Archive for octubre, 2014

Un símbolo de calma


2014
10.25

   Siguiendo las directrices del Feng Shui seremos capaces de ordenar las energías invisibles que nos rodean para crear un ambiente favorable a todos nuestros intereses. Muchas veces el problema es que el carácter de las personas que conviven en el mismo entorno contribuye a crear precisamente todo lo contrario: rivalidad, celos, conflictos y enfrentamientos de todo tipo. Esto impide, por un lado, que reine la paz en nuestra casa y, por otro, que a la larga resulte imposible o muy difícil alcanzar cualquier objetivo que nos propongamos porque día tras día estamos respirando una atmósfera cargada de negatividad.

 Obviamente, lo más importante a la hora de combatir esta situación es ser conscientes de nuestros defectos e intentar mejorar a nivel personal. Aceptar las críticas con espíritu abierto y hacer un autoanálisis de nuestra parte más oscura nos ayudará a pulir aquellos aspectos de nuestra personalidad que nos resultan más problemáticos. Controlar el propio genio, aprender a relajarse y tomarse la vida con cierta dosis de filosofía son buenos consejos para mejorar la energía de nuestro hogar.

Pero este camino es difícil y largo. Nadie es capaz de cambiar su forma de comportarse de un día para otro, se trata más bien de un proceso laborioso, muy consciente y que requiere compromiso, constancia y un gran deseo de ser una persona mejor.

Por eso el Feng Shui dispone de algunas “herramientas” que pueden ayudarnos de un modo sutil a “limpiar” la atmósfera de nuestra casa cuando está cargada de energías de rivalidad o competencia, algo bastante común entre hermanos e incluso entre padres e hijos o entre cónyuges.

El consejo del Feng Shui es colocar esferas de cristal como símbolos capaces de relajar el ambiente cuando se producen esas tensiones. Pueden ser esferas de cuarzo pulido o de vidrio. El cuarzo es una piedra semipreciosa que emite vibraciones relajantes de forma natural. La superficie de estas piezas debe ser suave. El tamaño es irrelevante y si las deseamos coloreadas, serán perfectas en azul, verde, lavanda y amarillo. Lo ideal sería colocar seis esferas —el 6 se asocia en la tradición china a la energía calmante procedente del cielo— a la vista en el salón o en la entrada de la casa, sobre una mesa o en una estantería, donde puedan contemplarlas todos los habitantes de la vivienda.

Un estilo de vida Ayurveda


2014
10.02

   Seguramente has oído hablar alguna vez del Ayurveda, la medicina tradicional de la India, aunque ellos lo consideran más como una forma de vida. Es decir, según esta tradición antiquísima, si sigues un estilo de vida Ayurveda siempre gozarás de excelente salud. Uno de los defensores y conocedores de esta disciplina milenaria y de sus ventajas es el médico indio afincado en Estados Unidos Deepak Chopra, autor de libros exitosísimos sobre temas de espiritualidad. Recientemente encontré en su página web un interesante artículo sobre el Ayurveda, firmado por el doctor Suhas Kshirsagar, líder internacional en esta ciencia, que hoy quiero traer aquí traducido al español porque está repleto de buenos consejos.

 ”A menudo el Ayurveda se define como “la ciencia de la vida”, lo que significa que necesitamos encontrar el equilibrio en cada área de nuestra vida, incluyendo el bienestar físico, emocional y espiritual. También es importante cultivar relaciones significativas, cuidar nuestra salud económica y contribuir a la comunidad que nos acoge. Exploremos algunas sencillas técnicas para alcanzar ese estado de equilibrio y armonía.

1.- Pasar tiempo en la Naturaleza. Estamos 100% hechos por la Madre Naturaleza. Los elementos vitales de la Naturaleza definen nuestra existencia. El aire puro, el agua fresca y la comida sana cubren las necesidades básicas de la vida. Rodearse de los elementos naturales cultiva la calma interior y la tranquilidad y también nos permite sincronizar sin esfuerzo nuestros biorritmos con los cambiantes ritmos de la Naturaleza. La nueva ciencia de la Cronobiología, que estudia cómo los organismos vivos se adaptan a los ciclos solares y lunares, valida este antiguo concepto ayurvédico. Para poner en práctica este principio, sal cada día a la Naturaleza y disfruta de sus dones. Incluso un corto paseo junto al mar o una visita a un parque de la ciudad calmará tu mente y rejuvenecerá tu espíritu.

2.- Mantén en movimiento todas las partes móviles de tu cuerpo. No podemos enfatizar bastante la importancia del ejercicio físico diario. El cuerpo humano es una compleja máquina con muchas partes móviles y mantenerla bien engrasada, lubricada y en movimiento es esencial para la salud y el equilibrio. Cuando una persona se siente oxidada, rígida y bloqueada es cuando comienza el proceso de la enfermedad. La falta de movimiento puede llevar al estancamiento linfático, a la mala circulación y a problemas en el proceso de eliminación de residuos. Ejercicios como el yoga, caminar, cardio y otros deportes crean una agradable sensación de cansancio, lo que promueve el sueño fácil y profundo. Dormir bien es una de las más potentes actividades anti-inflamatorias. El descanso y la actividad deben ir de la mano. Al mover el cuerpo y disfrutar de un sueño reparador de forma regular, el ser humano se convierte en alguien feliz, positivo y productivo en todas las áreas de la vida.

3.- Come bien, come ligero y sé brillante. Es muy importante comer alimentos naturales. Deben estar limpios, frescos y llenos de nutrientes. Desde el punto de vista del Ayurveda, lo que uno digiere es tan importante como lo que uno come. Nuestras decisiones sobre cuándo, dónde, por qué, cómo y cuánto comemos son tan importantes como nuestras decisiones sobre los alimentos que ponemos en nuestra boca. Si cenamos tarde, nos acostamos tarde y nos levantamos tarde por la mañana, tenderemos a engordar. La epidemia de la comida emocional y del picoteo inconsciente es una de las causas fundamentales de no ser capaz de bajar de peso y eso nos hace sentir aburridos, pesados, atontados, tóxicos y cansados. La comida es información (o Brahman, desde una perspectiva ayurvédica) y los superalimentos están llenos de color, nutrientes, prana (energía) e inteligencia de la Naturaleza y esos deben ser la base de tu dieta.

4.- Conoce tu tipo cuerpo-mente. En la práctica del Ayurveda, toda decisión sobre la salud se basa en el conocimiento del tipo de persona cuerpo-mente que eres, lo que se conoce como Dosha. Puedes conocer cuál es tu tipo o Dosha haciendo el test Chopra Center Dosha Quiz y tomando el mini curso de Ayurveda on line. Una vez que conozcas cuál es tu tipo de cuerpo, mente y temperamento, puedes hacer mejores elecciones para corregir cualquier desequilibrio y regresar a tu buen estado de salud natural. La ciencia de la Epigenética, que estudia cómo nuestro entorno, nuestras elecciones y el estilo de vida afectan a nuestra expresión genética, apoya claramente este principio ayurvédico. Conocer tu tipo de cuerpo-mente (Dosha) es como la decodificación de tu genoma y permite calibrar la dieta y el estilo de vida. Por eso llamamos al Ayurveda la “ciencia de la vida”.

5.- Sé feliz sin ninguna razón. La gente feliz es más saludable y productiva. El yoga y la meditación nos ayudan a cultivar ese estado de desapego (Vairagya) que minimiza los antojos sensoriales. Mantener una buena salud emocional con los amigos y la familia es también muy importante. Somos animales sociales y nos alimentamos de buenas compañías (Satsanga). Los pensamientos puros, las palabras amables y las nobles acciones traerán vitalidad, paz y alegría no sólo a tu vida, sino también a las vidas de todas las personas con las que te relacionas. Haz el bien y volverá a ti multiplicado por cien. Es la técnica más antigua para atraer abundancia y crear una salud radiante.

El Ayurveda es un enfoque basado en la conciencia de la salud y el bienestar. Nuestra conciencia y el cultivo de un estilo de vida iluminada es el primer paso hacia estados superiores de conciencia”.

Si deseas leer el artículo original en inglés, lo encontrarás aquí:

www.deepakchopra.com/blog/view/1773/5_secrets_to_an_ayurvedic_lifestyle