Archive for junio, 2011

¿Aprovechar lo bueno o evitar lo malo?


2011
06.26

   En la práctica del Feng Shui es habitual recibir consejos que nos recomiendan aprovechar nuestras mejores energías y otros que nos indican cómo evitar las influencias negativas. Muchas veces, en la vida real, es imposible hacer las dos cosas (por cuestiones de espacio, ubicación de muebles, orientación o forma de la casa), así que nos preguntamos qué es preferible: ¿aprovechar lo bueno o limitarnos a evitar lo malo?

   Lo ideal sería poder analizar cada casa, una por una, y a cada uno de sus habitantes para poder ofrecer una respuesta óptima y personalizada para cada persona. Pero en el espacio limitado de un Blog estamos obligados a generalizar. Así que mi recomendación es que primero evitemos lo negativo y después, si se puede, aprovechemos lo positivo.

   Voy a poner un ejemplo comparando el Feng  Shui con la alimentación. Imaginemos que eres alérgico al marisco (por ejemplo) y el médico te recomienda que evites comer este tipo de alimentos por las consecuencias negativas para tu salud que podrían tener. Pero al mismo tiempo te aconseja que comas mucha fruta, porque necesitas vitaminas. Es evidente que lo ideal sería hacer las dos cosas y seguir estrictamente los dos consejos: evitar el marisco y aprovechar las vitaminas de la fruta. Porque si te limitas a seguir uno sólo de los consejos te quedas a medias. Y en ese caso ¿qué es preferible? ¿evitar lo negativo o aprovechar lo positivo? Está claro que lo más importante es primero evitar lo negativo. Si sigues comiendo marisco te enfermarás, aunque al mismo tiempo estés comiendo mucha fruta. En cambio, si dejas de comer marisco evitarás la enfermedad, aunque tu salud no será óptima si no comes fruta.

   Es sólo un símil, pero creo que sirve para ilustrar cuáles pueden ser las consecuencias de seguir un consejo y no el otro. En el Feng Shui primero debemos localizar los “puntos negros” energéticos de nuestra casa. Suelen ser las “flechas envenenadas” que nos apuntan directamente mientras dormimos, comemos o trabajamos; las fugas de agua; los desperfectos o cosas rotas que nos rodean; los símbolos, colores o formas que nos resultan agresivas o desagradables; los focos de suciedad, amontonamiento y trastos viejos, inútiles o rotos; los rincones oscuros; los pasillos excesivamente largos; los techos inclinados; las escaleras demasiado empinadas;  la falta de luz y de ventilación…

   Fijémonos en la sala de estar de la imagen que ilustra este Post. Sin duda es una estancia agradable y bien decorada. Resulta atractiva y acogedora. Pero… ¿no es demasiado grande, alto y pesado el armario? ¿No están recibiendo las personas que se sientan en ese sofá la energía negativa que emite esa forma puntiaguda del techo? ¿No contribuye la barandilla de la escalera a producir más energía negativa? En Feng Shui debemos fijarnos en todos los detalles, aunque a primera vista una habitación nos parezca agradable y llena de luz y armonía. 

   Aunque no sea la tarea más ilusionante, es preciso empezar por solucionar todos esos problemas energéticos que detectamos a nuestro alrededor.  Busquemos también cuáles son nuestras direcciones favorables y desfavorables para saber si nuestra cama, el sofá y nuestro escritorio están correctamente colocados.

   Si solamente hiciéramos esto, solucionar todo lo que está mal en nuestra casa o lugar de trabajo, ya tendríamos una magnífica respuesta, porque dejaríamos de estar expuestos a la constante influencia de la energía negativa que ahora mismo nos ataca día tras día sin que apenas nos demos cuenta.

   Luego, por supuesto, sería perfecto atender al aprovechamiento de nuestras mejores direcciones, colores más afines, formas adecuadas, y cualquier elemento que nos ayude a mejorar la energía que nos rodea.

   Al nivel más avanzado, podríamos encargar un estudio personalizado de Feng Shui a un profesional para que determinara exactamente el mapa de las “estrellas voladoras” de nuestra casa, porque ahí se encuentra la clave de la mayoría de los problemas que podamos tener (o al menos de los más graves). Pero eso es trabajo para un experto que sólo puede hacerse a nivel individual. Y no resulta barato.

La energía de la luz


2011
06.15

 Amy Michelena   Dentro de unos días se celebra en el hemisferio norte el solsticio de verano (21 de junio), una fecha que señala el día más largo del año y que ha sido celebrada desde hace siglos con carácter ritual. ¿Qué se celebra exactamente? El triunfo de la luz, el hecho de haber superado el largo invierno, cuando en la Antigüedad peligraba la vida por falta de calor y de alimento. Con la explosión de luz del verano se producía también una explosión de vida en forma de cosechas, frutos y nacimiento de animales, lo que garantizaba la supervivencia. En esas circunstancias, la llegada del solsticio de verano significaba el triunfo de la vida.

   Hoy en día el mundo moderno nos garantiza la supervivencia independientemente de que sea invierno o verano, haga frío o calor. Sin embargo, en nuestra estructura física y mental todos nosotros seguimos siendo hombres del Paleolítico. Es decir, mantenemos intactos los recursos que en aquella época nos permitieron sobrevivir como especie. Sensaciones como el hambre, el frío, el miedo, el enamoramiento o el deseo sexual no son más que manifestaciones de esa prehistórica necesidad de sobrevivir.

   Por eso, aunque ni siquiera nos demos cuenta, nuestro cuerpo y nuestra mente subconsciente también celebran la llegada del solsticio de verano porque esta fecha inaugura la temporada en la que más luz recibimos cada día y eso representa un alimento energético extra para el ser humano. Para los habitantes del hemiferio sur, en esta fecha ocurre todo lo contrario: el cuerpo se prepara para el invierno, cuando más escasean la luz y la energía.

   En el Feng Shui, la luz, el sonido y el agua son las formas de energía más básicas, simplemente porque somos capaces de detectarlas a través de los sentidos. Existen muchas otras formas de energía más sutiles que pasan desapercibidas ante nuestros sentidos, pero que igualmente nos influyen, aunque de forma invisible e imperceptible.

Amy Michelena    Usemos la luz para aportar vida a nuestra casa. ¿Tienes rincones o habitaciones oscuras? Habrás notado que cuando permaneces mucho tiempo allí tu estado de ánimo tiende a decaer. Introduce más iluminación y se obrará el milagro. Pero ojo, en cuestión de iluminación, también unas lámparas tienen unas características diferentes de las otras.

   Por ejemplo, las lámparas tradicionales de los dormitorios, que vierten el haz del luz hacia abajo, son indicadas para relajarse y adormecerse. En cambio, las lámparas que proyectan la luz hacia arriba tienen la capacidad de elevar también nuestro espíritu y nuestro humor. Las lámparas de luz fluorescente se consideran poco adecuadas en el Feng Shui, porque solamente emiten una parte de los rayos lumínicos y eso puede producir cansancio. Por contra, las lámparas que tienen cristales y brillan se consideran muy positivas, porque multiplican el efecto de la luz.

Amy Michelena    Elige las lámparas de tu casa siguiendo tus gustos decorativos y tus necesidades, pero ten en cuenta que añadir más luz siempre incrementa el nivel de energía y que el tipo de luz que emite cada tipo de lámpara tendrá unos efectos u otros. Si deseas un poco de relajación y de tranquilidad, gradúa la luz para que no deslumbre y rodéate de lámparas que emiten la luz hacia abajo, y si lo que quieres es animarte y realizar actividades sociales o que requieren mucha energía, usa lámparas que lanzan la luz hacia arriba.

La cama perfecta para ti


2011
06.09

   El dormitorio es una de las habitaciones que más tenemos que cuidar desde el punto de vista del Feng Shui, porque en él nos pasamos la tercera parte de nuestra vida. Son muchas horas y durante todo ese tiempo, día tras día, vamos absorbiendo la energía que nos rodea en esa estancia. Por eso las distintas teorías del Feng Shui hacen decenas de recomendaciones sobre los dormitorios.

   En un dormitorio no sólo dedicamos cerca de ocho horas diarias a reponer fuerzas y a descansar, es también el lugar que ocupamos cuando estamos enfermos y, además, el escenario para nuestros momentos de amor y pasión. Combinar todo ello puede resultar a veces difícil.

   Hoy quiero ofreceros una curiosa teoría de Feng Shui que nos explica cómo elegir la cama perfecta. Dependerá del signo zodiacal de cada uno. Como sabes, el zodíaco chino otorga a cada uno un animal simbólico según su año de nacimiento. Dependiendo del elemento (agua, fuego, tierra, madera o metal) que rige cada signo, para unos será más favorable un tipo de cama u otro.

   Así que siguiendo estas teorías voy a comentar cómo será la cama más adecuada para cada signo. El problema será combinar dos signos contradictorios cuando dormimos en pareja. Veamos:

   -Los nacidos en el año de la Serpiente (1929-1941-1953-1965-1977-1989-2001) y los nacidos en el año del Caballo (1930-1942-1954-1966-1978-1990-2002) tienen el elemento Fuego como dominante, por lo que se recomienda que utilicen una cama construida en madera. Deben evitar la ropa de cama de colores azul o negro, puesto que estos tonos representan al elemento Agua, que vendría a “apagar” la energía del Fuego que predomina en las personas Serpiente y Caballo. 

   -Las personas nacidas en el año del Perro (1922-1934-1946-1958-1970-1982-1994-2006), las nacidas en el año del Dragón (1928-1940-1952-1964-1976-1988-2000), quienes nacieron en un año del Buey (1925-1937-1949-1961-1973-1985-1997-2009) y quienes nacieron en el año de la Cabra (1919-1931-1943-1955-1967-1979-1991-2003) comparten el elemento Tierra como predominante en su mapa energético particular, por lo que les resultan favorables las camas pintadas de rojo. También pueden servir las camas en rosa, anaranjado o sus tonos más suaves, como el salmón o el melocotón. Estas personas de elemento Tierra deben evitar dormir en camas realizadas en madera, porque el elemento Madera tiende a perjudicar al elemento Tierra y pueden sentir agotamiento.

   -Quienes nacieron en el año del Cerdo (1923-1935-1947-1959-1971-1983-1995-2007) y los nacidos en el año de la Rata (1924-1936-1948-1960-1972-1984-1996-2008) pertenecen al elemento Agua, por lo que se sienten cómodos y fortalecidos en una cama realizada en metal, generalmente latón o hierro. En cambio, deberán evitar el uso de ropa de cama de colores amarillos, beige o tierra, porque representan el elemento Tierra, que resulta perjudicial para el elemento Agua que predomina en ellos.

   -Las personas nacidas en el año del Tigre (1926-1938-1950-1962-1974-1986-1998-2010), así como quienes nacieron en el año del Conejo (1927-1939-1951-1963-1975-1987-1999-2011) comparten el elemento predominante Madera, por lo que les conviene dormir en una cama pintada o tapizada en azul o negro, pues así se introduce el elemento Agua que tan beneficioso les resulta. Por contra, deberán evitar dormir en camas de metal.

   -Finalmente, los nacidos en el año del Mono (1920-1932-1944-1956-1968-1980-1992-2004) y los nacidos en el año del Gallo (1921-1933-1945-1957-1969-1981-1993-2005) pertenecen al elemento Metal, de forma que la mejor cama para ellos es aquella que viene pintada o tapizada en blanco, aunque también puede usar camas pintadas en tonos amarillos, beige o tierras. Deben evitar el uso de ropa de cama roja, que podría hacerles sentir debilidad.

Estrellas voladoras para este mes – junio 2011


2011
06.06

   Como ya sabes (lee la entrada anterior), hoy estrenamos mes en el calendario chino. Y como siempre, el día de comienzo del mes ofrezco un resumen de las jornadas más favorables y más negativas de los próximos treinta días (en el Post anterior) y, también, un repaso al estado de las energías cambiantes que ocuparán durante las próximas semanas nuestra casa.

   Si nunca antes has oído hablar de las Estrellas Voladoras del Feng Shui, te diré que llamamos así a las energías que ocupan la casa temporalmente. Todas las casas tienen su propia configuración energética, que se establece en el momento en que se construye el edificio. Esas energías fijas que habitan en la casa son las que definen la calidad energética de nuestro hogar. Son, por así decirlo, las más importantes. Pero sólo es posible conocerlas realizando un estudio personalizado y exhaustivo de cada vivienda, porque todas son diferentes.

   Por eso en estos pequeños artículos sólo podemos abordar las energías temporales, que son las que “visitan” nuestra casa periódicamente y que sí pueden identificarse, porque son las mismas en todas las viviendas.

   En este grupo de las energías temporales (lo que llamamos Estrellas Voladoras o Estrellas Volantes) se encuentran las de carácter anual, que permanecen en las casas durante todo el año, y las Estrellas mensuales, que visitan la casa durante cuatro semanas.

   Lo más importante que debes saber acerca de las Estrellas Voladoras es que por sí solas tienen cierta influencia en nuestra vida (según dónde se coloquen en cada momento), pero tienen mucha  más influencia dependiendo de la relación entre ellas. Es decir, cuando una Estrella (energía) mensual se une a otra anual, la mezcla de estas dos será más poderosa que una sola.

   Otro detalle importante que debes tener en cuenta es que existen dos Estrellas particularmente negativas: la número 2 y la número 5 (en el gráfico vienen subrayadas), que son energías que traen enfermedad. Cada mes deberemos estar atentos a dónde se encuentran estas dos estrellas negativas, para tratar de debilitar su influencia, especialmente si en casa hay niños pequeños, personas delicadas de salud o ancianos.

   Vayamos pues a analizar cómo están las energías temporales de este mes del Caballo de Madera. Para identificar su influencia deberás tener una brújula, para saber en qué zona de tu casa tienen más fuerza. Recuerda que en los dormitorios es donde más daño pueden hacer, porque allí pasamos más horas que en ningún otro lugar. También influyen con más fuerza en el área donde se encuentra la puerta principal de la casa. 

   En el gráfico más arriba puedes ver, en cada recuadro a la izquierda, la Estrella Voladora del año, que permanece fija en ese lugar (cada orientación de la brújula está señalada) hasta enero próximo. A la derecha están señaladas las Estrellas Voladoras de este mes de junio.

   Presta especial atención a la peor combinación de todas este mes, la mezcla de las dos estrellas de la enfermedad, la 5 y la 2, en el Este de nuestra casa. ¿Qué podemos esperar de estas Estrellas? Agravamiento de las enfermedades ya existentes, aparición de otras nuevas, conflictos en las parejas, problemas en el trabajo… en fin, toda clase de calamidades. ¿Cómo evitarlo? Lo ideal es permanecer poco tiempo en el Este de nuestra casa. Si allí tienes el dormitorio, intenta trasladarte a dormir a otro lugar durante estos días, especialmente si tienes problemas de salud. No encendamos en el Este velas, incienso, no pongamos música ni bailemos allí, es preferible evitar el exceso de movimiento, porque esa energía dinámica activaría a las Estrellas negativas.

  • -Norte: encontramos aquí este año la Estrella anual 3 que se combina con la visita mensual de la Estrella 9. Augura acontecimientos felices, especialmente relacionados con la carrera profesional y quizá la ganancia de dinero. También puede ayudar en las relaciones personales. Evitar encender velas, incienso o cualquier tipo de fuego en el norte durante este mes, pues podría darse riesgo de incendio.
  • -Noreste: en este sector encontramos la Estrella anual 1 combinada con la mensual 7, lo que puede ayudar a conseguir algunos logros personales, también quizá en el ámbito de los estudios. Sin embargo, conviene reforzar un poco la energía del agua a través del color azul y objetos de formas onduladas, así como cuadros que representen escenas con agua. Evitaremos así las posibles consecuencias negativas de esta combinación de estrellas.
  • -Noroeste: en esta zona tenemos a la benéfica Estrella 8 durante todo el año, pero este mes la visita la Estrella 5, que es la más negativa, por lo que los buenos augurios se ven debilitados. Podemos utilizar algunas cosas de elemento Metal para debilitar la fuerza de la Estrella 5. Usemos el color blanco, los objetos de metal o de forma redonda o esférica. Colocar cosas doradas o plateadas también será positivo.
  • -Este: como ya he comentado antes, ésta será la zona más conflictiva de nuestra casa durante todo el año, pero especialmente este próximo mes. Así que debemos tener cuidado. No usar esta habitación a menos que sea imprescindible. No hacer ruido allí, obras ni movimientos. Si la dejamos sin usar no nos hará daño. Pero si tenemos que usarla por necesidad, podemos realizar algunas curas que intenten frenar la pésima influencia de estas dos Estrellas juntas. Necesitamos energía de Metal aquí. Lo lograremos a través del color blanco, gris, del color oro o plata; con objetos de forma esférica o redonda, con cosas realizadas en cualquier metal (hierro, cobre, latón, aluminio, acero…), con relojes de péndulo o móviles de metal. Otra cosa que debemos evitar es cualquier energía de Fuego aquí: no encendamos velas ni incienso ni chimeneas, saquemos de aquí las cosas de color rojo, naranja y rosa y los objetos realizados con materiales de origen animal (carey, cuero, hueso, piel, seda…) De cualquier forma, lo mejor es evitar este lugar.
  • -Sureste: encontramos aquí la combinación 6-3, que tampoco resulta favorable. Puede propiciar accidentes o problemas de salud en las piernas. También habla de posibles problemas legales. Así que armonizaremos añadiendo algo de elemento Metal (color blanco o gris, formas redondas o esféricas y objetos de metal o metalizados).
  • -Suroeste: aquí estarán durante este mes combinadas las energías de las Estrellas 1 y 4, que traen una excelente mezcla propicia para el romance y los éxitos en lo académico y en actividades relacionadas con el arte y la literatura. También se dice que es una orientación favorable si estás buscando un embarazo. Ayudemos a estas estrellas aportando algo de energía de Agua, que les alimentará: lo conseguiremos con el color azul y negro, las formas onduladas o con cuadros o fotos que representen escenas marineras o de ríos, lagos o fuentes, así como los abstractos de formas onduladas y en tonos azules.
  • -Sur: durante todo el año tenemos a la maléfica Estrella 2 en el Sur, aunque este mes le visita la Estrella 8, la más favorable de todas, lo que debilita la mala influencia de la Estrella 2. Así que podemos esperar ganancias económicas, éxitos especialmente relacionados con los bienes raíces, algún suceso que refuerce nuestro buen nombre o reputación. Para  aumentar estas excelentes posibilidades deberemos retirar del Sur los objetos de energía de Fuego (cosas de color rojo, naranja o rosa, objetos de forma triangular, y cosas realizadas con materiales de origen animal, así como cuadros o fotos que representen animales o personas o bien amaneceres o atardeceres). Coloquemos asimismo algunas cosas con energía de Metal (colores blanco, gris, oro o plata, objetos de metal, relojes y aparatos electrónicos).
  • -Oeste: ojo si tienes problemas de salud relacionados con la presión arterial elevada, dolores de cabeza o problemas pulmonares, porque en este sector tienden a aumentar durante este mes. La combinación de estrellas 9 y 6 puede activar las ganancias económicas, pero también acarrea este tipo de problemas de salud, especialmente para el padre de familia (también para los hombres mayores), que puede sufrir también enfrentamientos con sus hijos. Para apaciguarlo, evitar aquí el exceso de plantas, de cosas de energía de Fuego y colocar, en su lugar, piedras o cuarzo.
  • -Centro de la casa: tenemos aquí la combinación 7 y 4, que puede atraer la posibilidad de un romance, pero también el riesgo de infidelidad e incluso problemas con el embarazo. Para equilibrar las energías podemos aportar algo de elemento Agua en forma de colores azules o negro, objetos de formas onduladas o cuadros que representen agua.

Mejores y peores días de junio 2011


2011
06.06

Amy Michelena

   De nuevo estrenamos nuevo mes en el calendario chino, el mes del Caballo de Madera, que se prolongará desde el 6 de junio hasta el 6 de julio de 2011. Como es habitual en el calendario chino, el mes comienza en Luna nueva, por lo que la energía de estos primeros días será propicia para la planificación y preparación de todo aquello que queremos que salga adelante. A partir de este mismo jueves, 9 de junio, comenzará la Luna creciente, más propicia para el desarrollo de esos proyectos.

   El calendario tradicional chino, llamado Tong Shu, tiene la peculiaridad de que nos indica el tipo de energía que rige cada día del año, de forma que sabremos qué clase de actividades serán más propicias un día y otro. En la China tradicional, nadie toma decisiones importantes, como fijar la fecha de una boda, un funeral o una reunión de trabajo, sin consultar antes este calendario.

   Para nosotros, los occidentales, los detalladísimos datos que aporta este tipo de calendario nos resultan un poco complicados, así que nos limitaremos a señalar los días de energía más favorable en general y aquellos que es mejor evitar cuando tenemos cosas importantes que hacer. Para facilitar las cosas, en el calendario de este mes que ves más arriba he coloreado los días siguiendo este criterio:

  • -en verde aparecen los días más favorables a todo tipo de actividades
  • -en rojo aparecen los días negativos, que es mejor evitar en cosas importantes
  • -en blanco aparecen los días de energía neutral, que pueden utilizarse libremente

   Como ves, este mes del Caballo de Madera no parece a simple vista demasiado favorable, así que paciencia.  Abundan los días complicados y no son demasiados los días excelentes, pero sí señalaré específicamente como los mejores días del mes el jueves 16 y el martes 28 de junio, así que si tienes que elegir una fecha concreta para algo especialmente importante para ti, no lo dudes. Los días 12 y 24 de junio, así como el 6 de julio vienen señalados con la posibilidad de que aquello que emprendas ese día sufra retrasos, mientras que el 10 y el 22 de junio, además del 4 de julio aparece la posibilidad de sufrir un robo. Por último, las jornadas más negativas serán los días 14, 15, 26 y 27 de junio.