Archive for marzo 19th, 2012

Nueva temporada


2012
03.19

 

  Los que vivimos en el hemisferio norte estamos a punto de estrenar la primavera y quienes habitan en la otra zona del planeta se encaminan a paso firme hacia el otoño. En cualquier caso, es tiempo de cambios. Se nota en la atmósfera, en el clima e incluso en el comportamiento de animales, plantas y también, claro, seres humanos.

   La naturaleza sigue mandando, aunque la mayoría vivamos demasiado alejados de ella. Inmersos en grandes ciudades, desplazándonos de forma antinatural a grandes velocidades, cambiando los ritmos naturales del sueño, el hambre y el deseo, la mayoría de los seres humanos tratamos de dar la espalda a las pautas que marca la naturaleza y que son, en realidad, las del equilibrio y la armonía.

   Por eso recomiendo que tratemos de acercarnos un poco al mundo natural. A través de la alimentación, del contacto con animales y plantas, de paseos por el campo, el mar o la montaña… debemos aprovechar todas las oportunidades que tengamos de recuperar un poquito el ritmo natural.

   Estos días de cambio de estación son una buena oportunidad para adaptarse a estos cambios que vemos en el aire, en el clima y en los animales. También nuestro organismo experimenta esa misma transformación para prepararse para la nueva temporada, aunque muchas veces ni siquiera lo notamos porque vamos acelerados por el trabajo, el reloj y las obligaciones.

   Dediquemos unas horas o un fin de semana a este cambio de temporada. Salgamos fuera, a disfrutar de la naturaleza, mirémonos también hacia adentro para intentar sentir qué es lo que realmente deseamos. Comunicarse a nivel profundo con uno mismo no es fácil, pero hay que intentarlo. La recompensa es grande y está a nuestro alcance: puede suponer la diferencia entre una vida plena y feliz y otra vida ajetreada y poco satisfactoria.

   Recorramos de nuevo nuestra casa, pero esta vez lo haremos con ojos Feng Shui, despacio y dedicados a la observación: ¿vemos objetos que ya no nos gustan? ¡Fuera! ¿vemos rincones atiborrados, sucios, desordenados o caóticos? ¡Hay que organizarlo mejor! ¿vemos algo roto, un reloj parado, una puerta que chirría, una ventana que no cierra bien? ¡Es necesario arreglarlo!

   Si en alguna zona de la casa o en toda ella respiras una atmósfera que no te gusta, porque resulta opresiva, triste, cerrada, agobiante, espesa… es preciso realizar una limpieza energética que renueve por completo la energía de la casa. Como sabes, las mejores recetas para hacerlo las encuentras en mi ebook “Renueve la Energía de su Hogar“. Consíguelo aquí: Renueve la Energía de su Hogar

   Reserva un tiempo para ti mism@: dedícate simplemente a estar contigo mism@, a respirar, a pensar, a aclarar tus propias ideas. Después dedícate a tu casa: limpia, recoge, organiza, arregla, ordena y ventila todas las habitaciones. Deshazte de todo aquello que ya no necesitas, que no te gusta o que ya no te sirve. Vacía parte de tus armarios, haz sitio para nuevas experiencias, nuevas personas o nuevas emociones. La energía de la naturaleza está cambiando de signo y nosotros debemos hacer lo mismo.