La energía de la luz

2011
06.15

 Amy Michelena   Dentro de unos días se celebra en el hemisferio norte el solsticio de verano (21 de junio), una fecha que señala el día más largo del año y que ha sido celebrada desde hace siglos con carácter ritual. ¿Qué se celebra exactamente? El triunfo de la luz, el hecho de haber superado el largo invierno, cuando en la Antigüedad peligraba la vida por falta de calor y de alimento. Con la explosión de luz del verano se producía también una explosión de vida en forma de cosechas, frutos y nacimiento de animales, lo que garantizaba la supervivencia. En esas circunstancias, la llegada del solsticio de verano significaba el triunfo de la vida.

   Hoy en día el mundo moderno nos garantiza la supervivencia independientemente de que sea invierno o verano, haga frío o calor. Sin embargo, en nuestra estructura física y mental todos nosotros seguimos siendo hombres del Paleolítico. Es decir, mantenemos intactos los recursos que en aquella época nos permitieron sobrevivir como especie. Sensaciones como el hambre, el frío, el miedo, el enamoramiento o el deseo sexual no son más que manifestaciones de esa prehistórica necesidad de sobrevivir.

   Por eso, aunque ni siquiera nos demos cuenta, nuestro cuerpo y nuestra mente subconsciente también celebran la llegada del solsticio de verano porque esta fecha inaugura la temporada en la que más luz recibimos cada día y eso representa un alimento energético extra para el ser humano. Para los habitantes del hemiferio sur, en esta fecha ocurre todo lo contrario: el cuerpo se prepara para el invierno, cuando más escasean la luz y la energía.

   En el Feng Shui, la luz, el sonido y el agua son las formas de energía más básicas, simplemente porque somos capaces de detectarlas a través de los sentidos. Existen muchas otras formas de energía más sutiles que pasan desapercibidas ante nuestros sentidos, pero que igualmente nos influyen, aunque de forma invisible e imperceptible.

Amy Michelena    Usemos la luz para aportar vida a nuestra casa. ¿Tienes rincones o habitaciones oscuras? Habrás notado que cuando permaneces mucho tiempo allí tu estado de ánimo tiende a decaer. Introduce más iluminación y se obrará el milagro. Pero ojo, en cuestión de iluminación, también unas lámparas tienen unas características diferentes de las otras.

   Por ejemplo, las lámparas tradicionales de los dormitorios, que vierten el haz del luz hacia abajo, son indicadas para relajarse y adormecerse. En cambio, las lámparas que proyectan la luz hacia arriba tienen la capacidad de elevar también nuestro espíritu y nuestro humor. Las lámparas de luz fluorescente se consideran poco adecuadas en el Feng Shui, porque solamente emiten una parte de los rayos lumínicos y eso puede producir cansancio. Por contra, las lámparas que tienen cristales y brillan se consideran muy positivas, porque multiplican el efecto de la luz.

Amy Michelena    Elige las lámparas de tu casa siguiendo tus gustos decorativos y tus necesidades, pero ten en cuenta que añadir más luz siempre incrementa el nivel de energía y que el tipo de luz que emite cada tipo de lámpara tendrá unos efectos u otros. Si deseas un poco de relajación y de tranquilidad, gradúa la luz para que no deslumbre y rodéate de lámparas que emiten la luz hacia abajo, y si lo que quieres es animarte y realizar actividades sociales o que requieren mucha energía, usa lámparas que lanzan la luz hacia arriba.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Your Reply