Archive for diciembre 29th, 2010

Prepara tu casa para en Año Nuevo


2010
12.29

   Muchos de mis lectores me están pidiendo rituales o consejos para pasar mejor la última noche del año y, sobre todo, para empezar con buen pie 2011. Les diré que en realidad el Feng Shui dispone de todo un arsenal para el traspaso del año, pero se aplican con motivo del Año Nuevo chino, que este año cae el 4 de febrero, así que todavía falta un rato.

   De cualquier forma, intentaré aportar algo que pueda ser de utilidad. Como norma básica y es algo que contempla no sólo el Feng Shui, sino muchas culturas tradicionales, se puede recomendar hacer una buena limpieza energética de la casa para prepararla a recibir las nuevas energías de 2011. Lo ideal es hacer una clásica limpieza general y después un saneamiento energético a través de incienso, sonido o agua. Como sabes, las recetas más prácticas están detalladamente explicadas en mi e-book “Renueve la energía de su hogar”, que puedes conseguir (si no lo tienes ya) de forma gratuita en esta misma página web.

   Otra de las tradiciones que se suelen asociar a la Nochevieja es la costumbre de llevar ropa interior roja. No es mala idea, porque el rojo es el color más yang que existe, portador de excelente energía, poderosa y renovadora. Así que si deseas cumplir esta tradición, puede resultar beneficiosa también energéticamente. Con la misma intención puedes decorar tu casa con flores rojas, naranjas o rosas, que aportarán una buena dosis de energía positiva.

   Otra tradición típicamente china para celebrar el Año Nuevo consiste en lanzar petardos y fuegos artificiales. Es algo que en Occidente también se hace y el sentido es alejar a los malos espíritus, ahuyentar todo lo malo que aconteció en el año que termina. Es algo así como una limpieza energética a base de ruido. Por el mismo motivo en algunos lugares hacen sonar caceroladas.

   En China la última cena del año suele consistir en pescado, como símbolo de riqueza para el año entrante, aunque es algo que a nosotros puede dejarnos indiferentes. El menú en tu casa dependerá en gran medida de tus gustos y de la región en la que vivas. Eso sí, siempre recomiendo que la última cena del año, y la primera comida del año siguiente, sean auténticas celebraciones, con una mesa bien decorada, velas, buena comida y buena bebida. Rodeándonos de estos elementos festivos, de celebración y con un cierto toque de lujo estaremos llamando simbólicamente a la riqueza a instalarse con nosotros. También puedes optar por elegir el color oro, símbolo de abundancia y prosperidad. Siempre será bienvenida ¿no?