Archive for junio, 2017

Saca la mala energía de tu casa


2017
06.24

ventana luminosa

A veces nada más entrar en casa experimentamos la sensación de que allí no nos espera nada bueno. Cierta nota de tristeza, melancolía, cansancio… sentimientos que nos embargan sin explicación al respirar la atmósfera de nuestra propia casa. Quizá sea porque al llegar nos damos cuenta de que tenemos mucho trabajo por hacer -planchar, limpiar, recoger, ordenar…- o porque allí conviven con nosotros personas con las que mantenemos algún conflicto, o porque la decoración se ha quedado tan anticuada y oscura que nos deprime. Puede haber mil razones para que no nos guste llegar a casa, pero a veces basta con liberar las energías estancadas para conseguir que la luz y la alegría vuelvan a instalarse en nuestro hogar. Hoy te traigo unos sencillos tips para remover las energías viejas, basándome en un interesante artículo publicado por Lauren Smith, en la revista Elle Decor. Sigue alguno de estos pasos y ¡verás qué cambio!

1.- Abre todas las puertas y ventanas a la vez para crear una corriente de aire que penetre en todos los rincones de la casa. Hazlo incluso si afuera está lloviendo o hace mucho frío. Mientras el aire fresco corre, aprovecha para sacudir las almohadas y cojines y cambiar las sábanas de todas las camas.

2.- Quema un poco de incienso. Elige un aroma que te guste especialmente, que sea suave, y hazlo con precaución, sin exagerar. Tradicionalmente se le atribuyen al incienso propiedades relajantes, creando una atmósfera calmada y serena.

3.- Repasa muebles, estructuras y objetos de toda la casa para detectar qué está roto, qué necesita una mano de pintura o cuándo será preciso llamar a un profesional para que nos arregle algún problema más serio. Si encuentras cosas sencillas que puedes reparar tú mism@, no lo dudes, ponte manos a la obra.

4.- Pulveriza aceite esencial de naranja. El delicado aroma de esta fruta nos recuerda la frescura de su sabor, la luminosidad y energía de su vibrante color y las bondades de sus propiedades nutricionales. Así que pulverizar apenas unas gotas de este aceite en el aire de la casa añadirá un sutil toque de alegría.

Feng Shui dormitorio5.- Te habrás dado cuenta de que un pequeño sentimiento de euforia y bienestar te embarga cuando terminas de limpiar una estancia y revisas el resultado. Todo se ve más bonito y luminoso, pero además hay algo que no vemos: cuando limpiamos el polvo estamos arrancando capas y capas de energía negativa que se ha ido posando sobre nuestros muebles y objetos. Así que, ocúpate de mantener las superficies bien limpias y respirarás un ambiente mucho más animado.

6.- Quema salvia. Es una vieja receta de los nativos americanos: creen que el humo de la salvia es capaz de limpiar las energías más estancadas, aportando una nueva sensación de bienestar y ligereza en el aire. La tradición manda empezar por la puerta principal y recorrer toda la casa en el sentido de las agujas del reloj.

7.- Aprovecha el poder de las piedras. Dicen que la turmalina negra es capaz de disolver las energías negativas, mientras el cuarzo rosa transforma las energías más densas en otras positivas. Se recomienda colocarlas cerca de los aparatos electrónicos para contrarrestar sus posibles efectos nocivos.

8.- Pinta alguna pared de amarillo. Los profesionales de la decoración saben que este color aporta luminosidad, sensación de alegría y es capaz además de hacer que la habitación parezca más grande. Simbólicamente hablando, el amarillo está asociado al sol, a la inteligencia y a la felicidad. Así que ¿qué mejor color para darle una sacudida a la maltrecha energía de nuestra casa?

9.- Colocar un puñado de sal en las cuatro esquinas de cada habitación. Se dice que la sal tiene el poder de absorber las energías negativas. La recomendación es dejar ahí la sal durante 48 horas y después retirarla y tirarla a la basura.

10.- Cuando tengas que cambiar algún mueble u objeto decorativo, intenta optar por diseños redondeados en vez de puntiagudos y agresivos. ¿Se te ha roto un jarrón rectangular? Compra otro esférico. ¿Necesitas cambiar la mesa del comedor? Procura que la próxima sea redonda u ovalada. Este tipo de diseños garantiza que la energía se mueve de forma más armoniosa por tu casa.

11.- Pon espejos. Los espejos son grandes aliados de la decoración y también nos permiten mejorar la energía de nuestro hogar. ¿En qué sentido? Reflejan la luz, añaden interés visual y resultan hermosos. Asegúrate, eso sí, que no te ves reflejad@ en ellos partiendo tu cabeza. Colócalos a la altura adecuada para que te veas correctamente, sin cortes.

12.- Utiliza colores claros. Cuando nos sentimos decaídos y tristes tendemos a vestirnos de negro y quizá también nuestra casa esté llena de muebles, textiles y adornos oscuros que no hacen más que reflejar nuestro pésimo estado de ánimo. Cambia todo lo que puedas. Los colores claros y el blanco son capaces de darnos un abrazo de luminosidad que nos levantará el ánimo de inmediato.

13.- Protege puertas y ventanas para impedir que entren energías negativas. ¿Cómo hacerlo? Con esta sencilla receta: llena un recipiente con agua, zumo de limón, sal y vinagre blanco. Usa esta mezcla para limpiar los marcos y los pomos de todas las ventanas de la casa y también la puerta principal. Después, coloca un montoncito de sal frente a la puerta de entrada, en el exterior, y tápalo con un felpudo. Esto hará que las malas energías no deseen entrar.

Una conferencia interesante


2017
06.14

Shubamrita Chaitanya en Feng Shui FacilComo sabes, me gusta investigar y saber cosas sobre un montón de disciplinas, porque creo que cuanto más aprende una persona, más se enriquece en todos los sentidos. Me interesa particularmente el mundo del Feng Shui y la decoración, pero también quiero bucear en otros ámbitos que me proporcionen herramientas para mejorar mi vida, mi salud y mi bienestar. Por eso anoche asistí a la conferencia que ofrecía en mi ciudad Br. Shubamrita Chaitanya, uno de los discípulos más cercanos de Amma, la líder espiritual conocida por sus abrazos.

Seguramente habrás oído hablar de ella: Sri Mata Amritanandamayi Devi es conocida en todo el mundo como Amma (madre), por su amor y compasión hacia todos los seres. Ha dedicado su vida a aliviar a las personas que sufren y lo hace a través de sus abrazos físicos, que curan el alma de quien los recibe.

Shubamrita Chaitanya lleva casi treinta años junto a Amma y él mismo se ha convertido en un sabio en temas como el control del estrés y la meditación. Su conferencia de ayer versaba sobre un tema de máximo interés: “Vivir plenamente”. Así que no me la podía perder.

Con un gran sentido del humor, este líder espiritual explicó que existen varias vías para alcanzar la felicidad. Una de ellas es a través de los placeres, pero esa felicidad es efímera, porque el efecto de algo placentero es breve. Otra se consigue a través del compromiso, con tu trabajo, con una causa; cuando dedicas tu talento a mejorar la sociedad se siente una gran satisfacción y es más duradera. Pero los sabios de la India dan un paso más allá, porque el ser humano tiende siempre a sentir que le falta algo y surgen entonces las preguntas existenciales: ¿quién soy? ¿qué sentido tiene mi vida?

Shubamrita Chaitanya asegura que a estas cuestiones clave sólo se puede responder desde el conocimiento de uno mismo. Es algo que en sánscrito se llama moksha: liberarse de las ataduras del karma, según el hinduismo. Se trata de estar conectado con la fuente interna del poder y del amor, porque no somos sólo cuerpo, mente e intelecto. Hay algo más y está dentro de nosotros; es una fuerza sobrehumana que nos da un potencial inmenso. Para desarrollarlo, sólo hay que descubrirlo. Para eso la vida es un maestro único, porque primero nos pone el examen y después nos enseña la lección. Todo lo que nos pasa en la vida sirve para que profundicemos en ese conocimiento de nosotros mismos. Y resumió la receta para vivir una vida de plenitud en tres pasos:

1.- Para aprender estas lecciones que nos da la vida es preciso mantener siempre la actitud del principiante: humildad, optimismo y entusiasmo. Cuando uno cree que ya lo sabe todo y que no necesita aprender más, es cuando su vida se estanca. El apetito de aprender no debe desaparecer nunca.

2.- Hay que tener claras las prioridades. Esto es muy importante. A menudo nos dejamos llevar por lo más urgente y dejamos de lado lo más importante. Debemos establecer qué es eso más importante en nuestras vidas: ¿las relaciones familiares? ¿el trabajo? ¿la vida espiritual? Cada uno debe marcar sus prioridades y nunca dejarlas para más tarde, aunque sean difíciles y nos dé pereza. Tendemos a hacer primero las cosas más fáciles y rápidas y dejar para mañana lo complicado. Deberíamos hacerlo al revés. Por dos razones. Primero porque quizá ese mañana no llegue nunca y habremos pasado la vida sin hacer lo que realmente era importante para nosotros. Y segundo porque si postergamos las cosas pendientes las estamos almacenando en nuestra cabeza y llevaremos siempre una pesada lista de “asuntos pendientes” en la mente. El consejo de Shubamrita Chaitanya es: no pierdas las oportunidades y no permitas que al final de tu vida tengas que arrepentirte de lo que no hiciste.

3.- Debes dejar un legado tras de ti. No se trata tanto de dejar algo “para” las personas que te siguen (una herencia), sino algo “en” las personas que te siguen. Intenta transmitir algo que se quede como una semilla en el interior de tus hijos, amigos y familiares, algo en la gente que te conoce que sigua inspirándoles y guiándoles cuando tú ya no estés.

Época de cambios


2017
06.11

xmeditar-pan.jpg.pagespeed.ic.jo55L2LH_H

Como ves, me reincorporo al Blog de Feng Shui después de una larga ausencia, pero con ganas redobladas, porque el Feng Shui es una disciplina que nunca se termina de aprender. Así que la clave es seguir leyendo, practicando y mejorando nuestras habilidades para dominar las energías que nos rodean para ponerlas a trabajar a nuestro favor.

Estamos en los primeros días de junio y eso significa que apenas dentro de una semana entraremos en el verano en el hemisferio norte y en el invierno en el hemisferio sur. Es decir, que estamos ante un nuevo cambio de temporada, lo que implica que las energías andan revueltas.

Para millones de personas del planeta se aproxima la estación más calurosa, la de las vacaciones, el descanso, los viajes y la vida familiar. Para otros tantos, lo que se viene es la época más recogida del año, cuando nos encerramos en casa para protegernos del frío y la oscuridad del invierno.

Como es lógico, estos días nos apresuramos a sacar la ropa más apropiada a la próxima temporada y a hacer planes. Pero ¿qué tal si nos ocupamos también de la energía de nuestra casa? Y aún más, ¿qué tal si nos preocupamos también de mejorar nuestra propia energía personal?

Ya sabes que tú mism@ y el resto de las personas que comparten tu hogar eres el mayor proveedor de energía en tu casa, de forma que según sea tu propia energía, así será la energía que reine en tu casa. Entenderás que si te sientes deprimid@, malhumorad@, triste, preocupad@ o albergas cualquier otro sentimiento negativo, éste se expandirá por todo tu hogar, creando una atmósfera casi irrespirable. Por el contrario, si disfrutas de una vida relajad@, alegre, llena de proyectos y esperanzas, con ilusión… entonces es mucho más probable que tu casa tenga una excelente energía.

Aunque, como imaginas, esto no basta para que en tu casa haya un buen Feng Shui, te aseguro que ayuda muchísimo. Así que ahora que es tiempo de cambios, te invito a que te adentres o profundices en cualquiera de las disciplinas que sirven para mejorar nuestra calidad de vida: tanto el Feng Shui como el yoga, la meditación, el deporte, la alimentación saludable, la amistad, la Naturaleza, la cultura… aprovecha todas las oportunidades que te da la vida para mejorar a nivel personal. Lo notarás en tu propio bienestar interior, pero también en tu casa.