Archive for febrero 7th, 2014

Las energías más negativas


2014
02.07

   Aunque con motivo de la llegada del nuevo año chino ya escribí un artículo con las recomendaciones de Feng Shui para los próximos doce meses, voy a insistir en algunos de los puntos más importantes. Puedes repasar el artículo siguiendo este enlace: http://fengshuifacil.com/blog/?p=1590

 Como sabes, suelo recomendar primero combatir las energías más negativas en nuestra casa para después intentar potenciar las más positivas. Esto es particularmente importante en el caso de que en nuestra casa vivan personas mayores o enfermas. Y también soy partidaria de hacer todas las mejoras posibles del Feng Shui de nuestra casa sin tener que salir corriendo a comprar objetos o símbolos “recomendados” por algún experto. La mayoría de las veces encontraremos los elementos necesarios en nuestra propia casa.

También sabes que las llamadas “estrellas voladoras” más negativas son las que conocemos con los números 2 y 5, porque son portadoras de enfermedad. Por supuesto, no se trata de verdaderas estrellas, ni de nada que tenga que ver con el firmamento. Son simplemente energías que se van moviendo por el espacio que nos rodea siguiendo un patrón determinado. Por eso los antiguos filósofos chinos las llamaron “estrellas”, porque, como éstas, se desplazan siempre siguiendo el mismo “camino”.

Así que hoy voy a darte algunas pautas para contener los posibles efectos negativos que estas energías puedan traer a nuestra casa a lo largo del año.  Las dos son energías que comparten el elemento Tierra, por lo que la forma tradicional de combatirlas según el Feng Shui es añadiendo energías del elemento Metal. Otra forma de quitarles fuerza a estas “estrellas” negativas es dejar de alimentarlas con energías del elemento Fuego.

¿Cómo se hace todo esto de una forma sencilla y práctica? Vayamos por partes. Antes que nada debemos insistir en que este año las estrellas 2 y 5 ocuparán las áreas Este y Noroeste de nuestras casas. Así que será necesario trabajar con la brújula para localizar en nuestro hogar qué habitaciones ocupan estas orientaciones. Si te resulta imposible usar una brújula, debes saber que el Sol sale cada mañana por el Este, así que ahí se encontrará este año la “estrella voladora” 2. El Norte es el lugar donde casi nunca da el Sol, donde se acumula la humedad y el frío, mientras que el Oeste es el punto contrario a la salida del Sol, es decir, donde se oculta al atardecer. Quizá así puedas hacerte una idea bastante aproximada de cuáles son las zonas de tu casa donde se encuentran el Este y el Noroeste.

Conozcamos ahora cómo son las estrellas 2 y 5. Son, como he dicho, energías de Tierra y suelen traer enfermedades. Las energías de Tierra se alimentan del Fuego y en cambio pierden fuerza con el Metal. Así que emplearemos estos dos elementos para conseguir menguar la influencia de las estrellas 2 y 5.

   Primer paso: Revisamos la habitación donde se encuentra el Este en nuestra casa y hagamos lo mismo con el rincón situado al Este de los dormitorios y el salón. ¿Hay aquí cosas que contengan la energía del elemento Fuego? Lo sabremos si hay objetos de color rojo (naranja o amarillo muy intenso), candelabros, velas, barritas de incienso, objetos triangulares, algún cuadro con tonos rojos o formas que recuerden a las llamas, imágenes de volcanes, hogueras, fogatas, amaneceres, puestas de sol… Recordemos que las representaciones (figuras, fotos, cuadros, dibujos…) de seres humanos y de animales también se consideran de elemento Fuego. Si es así, este año deberán irse a ocupar otro lugar de la casa.

   Segundo paso: Recorramos nuestra casa en busca de objetos que contienen el elemento Metal. ¿Dónde se encuentra? en todas las cosas fabricadas con hierro, latón, bronce, aluminio, estaño… cualquier metal, pero también en los objetos de forma redonda o esférica, en las cosas de color blanco, gris o metalizados, en los relojes y en general en los aparatos electrónicos (computadoras, televisión, estéreo, impresora, fax, teléfonos…) Será bueno que alguno de estos objetos lo coloquemos en la habitación que ocupa el Este de nuestra casa o en los rincones Este de nuestros dormitorios y salón.

   Tercer paso: Dentro de lo posible, dejemos tranquila esta zona de nuestra casa. Las energías de un lugar se activan con el paso de personas y animales, con el movimiento, las voces, la música y el ajetreo. Mientras más solitario y silencioso esté el Este de nuestra casa menos fuerza tendrá la energía enfermiza de la estrella 2. Este año no conviene hacer remodelaciones y obras en este área.

   Cuarto paso: Repetir todo el proceso prestando atención a la habitación que se encuentra orientada al Noroeste de nuestra casa, así como los rincones Noroeste de los dormitorios y el salón, pues allí se ubicará este año la “estrella” 5, considerada la más perjudicial de todas.

   Quinto paso: En el caso de que en casa vivan personas de edad avanzada, niños de salud delicada o algún enfermo será necesario protegerles de la influencia de estas “estrellas”. Los remedios que indica la tradición del Feng Shui son el carillón de 6 tubos de metal, seis monedas chinas atadas con una cinta roja o una calabaza Wu Lou pintada de color dorado. Si alguna de estas personas tiene su dormitorio ocupando el Este o el Noroeste de la casa, conviene al menos colocar la cama en la zona más alejada posible de las paredes Este y Noroeste del dormitorio. Si con el paso de los días la salud empeora, lo ideal es abandonar ese dormitorio y trasladarse a otra zona de la casa.