Minimalismo decorativo y Feng Shui

2010
08.13

 

   Los aficionados al interiorismo habrán comprobado cómo últimamente el minimalismo se va imponiendo como opción predominante en el mundo de la decoración. Algunos lo defienden por la tranquilidad que teóricamente podrían aportar sus líneas depuradas frente a otras tendencias más “barrocas”, otros consideran que este estilo (pocos muebles, líneas rectas, casi ausencia de color y de elementos ornamentales o superfluos) resulta más práctico con el ajetreo de la vida diaria actual, porque optar por no acumular objetos innecesarios nos permite mantener en buen estado la vivienda con un esfuerzo mínimo.

   Sea cual sea la razón, lo cierto es que la mayoría de las personas jóvenes que se independizan ahora eligen este estilo a la hora de decorar su primera casa y decoradores y arquitectos de prestigio ofrecen en las revistas sus mejores trabajos realizados también siguiendo la corriente minimalista.

   Personalmente creo que no es más que una moda (recurrente, por cierto) que pone de manifiesto, además, una flagrante falta de creatividad por parte de los creadores de las piezas (todas las casas se parecen) y poco espíritu rompedor por parte de quienes lo eligen para su casa (¿te gusta que tu casa sea idéntica a la del vecino?).

   Mi teoría de la decoración habla de un arte que expresa la personalidad de la persona que habita un espacio. Me gusta que al entrar en una casa uno perciba en cada detalle cómo es su dueño, qué le gusta, qué hace en su tiempo libre, si es atrevido o clásico, si prefiere cocinar a leer, si es amante del arte o del deporte, de la naturaleza o de lo urbano… lo que sea.

   Es algo que generalmente se pierde cuando uno elige el minimalismo, aunque quizá lo que ocurra es que este tipo de interiorismo refleje la personalidad de personas clónicas y frías, quién sabe. Siempre hay excepciones, por supuesto, y siempre resulta injusto generalizar, pero al menos grosso modo parece ser así.

   Por eso muchas personas preguntan si el minimalismo en decoración es compatible con la práctica del Feng Shui porque muchas veces asociamos este arte milenario con los objetos y la estética china. La respuesta es sí, aunque con alguna dificultad. Veamos por qué.

   El Feng Shui se basa en armonizar la energía de un espacio. No es necesario recurrir a ninguna imagen china ni a ningún personaje de la mitología china. Se consigue a través de los cinco elementos de la tradición china (fuego, tierra, metal, agua y madera) y éstos se representan básicamente a través del color, el material y la forma de los objetos que conforman una casa.

   Por eso resulta factible organizar las energías de una casa minimalista a través del Feng Shui siempre que podamos “jugar” con colores, materiales o formas. Y eso se hace un poco más difícil si seguimos de forma estricta este estilo decorativo en el que predominan de forma contundente las líneas rectas, el blanco y el negro. Se puede hacer, pero exigirá un extra de imaginación.

   Si te gusta el minimalismo y estás abierto a introducir algunos colores, algunas formas más flexibles y cierta variedad de materiales en la decoración de tu casa, el Feng Shui te brindará toda su ayuda sin ningún problema.

Tags: , , , , , ,

One Response to “Minimalismo decorativo y Feng Shui”

  1. Ya en la década del 70, el minimalismo alcanza su madurez como una forma de reacción a los estilos recargados de la época (principalmente el pop art) y la saturación comunicacional dentro del universo estético. Esto influenció no sólo en la decoración y la arquitectura, sino también en la pintura, la moda y la música y Muebles Minimalistas.

Your Reply