreír.

Decoración navideña y Feng Shui


2010
12.16

   ¿Has colocado ya el árbol de Navidad? ¿Está tu casa llena de lucecitas, de velas rojas, de Papa Noeles y toda clase de objetos que celebran la Navidad? En estas fechas de finales de diciembre se acumula una de las energías más propicias del año y mentalmente nos preparamos también para un “momento importante”: dejar atrás un período de nuestra vida y dar la bienvenida a otro, que esperamos que sea mejor.

   La Navidad en sí, como rito cristiano, no tiene nada que ver con el Feng Shui, pero como suele ocurrir, lo mismo aquí (en Occidente) como allá (en China) es en lo más profundo del invierno (en el hemisferio norte) cuando se celebra este tránsito de lo viejo hacia lo nuevo.

   Nuestras celebraciones, además, están plagadas de costumbres, unas de origen religioso y otras comerciales, que implican un uso muy activo de los cinco elementos (colores, formas, movimiento, luces…) y es ahí donde sí podemos establecer un paralelismo claro entre Navidad y Feng Shui.

   ¿Y qué tiene que decir el Feng Shui sobre nuestras costumbres? Bueno, una de las cuestiones más claras es el uso del color. En Feng Shui hay algunas combinaciones de colores que se consideran auspiciosas por sí solas. Y, casualmente (¿crees en las casualidades?) son algunas de las más típicas que usamos en Navidad.

   El rojo vivo con el que tradicionalmente vestimos a Papá Noel o Santa Claus es para el Feng Shui un color puramente Yang, es decir, lleno de energía de crecimiento. Es el color que representa los comienzos (como la sangre en el nacimiento) y se considera muy propicio, especialmente situado al Sur, aunque también en el Suroeste, el Noreste y el centro de la casa. El rojo es, además, un color capaz de revitalizar un área de la casa que se encuentre “apagada”, con energía estancada. No resulta conveniente situado en el Este y el Sureste.

   Rojo y dorado es una combinación clásica navideña, que además de la energía revitalizante del alegre rojo nos aporta la riqueza del oro. Al utilizar el rojo y el dorado combinados estamos invitando a la prosperidad a entrar en nuestra casa. A pesar de ser tan evocadora y propicia, esta combinación  no resulta adecuada para los sectores de nuestra casa de energía Madera, como el Este y el Sureste. Mejor al Sur, Suroest, centro de la casa, Oeste y Noroeste.

   Rojo y verde son sin duda los colores más clásicos que identifican la Navidad. ¿Qué tal un arbol verde adornado con bolas rojas? Simbólicamente, esa madera (el arbol) está alimentando al rojo (Fuego), lo que incrementa su fuerza y su poder. El rojo, de nuevo, está haciendo también referencia al fin de una etapa y el comienzo de otra. El verde, entonces, habla de una etapa de crecimiento, de progreso.

    Una buena idea para estas fechas es colocar en el exterior de la puerta principal de nuestra casa un adorno en cualquiera de estos colores que atraiga una buena cantidad de próspera energía Chi a nuestro hogar.

Chimeneas, un problema para el Feng Shui


2010
12.11

   La chimenea es uno de esos típicos elementos que a casi todo el mundo le gustan y, en cambio, para el Feng Shui, no deja de ser problemático. Ahora que comienza el invierno (en el hemisferio norte) y se acercan las Navidades, es el momento típico en que encendemos la chimenea. En las casas de campo, en los apartamentos o en las elegantes villas, contar con una chimenea en el salón o en el dormitorio se considera un lujo.

    Pero, ojo, la chimenea presenta dos problemas para el Feng Shui. Uno es que constituye un largo y estrecho tubo por el que se escapa la energía que entra en nuestra casa por la puerta y las ventanas, dejando la vivienda sin nutrición energética. El otro es que su elemento es el Fuego y “quemará” la energía del lugar donde se encuentre.

    Para poner freno al primero de estos problemas tendremos que colocar una buena pantalla ante el vano de la chimenea y dejarla de forma permanente mientras ésta no sea utilizada.

    Para amortiguar el efecto del segundo hay varias opciones.

    La chimenea es particularmente peligrosa cuando se aloja en el área de la salud y la familia, es decir, en el Este de la casa. Si está allí, que es un lugar de energía de Madera, el fuego hará dos cosas: “quemará” la energía de Madera hasta consumirla y, en consecuencia, provocará escasez de energía vital en un área fundamental: la salud. Esta situación puede provocar sensación de agotamiento a los miembros de la familia más sensibles.

    El remedio, claro, es encenderla poco o nada, eliminar de la zona cualquier otro objeto que recuerde al Fuego (velas, lámparas de luz potente, objetos rojos o naranjas, incienso, cosas de forma triangular, candelabros…), eliminar también cualquier cosa metálica, blanca, gris o redonda (el metal también destruye la Madera) y, en su lugar, aportar energía de Agua y de Madera (plantas, flores, estampados vegetales, una fuente, cuadros de temática marinera o de jardines, etc)

    Idéntico remedio aplicaremos si nuestra chimenea se encuentra en la zona Sureste de nuestra casa, pues es el área de la riqueza y no deseamos que ésta acabe carbonizada, ¿verdad? 

   Tampoco es conveniente tener una chimenea justo enfrente de la puerta de entrada principal, porque el Chi que penetra en la vivienda se “escapará” por ella antes de poder distribuirse por toda la casa. El remedio es colocar una pantalla en la chimenea y algún obstáculo entre ésta y la puerta, como un mueble, una alfombra, una escultura, una planta, un biombo o unas cortinas.

    No es adecuada una chimenea ocupando el centro de la casa, que representa a la familia y al espíritu del hogar. Puede desactivar su energía destructora con plantas y flores, además de elementos de Agua.

    Lo mismo puede decirse del dormitorio, donde el fuego ardiendo aporta una vibrante energía Yang muy perjudicial en el lugar que destinamos al reposo y la recuperación y donde debe predominar el ambiente Yin. A efectos decorativos, puede resultar muy romántico y elegante, pero mejor será no utilizarla.

Las “estrellas voladoras” de este mes


2010
12.08

   Si en el post anterior (léelo, si no lo has hecho todavía) hablábamos del calendario tradicional chino para el mes de la Rata de Tierra, aquí voy a repasar cómo se comportarán este mes las “estrellas voladoras”, es decir, la energía que se mueve constantemente a tu alrededor y determina la “suerte” de cada rincón de tu casa. 

   Ya sabes que cualquier espacio (casa, oficina, jardín) se divide en 9 partes iguales para la práctica del Feng Shui. Estas 9 divisiones corresponden a las 8 direcciones principales de la brújula (norte, sur, este, oeste, noreste, noroeste, sureste y suroeste) a las que añadimos el centro de la vivienda.

   El llamado “mapa de las estrellas voladoras” de tu casa queda establecido por la orientación del edificio y por la fecha en la que se construyó. Y ese es el mapa que debes estudiar cuando desees saber qué energías “viven” contigo en tu hogar.

   Sin embargo, la energía se mueve constantemente y cada año “visitan” tu casa una serie de energías y lo mismo ocurre cada mes. Incluso cada día y cada hora, pero esos cambios son tan sutiles que no vale la pena estudiarlos.

   Lo que sí podemos hacer es examinar las “estrellas voladoras” que nos visitan cada mes para saber qué sectores de nuestra casa son más benéficos a la hora de realizar unas actividades u otras. También nos sirve para localizar los posibles focos de conflicto, enfermedad o problemas de todo tipo. Si evitamos estas zonas de la casa afectadas por energías negativas tendremos mucho ganado ¿no crees?

   Así que vamos con el análisis para este mes de la Rata de Tierra, que va desde el 7 de diciembre hasta el 4 de enero próximo. Recuerda que las estrellas más benéficas son la 1, la 6 y la 8. Las nefastas son la 2 y la 5. La 3, la 4 y la 7 son más bien neutrales, aunque dependen de las combinaciones. Y la 9 tiende a incrementar el efecto de las demás.

   Habrá 3 sectores favorables este mes:

   El Este se presenta magnífico, porque la estrella 8 mensual visista a la 6 anual. Esta zona de la casa (localízala con una buena brújula) será excelente durante este mes para trabajar y tomar decisiones que traerán prosperidad. Si queremos potenciar aún más esta buena energía podemos añadir sutilmente algo de elemento Fuego (unas velas, algo rojo, incienso…)

   El Centro de la vivienda también tendrá excelente energía, porque la estrella mensual 1 visita a la anual 8.

   En el Norte se da una combinación buena porque encontramos a la estrella mensual 6 visitando a la anual 4. 

   Tendremos en cambio varios sectores problemáticos.

   En el Suroeste aparecen las estrellas 7 mensual junto a la 5 anual, presagio de pleitos, problemas y retrasos. No es conveniente trabajar en esta zona. Podemos rebajar un poco la tensión añadiendo algún elemento de Agua combinado con Metal.

   El Noroeste tampoco viene bien, porque la estrella mensual es la 2, que visita a la 9 anual, lo que intensifica la energía de enfermedad, particularmente para las mujeres de la casa. Deberemos añadir Metal.  

   En el Noreste encontraremos también energía de conflicto por la presencia de la estrella 2 anual a la que visita la estrella 4 mensual. El remedio es añadir Metal.

   El Sur presenta este mes energía de pleitos, enfermedad y discusiones. La estrella mensual 5 visita a la 3 anual. Añadamos también Metal.

   El Oeste nos presagia conflictos, discusiones, chismes e incluso pérdida de dinero por la llegada de la estrella 3 mensual visitando a la estrella 1 anual. Para quitarle fuerza a la estrella 3 podemos añadir algo de energía de Fuego (velas, incienso, algo rojo).

  Finalmente, el Sureste contará con una energía entre neutral y negativa, por la visita de la estrella 9 mensual a la estrella 7 anual. Si queremos apaciguar a la estrella 9 deberemos agregar algo de elemento Agua en esta zona.

12 y 24 de diciembre, los mejores días


2010
12.08

   Aunque a mí se me ha pasado volando, ya hemos entrado en otro mes del calendario chino. Ayer, martes 7 de diciembre, dio comienzo el mes de la Rata de Tierra (que ellos llaman Wu Tzu), que terminará el 4 de enero de 2011. No parece que vaya a ser un mes muy prometedor. Examinemos las fechas para hacernos una idea de cómo se presentan estos próximos 28 días.

   Como sabes el calendario tradicional chino marca cada jornada con una especie de presagio. Así, hay días favorables para los negocios, otros perfectos para comprar o vender propiedades, hay jornadas problemáticas y otras, directamente negativas. Por eso conviene tener en cuenta el pronóstico antes de organizar nuestra agenda. Ojo, no vayas a condicionar tu vida a algo tan “general” como el calendario chino. Aquí hablamos de energías y está claro que no todas nos afectan a todos por igual. Pero, por si acaso…

   Solamente habrá dos días completamente felices durante este mes: serán el domingo 12 y el viernes 24, así que podemos confiar en pasar una excelente Nochebuena.

   En cambio tendremos 5 días completamente negativos: el viernes 10, el miércoles 15, el miércoles 22, el lunes 27 de diciembre y el lunes 3 de enero.

   Asimismo, vienen marcados con el presagio de “problemas” los siguientes días: el jueves 16 y el martes 28.

   Si estás en tratos para comprar o vender propiedades, los días más favorables serán el viernes 17 y el miércoles 29 de diciembre.

   Si tomamos en cuenta la tradición occidental que se relaciona con las fases de la Luna, veremos que ésta estará nueva hasta el domingo 12, empezará entonces el ciclo Creciente (positivo para todo lo que queremos que vaya a más, que crezca), permanecerá Llena durante la siguiente semana, hasta el lunes 27 y ahí empezará a decrecer, período en el que las energías se contraen y menguan, positivo pues para todo aquello que deseamos que vaya a menos, que tienda a desaparecer (como una enfermedad, una relación conflictiva, etc)