A punto de acabar el año

2013
12.23


El tiempo pasa a toda velocidad
y casi sin darnos cuenta ya estamos a punto de decir adiós a este 2013 y dar la bienvenida al nuevo año. Aunque cualquier momento es bueno para plantearse nuevas metas y objetivos en la vida, tradicionalmente estas fechas son las más habituales para hacer balance de lo ocurrido en los últimos doce meses y decidir qué queremos conseguir a lo largo de los doce venideros

    Puede parecer fácil saber qué quiere uno, pero en realidad no lo es tanto, porque estamos acostumbrados a satisfacer las necesidades y deseos de los demás y olvidar qué es lo que realmente nos satisface a nosotros mismos. Y porque la mayor parte de las veces nuestros deseos son demasiado vagos y generalistas: tener dinero, adelgazar, encontrar trabajo, tener una buena casa, encontrar pareja… cosas generales, sin detalle y sin un plan realista y concreto para alcanzar esos sueños.

   Así que hoy voy a hablarte de un concepto que quizá conozcas: el Dharma. Se trata de un punto básico de la filosofía hindú que nos habla de vivir la vida que merecemos o que realmente deseamos. Algo difícil hoy en día, ¿verdad?

La teoría del Dharma tiene 3 puntos importantes:

  1. El primero de ellos es un concepto relacionado con la creencia en la reencarnación. Y dice que no somos seres humanos que ocasionalmente vivimos experiencias espirituales, sino que somos seres espirituales que de vez en cuando tenemos experiencias humanas. Y eso ocurre cuando encarnamos en un cuerpo humano para vivir la experiencia de una vida humana.
  2.  El segundo dice que si hemos decidido encarnar en un cuerpo humano para vivir una vida humana es porque deseamos cumplir una misión. Y es precisamente la de expresar nuestro talento, nuestros dones, lo que mejor sabemos hacer y lo que más disfrutamos en la vida. Sólo dedicándonos a aquello para lo que hemos nacido seremos plenamente felices.
  3. El tercero asegura que si logramos combinar ese talento único que todos tenemos (cada cual el suyo) con un servicio al resto de la humanidad, el círculo estará completo. Cuando eso ocurre la consecuencia natural es que nos sentimos realizados y además conseguimos la prosperidad económica.

El problema es que muchas personas ni siquiera saben para qué están dotados, cuál es su talento personal. Hay una pregunta que puede ayudar a averiguarlo: ¿Qué es lo que me hace feliz? ¿Hay algo que mientras lo estoy haciendo se me pasa el tiempo volando? ¿Cuál es la actividad que más disfruto? ¿Qué cosas me divertían cuando era un niño?

   Respondiendo a este tipo de interrogantes solemos acercarnos a aquello que realmente hemos venido a hacer: nuestro don, nuestro talento. Luego viene un paso aún más complicado, que es dedicarse profesionalmente a esa actividad para la que estamos especialmente dotados y que, quizás, no esté a nuestro alcance. Hay que intentarlo, porque si lo logramos nos sentiremos realizados y el trabajo dejará de ser una carga para convertirse en una pasión.

 Si ahora que termina el año sientes la necesidad de hacer balance y plantearte nuevas metas, puedes echar un vistazo a mi ebook “Conviértete en triunfador: ¡alcanza tus metas!”, que puede ayudarte a dar los pasos necesarios para conseguir aquello que te mereces. Entérate de los detalles siguiendo este enlace:  Conviértete en Triunfador: ¡Alcanza Tus Metas!

Tags: , , , , ,

Your Reply