Archive for diciembre 3rd, 2017

Vigila lo que pones en tu dormitorio


2017
12.03

A veces decoramos nuestro dormitorio y lo dejamos así durante años o décadas. Y no nos paramos a pensar que quizá las cosas que nos gustaban hace tiempo ya no son bonitas o encierran un significado que no nos conviene tener tan cerca y tan presente.

El dormitorio es una de las estancias más importantes de nuestra casa, porque en él pasamos muchísimas horas recargándonos de energía. Por eso es crucial que esa energía sea positiva y saludable, que nos permita descansar y revitalizarnos cada noche.

Las obras de arte y los adornos que colguemos en las paredes de nuestra habitación ejercen un papel determinante: simbólicamente transmiten un mensaje que nuestro subconsciente captará por las noches, durante largas horas, todos los días del año. De ahí que se recomiende elegir motivos relajantes y hermosos y evitar motivos que puedan generar preocupaciones, miedos o que nuestra atención se vaya hacia cuestiones que no deberían entrar en el dormitorio, especialmente si es una habitación matrimonial, destinada tanto al descanso como al amor.

Las fotos de los niños de la familia y los artículos de tipo religioso son objetos que pueden resultarnos muy queridos, pero será mejor colocarlos en otro lugar de la casa porque el dormitorio matrimoninal es (o debe ser) también un santuario para la pasión y el amor. Y ese tipo de objetos conllevan una carga emocional muy fuerte. ¿Qué tal si al mirar las fotos de los niños sentimos preocupación? ¿Si los echamos de menos? ¿Si hemos discutido con ellos? ¿Si nos están dando problemas? ¿Y el crucifijo o la imagen de la Virgen? ¿No nos hace a veces sentirnos culpables? ¿No nos recuerda cosas que debimos hacer y no hicimos? ¿Nos parece que nos están mirando?

Ahora observa la fotografía que encabeza este artículo y dime ¿qué te sugiere? ¿te parece que estos cuernos colgados sobre el cabecero de la cama matrimonial son un adorno adecuado? ¿No te trae inmediatamente a la mente la idea de la infidelidad, de la traición? En vez de aportar una atmósfera equilibrada, relajante y llena de amor, nos habla de cosas que nos perturban. ¡Un gran error!