Posts Tagged ‘año de la cabra de madera’

Las buenas energías de 2015


2015
02.18

   Después de repasar dónde estarán a lo largo del Año de la Cabra de Madera (2015) las energías negativas en nuestra casa y tras colocar las curas necesarias para minimizar sus efectos nocivos, vamos a ver cómo se encuentra el mapa energético en el otro lado de la balanza, es decir, dónde se sitúan este año las energías positivas.

 Las ‘estrellas voladoras’ que mejor energía contienen son las que conocemos con los números 1, 4 6 y 8, además de la 9, aunque esta última es una energía de efecto a largo plazo, más que inmediato. Aun así, conviene activarla y tenerla en cuenta para sentar las bases de la prosperidad de cara al futuro. Veamos una por una cómo nos afectarán a partir de mañana, cuando comienza el nuevo año en la tradición china.

La estrella 1 ocupa este año el sector Este de la casa y suele traer consigo oportunidades para mejorar los asuntos relacionados con el trabajo. La energía de la estrella 1 es de Agua, por lo que activaremos su buena influencia colocando objetos que emiten este mismo tipo de energía, preferiblemente en movimiento, como una fuente o una pecera o acuario con peces vivos. Objetos de color azul o negro e imágenes que sugieren agua también pueden ayudar, aunque en menor medida.

   La estrella 4 es conocida también como la ‘estrella del romance’ y este año se coloca en el Noroeste de la vivienda, que es el área que representa al hombre de la casa, al patriarca y al mundo masculino en general. Su naturaleza energética corresponde al elemento Madera, por lo que podemos ayudarle a crecer colocando en esta zona de la casa alguna planta, tallos de bambú y objetos de color verde. Un jarrón con flores será perfecto igualmente. Si deseamos mejorar nuestra vida sentimental podemos recurrir al tradicional símbolo de la doble felicidad chino. Esta es también la estrella que propicia logros académicos y ayuda en exámenes, oposiciones y eventos similares. El símbolo clásico en la tradición china que ayuda a los estudiantes es la carpa.

La estrella 6 se sitúa a lo largo de 2015 en el Noreste. Se trata de una zona que simboliza los estudios, la investigación, la escritura y la cultura en general. La activaremos con objetos que emiten energía de Tierra, como el cristal, la cerámica, la piedra… una recomendación tradicional es colocar aquí un cuadro o fotografía que represente una montaña (que no sea demasiado puntiaguda). También 6 esferas de cristal. Evitar el exceso de energía de Fuego y de Metal.

   La estrella 8 se coloca en el Norte de la casa, que es el área que rige nuestra vida profesional y laboral, así que los auspicios no pueden ser mejores. Lo primero que tenemos que hacer es limpiar a fondo la habitación que ocupa el Norte de nuestra casa, ordenar y deshacernos de todo aquello que esté roto, feo, inservible o nos traiga recuerdos negativos. Sólo con eso la habitación ya recobrará una atmósfera más positiva. La estrella 8 contiene energía del elemento Tierra, así que podemos activarla utilizando algunos objetos de esta misma energía, como esferas de cristal, cosas de cerámica o piedra, y adornos o textiles de colores terrosos, como beige, ocre o terracota. Para no dañar a la estrella 8 conviene también retirar en la medida de lo posible los objetos que contengan el elemento Metal, como pueden ser muebles o elementos decorativos de hierro, aluminio, acero, cobre, bronce o latón, cosas de color blanco, gris o metalizados y objetos dorados o plateados.

La estrella 9 viaja este año al Suroeste, el área de las mujeres, la fertilidad, la pareja y el amor. Así que nos conviene mimarla bien. La nueve es una estrella de elemento Fuego, que es también el elemento que activa alegremente el sector Suroeste, así que la combinación no puede ser más afortunada. Pero siempre podemos hacer algunos gestos para apoyarla todavía más. Decoremos esta zona de la casa en tonos rosas, rojos, anaranjados… coloquemos los objetos por parejas (no uno solo y mucho menos, tres) para atraer la armonía amorosa. Si tenemos en la casa algún cojín en forma de corazón, llevémoslo allí este año.  Candelabros, incienso, lámparas de lava… todo eso contribuye a mejorar la relación si lo ponemos en el Suroeste. Usemos la luz sin miedo.

Limpieza general para terminar el año


2014
12.18

El Año Nuevo chino no llegará hasta bien entrado el 2015, más concretamente el 19 de febrero, un poco tardío este año. La tradición oriental indica que dos semanas antes del nuevo año conviene realizar una profunda limpieza general en la casa, para despedir a las energías caducas del año que muere y dar la bienvenida a las nuevas energías frescas del que será el Año de la Cabra de Madera.

En mi caso particular, hace semanas que siento que el año está finiquitado. Las energías parecen moverse lentamente, los asuntos no avanzan, todo parece un poco atascado. Incluso en la casa se producen pequeños incidentes constantemente: una bombilla que se funde, una puerta que se atasca, un grifo que no deja de gotear… mentalmente me hacen pensar que debo mirar hacia adentro y encontrar soluciones a esos pequeños problemas que hacen que tu vida no progrese como deseas.

Así que días atrás me puse manos a la obra. He revisado armarios, cajones, objetos, muebles, cuadros, fotos, textiles… todas las cosas que me rodean y que, mayoritariamente, llevan años en el mismo sitio. He anotado todo lo que está demasiado viejo, feo, defectuoso o resulta ya inservible. Varias cajas se han llenado de ropa que no me sirve, de juguetes demasiado infantiles, de calzado… y se han donado a la beneficencia. Los muebles que peor aspecto tienen van a ser pintados o restaurados, he retapizado alguna silla… voy a coser cortinas nuevas y voy a intentar organizar mejor las cosas y el espacio para que la energía se mueva libremente, sin que tropiece todo el tiempo con algún objeto fuera de lugar.

Y ahora toca la limpieza a fondo. Es increíble cómo va cambiando una casa a lo largo de los años sin que nos demos cuenta. Todo envejece, se deteriora, va tomando un aspecto diferente, la pintura de las paredes se oscurece… y el conjunto empieza a parecer más viejo, más usado, menos luminoso. Esto hará que nuestra vida e incluso nuestro ánimo refleje ese mismo “cansancio”. Y no debemos bajar la guardia. Así que este año he empezado mi limpieza de fin de año antes de lo previsto, para estar segura de que lo haré bien y a profundidad. Así, en cuanto crucemos el umbral del año nuevo, la casa (y los que vivimos en ella) estaremos preparados para renovar nuestra propia energía y, con ello, afrontar con más garantías de éxito los retos que se nos presenten en 2015.