Archive for mayo 14th, 2011

¿Te favorece tu puerta de entrada?


2011
05.14

feng shui facil   Todos sabemos de la importancia que el Feng Shui le da a la puerta de entrada, porque es por ahí por donde llega a nuestra casa la energía Chi. Por eso resulta crucial observar la puerta principal para determinar si es favorable o no a nuestras aspiraciones. Hoy te propongo comprobar si tu energía personal es compatible con la de tu puerta de entrada o no y cómo corregirlo.

   Lo primero que necesitas es conocer tu número Kua. Si no lo sabes, debes seguir estas instrucciones:

  • Suma los cuatro dígitos de tu año de nacimiento. Si naciste entre el 1 de enero y el 4 de febrero, utiliza el año anterior. Por ejemplo 1978 será 1+ 9 + 7 + 8 = 25
  • Reduce la cifra resultante a un solo dígito sumando de nuevo los números (en el ejemplo anterior teníamos 25; 2+ 5 = 7)
  • Si eres un hombre deberás restar de 11 el número resultante (en el ejemplo anterior, debes restar 11 – 7 = 4)
  • Si la cifra obtenida tiene un solo dígito, ése será tu número Kua
  • Si la cifra obtenida tiene más de un dígito, vuelve a sumar hasta conseguir un número único. Por ejemplo 17; 1 + 7 = 8
  • Si eres una mujer, tendrás que sumar 4 al número resultante (en el ejemplo anterior, debes sumar 4 + 7 = 11)
  • Si la cifra obtenida tiene un solo dígito, ese será tu número Kua
  • Si la cifra obtenida tiene más de un dígito, vuelve a sumar hasta conseguir un número único (en el ejemplo anterior teníamos 11; 1 + 1 = 2)
  • Si el resultado obtenido es un 5, deberás convertirlo en un 2 si eres hombre y en un 8 si eres mujer.

   Ahora que conoces tu número Kua debes averiguar hacia qué dirección mira tu puerta principal. Debes hacerlo utilizando una brújula y mirando la puerta desde dentro hacia afuera. A continuación consulta esta tabla para saber si tu número Kua es compatible con la orientación de tu puerta de entrada.

  • Kua 1: compatible con norte-este-oeste-sureste-noroeste
  • Kua 2 y Kua 8: compatible con suroeste-sur-oeste-noreste-noroeste
  • Kua 3 y Kua 4: compatible con este-norte-sur-sureste
  • Kua 6 y Kua 7: compatible con noroeste-norte-oeste-noreste-suroeste
  • Kua 9: compatible con sur-este-noreste-sureste-suroeste 

   ¿Qué ocurre si compruebas que la puerta principal de tu casa y tú no sois compatibles? Es probable que la energía dominante de tu casa no te ayude a conseguir todo aquello que deseas. Puedes encontrar obstáculos, retrasos e inconvenientes a la hora de poner en marcha tus proyectos.

   Pero no te preocupes, esto también tiene solución. La idea es transformar tu puerta de entrada y la manera más fácil de hacerlo es pintarla. Pero no sirve cualquier color. Aquí deberás aplicar el color exacto que transforme tu puerta en una puerta compatible con tu número Kua y, por tanto, con tu energía personal y tus aspiraciones en la vida. Para saber cuál es el color especcífico para ti, sigue esta tabla:

  • Kua 1: puerta orientada al noreste o al suroeste: color BLANCO
  • Kua 1: puerta orientada al sur: color  VERDE O AZUL
  • Kua 2: puerta orientada al norte: color BLANCO
  • Kua 2: puerta orientada al este o al sureste; color ROJO
  • Kua 3: puerta orientada al noreste o al suroeste: color ROJO
  • Kua 3: puerta orientada al oeste o al noroeste: color NEGRO O AZUL
  • Kua 4: puerta orientada al noreste o al suroeste: color ROJO
  • Kua 4: puerta orientada al oeste o al noroeste: color NEGRO O AZUL
  • Kua 6: puerta orientada al este o al sureste: color NEGRO O AZUL
  • Kua 6: puerta orientada al sur: color AMARILLO
  • Kua 7: puerta orientada al al este o al sureste: color NEGRO O AZUL
  • Kua 7: puerta orientada al sur: color AMARILLO
  • Kua 8: puerta orientada al norte: color BLANCO
  • Kua 8: puerta orientada al este o al sureste: color ROJO
  • Kua 9: puerta orientada al norte: color VERDE O AZUL
  • Kua 9: puerta orientada al oeste o al noroeste: color AMARILLO  

   A la mayoría de las personas algunos colores, como el amarillo o el rojo, les resultan demasiado llamativos para una puerta de entrada. De ser éste tu caso, te diré que también puedes utilizar las versiones más apagadas de estos colores, como el beige en el caso del amarillo o el marrón rojizo en el caso del rojo.

   Si pintar por completo la puerta de tu casa está fuera de tus posibilidades, puedes probar a pintar sólo la parte interior y si esto también te parece demasiado radical, haz la prueba de forrar la parte interior de la puerta un gran papel, una tela o una cartulina del color propuesto. Déjalo así alrededor de un mes y verifica si notas algún camb io.