Archive for enero, 2018

Domina las energías de 2018


2018
01.28

Mapa de las Estrellas Voladoras para 2018.

Ya hemos visto en posts anteriores qué hacer este año con las energías más negativas (Estrellas 2 y 5) que nos visitarán en casa. Si no lo has leído, sigue este enlace: http://fengshuifacil.com/blog/?p=2172 y no dejes de seguir sus consejos. Es lo primero que debemos hacer para evitar los efectos de las energías desfavorables del Año del Perro de Tierra. A continuación vimos cómo debemos actuar para beneficiarnos de las mejores energías (Estrellas 1 y 8) del año. Así que hoy descubriremos qué hacer con el resto de las energías y, también, con el resto de las habitaciones de la casa. Veámoslas una a una.

Estrella 3. Es una energía de elemento Madera que suele estar relacionada con los conflictos, pues llama al malentendido, el cotilleo, las envidias… y eso puede repercutir negativamente tanto en las relaciones personales como en la reputación laboral, por lo que conviene tenerla vigilada. Este año 2018 se coloca en el Noreste de la casa. Localiza esta orientación y asegúrate de no tener en esa habitación demasiada energía de Agua: fuente o pecera, cuadros con motivos marineros, objetos o textiles de color azul o negro o cosas de formas onduladas. Este año es preferible que ese tipo de objetos estén en otro lugar de la casa.

Estrella 4: Esta es también una energía de elemento Madera, pero de carácter mucho más pacífico. De hecho, es la energía que favorece tanto el romance como el progreso académico y puede ayudarnos en los exámenes y los estudios. A partir del 4 de febrero estará ocupando el sector Sur de la casa. Podemos activarla con algo de energía de Agua y también poniendo en la habitación del Sur de la casa una imagen de la pareja que deseamos ser o tener, en caso de que se busque mejorar en el aspecto romántico.

Estrella 6. Es la tercera energía más beneficiosa de todas, junto con la 1 y la 8 que ya tratamos en el post anterior. Su energía es de Metal y simboliza el poder y el éxito. A lo largo de 2018 estará ocupando el área Suroeste de la casa y allí podremos apoyarla añadiendo algo más de energía de Tierra, por ejemplo, alguna figura o adorno hecho de piedra, cristal o cerámica. También podemos activarla mediante el movimiento, el ruido y estando ahí más tiempo.

Los cojines y las flores de color rojo añaden energía de Fuego.

Estrella 7. Esta es una energía parecida a la 3, aunque más afilada, pues emite buenas dosis de elemento Metal en su vertiente más dañina. Viene a ser como un puñal dispuesto a hacernos daño. Debemos controlarla, pues su augurio habla de peleas, estafas, robos, fraudes o accidentes. Este año estará situada en el Este de la casa, donde eliminaremos en la medida de lo posible los objetos de elemento Tierra (piedra, cerámica, cristal, objetos de forma cuadrada o cúbica, cosas de color beige o arena) y añadiremos algo de elemento Agua para debilitar la fuerza de la Estrella 7.

Estrella 9. Esta es la única Estrella que emite la poderosa energía del Fuego, por lo que es capaz de aumentar y multiplicar los efectos de cualquier otra energía presente en un lugar. Este año se coloca en el centro de la casa y, por lo tanto, afecta a todas las habitaciones y también a todos los habitantes. Si conseguimos armonizar correctamente el Feng Shui de nuestra casa, minimizando los efectos de las estrellas negativas y aumentando los de las positivas, esta Estrella 9 de Fuego nos beneficiará de manera total. Podemos animarla colocando algún objeto de color rojo, naranja o amarillo intenso en el centro de la casa.

Activa la energía de la suerte en 2018


2018
01.21

Estamos a las puertas del Año del Perro de Tierra, que, a efectos del Feng Shui, comienza el 4 de febrero próximo, aunque los chinos celebren el Año Nuevo el 16 del mismo mes. Y siempre que arranca un nuevo año nos preguntamos qué nos deparará, en qué aspectos de nuestra vida tendremos suerte y en cuáles no. El Feng Shui, como ya sabes, ayuda a aprovechar las energías favorables y a protegerse de los efectos perniciosos de las que no lo son. Así que hoy nos fijaremos en las mejores energías de 2018, para asegurarnos de que seremos capaces de sacarles todo el provecho posible a nuestro favor.

Las energías más positivas se conocen en Feng Shui con el nombre de Estrella 1 de la suerte y Estrella 8 de la prosperidad, así que nos conviene tenerlas de nuestro lado. Veamos cómo. Si necesitamos mejorar en el trabajo, coloquemos nuestro escritorio orientado hacia el Sureste o el Noroeste, así nos aprovecharemos de la buena energía que este año procede de ambos rincones.

Conviene activar la Estrella 1 si queremos prosperar en el trabajo, los negocios, mejorar nuestra reputación y ver resultados sólidos de nuestro esfuerzo. Este año se muda al sector Noroeste de la casa, de modo que lo primero que tenemos que hacer es localizar esa habitación. Si encuentras que en el Noroeste de tu casa tienes un trastero, garaje, armario, cuarto de baño o las escaleras, es mejor que no hagas nada ahí. Busca en ese caso el Noroeste de tu salón, dormitorio o lugar de trabajo y haz allí las curas recomendadas.

¿Qué hacer? Debes saber que la Estrella 1 emite energía de Agua y por tanto le perjudica la energía de la Tierra y de la Madera. Entonces debemos sacar de la habitación ubicada en el Noroeste todo lo que podamos que emita energía de Tierra y de Madera. Es decir, cosas hechas con cerámica, piedra, porcelana y madera, de colores arena, beige, verde y marrón, de forma cuadrada o cúbica y también rectangular, y los tejidos con rayas verticales. Después procederemos a reforzar la energía de Agua de la Estrella 1 y lo haremos con objetos que emiten energía de Agua y también de Metal, como todo lo que es azul, negro, blanco, gris y de colores metalizados, las cosas de formas onduladas, esféricas, redondas y espirales, los cuadros y fotos que representan paisajes con agua (ríos, lagos, fuentes o mar) y las cosas hechas con cualquier metal. Todo esto favorecerá la energía positiva de la Estrella 1 de la suerte.

Vamos ahora con la Estrella 8 de la prosperidad. Esta energía se ubicará este año (hasta el 3 de febrero de 2019) en el Sureste de la casa y nos conviene cuidarla porque garantiza que nuestra economía vaya viento en popa. Lo haremos primero eliminando todo aquello que le perjudica. Localicemos el Sureste con una brújula y sigamos el mismo consejo de antes: si aquí hay un espacio poco importante o destinado a los trastos, las basuras y los desperdicios, olvídalo y busca la zona Sureste del salón, el dormitorio o el lugar de trabajo. Si no, puedes poner las curas con tranquilidad.

Las curas para la Estrella 8. Como decimos, es una energía de Tierra, por lo que debemos eliminar de esa habitación todo lo que emite energía de Metal (cosas metálicas, de color blanco, gris o metalizados, dorados y plateados, objetos redondos, esféricos o espirales…) y a continuación añadiremos algo de energía de Fuego para alimentar a la Estrella de Tierra. Lo conseguiremos poniendo algún objeto de color rojo, naranja o amarillo intenso, algo de forma piramidal o triangular, cuadros o fotos que representen personas o animales y algunas cosas relacionadas con el fuego, como unas velas, un candelabro o una barrita de incienso. Con el Fuego no conviene nunca abusar porque hay que tener cuidado de no activar por error o desconocimiento las energías negativas de Tierra. Limitémonos pues a colocar sólo alguno de estos objetos que ya tenemos por casa.

Protección contra la energía negativa


2018
01.14

Como seguramente sabes, el Feng Shui trata de armonizar las energías que se instalan en nuestra casa y que circulan por ella, moviéndose con el tiempo. Por eso es importante tener en cuenta cada año qué energías tendremos en cada habitación de la casa. Porque hay energías positivas que nos ayudarán a conseguir nuestros objetivos y otras negativas, que nos pondrán obstáculos en el camino… o algo peor.

No es necesario atemorizarse ni alarmarse. Todo en el universo se basa en el equilibrio y, por eso, por cada cosa positiva que existe, también existe su contrapartida negativa. Lo que el Feng Shui nos permite es minimizar los efectos de esas energías negativas que nos visitan en casa cada año.

Este próximo mes de febrero (el día 4 para las curas y el día 16 para las celebraciones) comienza el Año Nuevo chino y, con él, las energías que llamamos Estrellas Voladoras cambian de sitio. Ahora que el mes de enero está avanzando, todas las energías de 2017 (del Año del Gallo de Fuego para los chinos) se están debilitando y ya no vale la pena prestarles demasiada atención.

Vayamos entonces con lo más urgente que tenemos que hacer antes de que arranque el nuevo año del Perro de Tierra en febrero próximo. Como siempre digo, es más importante hacer frente a las energías negativas primero e intentar aprovechar la influencia de las energías positivas después. Así nos pondremos a salvo de los peligros y, luego, trataremos de sacar provecho de lo bueno que nos trae el Año Nuevo.

En este post nos vamos a fijar en las dos energías negativas que visitan nuestra casa todos los años: las llamamos Estrella 5 amarillo y Estrella 2 de la enfermedad. Lo que une a estas dos energías es que ambas emiten energía de Tierra y por ello podemos combatirlas de la misma manera, siguiendo el proceso de los cinco elementos del Feng Shui. Veamos cómo.

Lo primero es prevenir. De modo que buscaremos con la brújula las habitaciones que se orientan al Norte (este año tendremos allí la Estrella 5) y el Oeste (donde se ubicará la Estrella 2). Una vez localizadas, sacaremos de estas estancias todos los objetos que emiten energía de Fuego: cosas de color rojo, naranja o amarillo intenso, objetos relacionados con el fuego, como radiadores, candelabros, barritas de incienso, velas…, cosas de forma triangular o piramidal, imágenes (cuadros o fotos) que representan personas o animales, y las obras de arte que contengan los colores del fuego.

Después, lo básico: intentaremos pasar el menor tiempo posible en estas zonas de la casa, no hacer ruido, no discutir, evitar los movimientos y la música. Pensemos que todo lo que supone alborotar excita las energías y eso hará que su fuerza (negativa) sea mayor. Por tanto, se recomienda calma, silencio y vacío en la medida de lo posible.

Por último, la cura: ya hemos mencionado que las estrellas 5 y 2 comparten el elemento Tierra, por lo que conseguiremos menguar su poder utilizando el elemento que les frena: el Metal. Así que pondremos en esas habitaciones situadas al Norte y al Oeste objetos realizados con cualquier tipo de metal, tejidos o cosas con efecto metalizado, dorado o plateado, cosas de forma redonda, esférica o en espiral; y utilizaremos todo lo que podamos los colores blanco, gris, oro y plata (también sirven los tonos cromados, bronces, cobres o latones).

Si seguimos estos consejos a partir del próximo 4 de febrero, estaremos conteniendo el poder negativo de las estrellas 5 y 2. Así habremos hecho lo más urgente para el Feng Shui de 2018, el Año del Perro de Tierra.