Posts Tagged ‘cinco elementos’

Paso 7: Tener en cuenta el Ciclo Destructivo de los Cinco Elementos


2015
06.20


   La semana pasada vimos con detenimiento
cómo adecuar cada habitación a la energía de la orientación en la que se encuentra. Es un proceso largo que puede llevarnos semanas, pero con tiempo y paciencia iremos completando cada estancia de la casa. En algunas será necesario algún cambio importante, como pintar las paredes o sustituir la ropa de cama y las cortinas, pero en general podremos hacer cambios pequeños que tendrán un gran impacto en la calidad de la energía de cada habitación.

 Sin embargo, con esto no acaba nuestro trabajo, porque la energía es algo muy sutil que cambia rápidamente y que se deja influir por toda clase de condicionantes. Por eso hoy veremos otra parte de este mismo tema: qué tipo de cosas conviene evitar en cada habitación para no perjudicar la energía favorable.

  Para entender el siguiente paso debemos conocer muy bien el ciclo constructivo y también el ciclo destructivo de los cinco elementos. Es una noción importante para cualquiera que desee trabajar con el Feng Shui. La idea base (según la tradición china) es que todo en la naturaleza pertenece a uno de los cinco elementos: agua, madera, fuego, tierra o metal. Estos elementos, que no son más que tipos diferentes de energía, se relacionan entre ellos creando relaciones positivas (creativas, constructivas) o negativas (destructivas).

   Los cinco tipos de energía del universo pueden relacionarse de tres formas diferentes. Una es el llamado Ciclo Constructivo de los Cinco Elementos (también conocido como ciclo creativo). Según este ciclo, el elemento Agua genera Madera, ésta genera Fuego, éste produce Tierra y ésta produce Metal. Finalmente, el Metal produce Agua de nuevo.

  En este sentido, es conveniente que en una zona donde se asienta de forma natural la energía del Metal, como es la habitación que estuvimos estudiando la semana pasada, exista una buena dosis de energía de Metal a través de los colores, los muebles y los materiales, pero también es muy beneficioso que exista una buena dosis del elemento que genera la energía del Metal. Sería algo así como el elemento madre, en este caso, la Tierra (porque en el Ciclo Constructivo de los Cinco Elementos, la Tierra produce Metal).

   En este caso concreto, vemos que las paredes empapeladas con un papel amarillo y verde contienen una gran dosis de energía de Tierra, que alimentará y consolidará la energía de Metal del área. Así que por ahí vamos muy bien. Además, hemos añadido cojines de color amarillo, que también contribuyen a aportar energía de Tierra.

   Pero veamos la segunda forma que tienen los elementos de la naturaleza de relacionarse: el Ciclo Destructivo de los Cinco Elementos. Para comprender este ciclo debemos observar las flechas de color violeta que unen los distintos elementos entre sí. En este ciclo, el Fuego destruye al Metal (digamos que el fuego es capaz de destruir el metal en la forja); el Metal destruye a la Madera (un hacha de metal es capaz de derribar un árbol de madera); la Madera destruye a la Tierra (las raíces de un árbol penetran en la tierra horadándola); y la Tierra destruye al Agua (la tierra es capaz de desecar el agua o de contenerla en forma de vasija).

   Sabiendo esto, debemos volver a mirar nuestra habitación para detectar posibles relaciones destructivas entre los elementos predominantes en esa estancia. Recordemos que en el caso del ejemplo predominaba la presencia de la Madera, del Metal y de la Tierra, mientras había casi una ausencia total de los elementos Fuego y Agua.

  Ya hemos visto que la Tierra y el Metal se llevan bien (la Tierra produce Metal), mientras que la Tierra y la Madera no. ¿Qué podemos hacer para compensar esta mala relación que crea vibraciones energéticas discordantes? Lo más sencillo es completar un grupo de tres elementos que forman parte del ciclo constructivo. Comprobamos cuál es el elemento que falta entre la Madera y la Tierra: el Fuego. Lo más indicado será entonces aportar una pequeña dosis de elemento de Fuego para crear una relación armoniosa entre la Madera y la Tierra. Será muy fácil: bastará colocar algún cojín de color rojo o naranja intenso sobre la cama, añadir quizá unas velas o colgar un cuadro que represente el Sol, una fogata o cualquier cosa que nos recuerde al fuego.

  Lo mismo ocurre con la relación entre el Metal y la Madera, que no se llevan bien. Haremos lo mismo. Nos fijamos en cuál es el elemento intermedio capaz de armonizar estos dos tipos de energía y veremos que es el Agua. Añadamos pues algo de elemento Agua en esa habitación, que carecía por completo de este tipo de energía. Nos bastará buscar algo azul o negro, la foto de un estanque, una playa o una fuente. O cualquier cosa que nos traiga recuerdos del mar.

Paso 6: Empezar habitación por habitación


2015
06.14

   Semanas atrás completamos la distribución del mapa Bagua sobre el plano de nuestra casa, estableciendo con precisión las 9 zonas. Guiándonos por los datos que aparecen en la imagen, ya sabemos qué tipo de objetos, colores, formas y materiales son más beneficiosos en cada uno de estos 9 cuadrantes. Y ahora debemos observar cómo afectan las 9 áreas del Bagua a cada una de las habitaciones de la casa.

   Así que hoy vamos a especificar un poco más cómo empezar a aplicar este conocimiento en nuestra casa. Nos guiaremos por el ejemplo que hemos estado siguiendo. Empecemos por el dormitorio 2 de este apartamento. Según la orientación que nos marca la brújula una buena parte de esta habitación está orientada hacia el Noroeste, un área donde domina la energía del Metal. El resto de la habitación se orienta hacia el Oeste que, por suerte, también está dominado por el elemento Metal.

Si deseamos que esta parte de la casa contenga una energía armoniosa y favorable para el área que representa (viajes, personas influyentes y mentores en el Noroeste y creatividad, proyectos e hijos en el Oeste), tendremos que aportar aquí una buena dosis de energía de Metal. Si prestamos atención al gráfico, sabremos cómo hacerlo: con los colores blanco, gris, oro o plata, con objetos metálicos, con formas esféricas o redondas, con música de piano, con aparatos electrónicos, teléfonos, relojes…

   Veamos ahora una foto de cómo está decorada en la actualidad esa habitación. En la imagen no se aprecia, pero el techo del dormitorio es blanco, la ventana es de aluminio blanco, el rodapié que recorre las paredes es blanco, la puerta y el armario también son blancos y, como se ve, los dos apliques de luz tienen un marco metálico y un cristal blanco. El resto está dominado por las rayas verticales del papel pintado (representan el elemento Madera), los colores amarillo y verde (energía de Tierra y Madera), la mesita también es verde y está hecha de madera (elemento Madera) y el suelo es de madera (Madera).

   Así que podemos concluir que, aunque hay una buena dosis de energía de Metal (porque el color blanco está presente en abundancia), también hay cierto predominio del elemento Madera (el color verde y el suelo de madera) y Tierra (el color amarillo de las paredes). Anotaremos también que los elementos Agua y Fuego están prácticamente ausentes de esta estancia.

   Para reforzar un poco más la energía de Metal conveniente en esta estancia podemos colocar un reloj, quizá un aparato de música o un ordenador, algún adorno metálico (sirve cualquier objeto fabricado con hierro, latón, cobre, aluminio, acero…) o también objetos o tejidos de brillos metalizados.

   Si nos fijamos en las características del Noroeste, veremos que el número que le corresponde a esta zona es el 6. Una idea adecuada sería colocar objetos en grupos de 6, por ejemplo, seis esferas metálicas. Pero, ojo, una parte de la habitación está situada en el Oeste y allí el número correspondiente es el 7. Cuidaremos bien en qué zona colocamos los adornos u objetos decorativos para que armonicen con el número adecuado. Si, por ejemplo, ponemos sobre la mesita un bol con seis esferas de metal, podríamos poner en la pared contraria (orientada al Oeste) un grupo de siete fotografías en blanco y negro (colores que también representan la energía del Metal porque en las imágenes en blanco y negro suelen predominar los grises).

 Como vemos, por el momento no será necesario hacer grandes obras ni gastos importantes para ir armonizando la energía de esta habitación. La próxima semana hablaremos de otros detalles energéticos que hay que tener en cuenta a la hora de decorar esta zona de la casa. ¡Espero que estos consejos te sirvan!

Adecuando la casa a las nuevas energías


2015
03.08

   Como sabes, hace un par de semanas cambió el año chino y con él las energías de la casa. Desde hace unos días las viejas energías cambiantes de 2014 nos han abandonado y han empezado a instalarse en todos los rincones de nuestro hogar energías nuevas, mucho más fuertes e influyentes que las del fin de año. Si bien el Feng Shui de la casa debe adecuarse sobre todo a las energías fijas que viven en ella (para conocerlas debemos consultar con un experto), siempre es bueno hacer pequeños cambios que adapten la casa a las energías del año, las que conocemos como “estrellas voladoras anuales”.

Para hacerlo debemos guiarnos por el mapa de las estrellas que se rediseña cada año. Lo encontraremos en libros especializados, en webs y blogs sobre Feng Shui e incluso podemos calcularlo si conocemos a fondo el tema o a través de programas de ordenador. El de 2015 es éste que veis aquí.

Como expliqué en los posts anteriores, existen energías muy beneficiosas (1, 4, 6 y 8 ) y otras negativas (2, 3, 5 y 7 ), siendo la peor de todas la número 5. Lo más urgente siempre es suavizar el efecto de las negativas y, después, incentivar a las positivas. El alcance de este efecto será mayor o menor dependiendo de la estancia que ocupen. Así, en los dormitorios, la entrada y el centro de la casa tendrán un gran impacto, porque son zonas importantes del hogar, donde pasamos mucho tiempo (dormitorios), por donde se introduce la energía cada día (recibidor) o que afectan a toda la casa (centro). En cambio, en los cuartos de baño apenas tendrán efecto, porque el continuo desagüe desgasta las energías, sean buenas o malas. Tampoco serán perjudiciales o beneficiosas si se encuentran debajo de la escalera, en un trastero, en el garaje o en lugares pequeños, oscuros y de poco uso.

Lo primero que debemos hacer es fijarnos en los elementos que “sobran” este año de acuerdo con las energías reinantes. En el ejemplo práctico de hoy veremos lo que ocurre en el comedor de esta cocina que se encuentra orientada al Sur de la vivienda. Si consultamos el mapa de las estrellas voladoras para 2015, vemos que en el Sur se encuentra este año la estrella 7, que contiene y emite energía de Metal. Según la tradición del Feng Shui, la combinación de una estrella 7 de Metal con el Fuego que reina de forma natural en el Sur provoca riesgo de incendios. Esto nos obliga a tomar algunas precauciones, especialmente cuando se trata de una cocina, donde el peligro de incendio siempre existe.

   Veamos cómo está decorado este pequeño comedor de la cocina donde se reúne la familia para desayunar, comer y cenar a diario. La mesa es redonda y blanca, por lo que pertenece al elemento Metal y las sillas son también blancas. Pero al ser un espacio ubicado en el Sur de la vivienda, se ha adecuado su energía al de esta área de la casa cubriendo la mesa con un mantel de estampado floral en verde y rosa y añadiendo a las sillas cojines de color rosa intenso. De este modo, el pequeño comedor emite energía de Fuego, favorable en el Sur cuando no hay contraindicaciones.

  Pero si recordamos que este año se instala allí la estrella 7 trayendo consigo peligro de incendio, lo primero que debemos hacer es retirar los objetos que refuerzan la energía de Fuego de esta zona (es decir, el mantel y los cojines de las sillas). Lo guardaremos hasta el año que viene, cuando volverán a cambiar las energías, o los desplazaremos hacia la zona de la casa donde sí nos conviene este año reforzar la energía del Fuego (el centro de la casa, por ejemplo).

A continuación colocaremos en esta zona objetos que ayuden a suavizar la mala combinación energética. La tradición Feng Shui nos dice que la energía de Metal (que emite la estrella 7 con agresividad) se controla a través de la energía del elemento Agua. La explicación se encuentra en el Ciclo de los Cinco Elementos, una de las claves que conviene dominar para trabajar con el Feng Shui. Los cinco elementos (tierra, metal, agua, madera y fuego) que según la tradición china componen el mundo se relacionan entre sí siguiendo 3 patrones distintos: uno es creativo; otro es destructivo y el tercero es de control. Para dominar las energías demasiado fuertes y negativas utilizaremos este último. Y según el ciclo de control de los cinco elementos, es el Agua quien domina al Metal, suavizando sus efectos.

    ¿Qué haremos entonces? Fácil: introducir objetos de energía de Agua en este espacio. Podemos hacerlo físicamente, con una fuente, un acuario o una pecera, a través de objetos decorativos que provienen del mar, como conchas, estrellas de mar, barcos, anclas, salvavidas… o introduciendo los colores azul y negro, bien a través de los textiles o bien pintando los muebles o colgando cuadros o fotografías de estos tonos o que representen escenas marineras.

En este caso hemos optado por sustituir el mantel de flores rosas por uno en azul y los cojines rosa intenso por otros en azul intenso. No ha sido necesaria una gran inversión (6 euros el mantel y 10 euros los cuatro cojines, algo similar en dólares), el resultado es atractivo y con este pequeño gesto estaremos controlando la energía de la estrella 7, que no es nada beneficiosa. ¡Hasta al gato parece gustarle!

Estrellas Voladoras noviembre 2011


2011
11.07

www.fengshuifacil.com/blog

Con la llegada de un nuevo mes en el calendario chino, también se produce un cambio de energía en los distintos espacios de nuestra casa. Para conocer qué nuevas energías se están moviendo ahora mismo a nuestro alrededor, te ofrezco el mapa de las Estrellas Voladoras de este Mes del Cerdo de Tierra, que comienza mañana.

Fijémonos especialmente en las estrellas más conflictivas (la 5 y la 2, señaladas en rojo y con un círculo en el gráfico) para colocar las curas necesarias para apaciguar las energías más negativas que nos visitan en casa.

Si nunca antes has oído hablar de las Estrellas Voladoras del Feng Shui, te diré que llamamos así a las energías que ocupan la casa temporalmente. Todas las casas tienen su propia configuración energética, que se establece en el momento en que se construye el edificio. Esas energías fijas que habitan en la casa son las que definen la calidad energética de nuestro hogar. Son las más importantes. Pero sólo es posible conocerlas realizando un estudio personalizado de cada vivienda, porque todas son diferentes.

Por eso en estos pequeños artículos sólo podemos abordar las energías temporales, que son las que “visitan” nuestra casa periódicamente y que sí pueden identificarse, porque son las mismas en todas las viviendas.

En este grupo de las energías temporales (lo que llamamos Estrellas Voladoras o Estrellas Volantes) se encuentran las de carácter anual, que permanecen en las casas durante todo el año, y las Estrellas mensuales, que visitan la casa durante cuatro semanas.

Lo más importante que debes saber acerca de las Estrellas Voladoras es que por sí solas tienen cierta influencia en nuestra vida (según dónde se coloquen en cada momento), pero tienen mucha más influencia dependiendo de la relación entre ellas. Es decir, cuando una Estrella (energía) mensual se une a otra anual, la mezcla de estas dos será más poderosa que una sola.

Otro detalle importante que debes tener en cuenta es que existen dos Estrellas particularmente negativas: la número 2 y la número 5, que son energías que traen enfermedad. Cada mes deberemos estar atentos a dónde se encuentran estas dos estrellas negativas, para tratar de debilitar su influencia, especialmente si en casa hay niños pequeños, personas delicadas de salud o ancianos.

Vamos pues a analizar cómo están las energías temporales de este mes. Para identificar su influencia deberás tener una brújula, para saber en qué zona de tu casa tienen más fuerza. Recuerda que en los dormitorios es donde más daño pueden hacer, porque allí pasamos más horas que en ningún otro lugar. También influyen con más fuerza en el área donde se encuentra la puerta principal de la casa y allí donde se registra más movimiento de la casa.

NORTE: Durante este mes de noviembre 2011 en el norte tendremos una combinación de plena energía de Madera, pues coinciden la estrella anual 3 con la estrella mensual 4. La mezcla puede traer problemas de inestabilidad mental y estrés para las mujeres de la casa, especialmente si ya tienen cierta edad. También alerta de la posibilidad de un robo. Para minimizar estas tendencias podemos añadir algo de energía de Fuego, que restará fuerza al exceso de Madera. Se recomienda entonces colocar luces brillantes o algún objeto de color rojo en el Norte.

www.fengshuifacil.com/blogNORESTE: A la benéfica estrella anual 1 le visita este mes de noviembre la venenosa estrella 2, lo que provoca problemas. Puede ser que las mujeres manifiesten deseos de dominar durante este mes y eso cause conflictos con los hombres de la casa. También pueden presentarse enfermedades, especialmente si se duerme en una habitación orientada en esta dirección. Podemos añadir objetos de elemento Metal para suavizar la tendencia: cosas de forma redonda o esférica y también cosas elaboradas con cualquier metal, así como los colores blanco, gris y metalizados.

NOROESTE: Éste será el mejor sector durante todo el mes (hasta el 6 de diciembre), porque a la excelente estrella anual 8 se le presenta como visita la estrella 9, que tiende siempre a exagerar las cosas, tanto lo bueno como lo malo. Así que tendremos una excelente energía en el Noroeste de la casa. Será bueno para los negocios, la fama, generará alegría, éxito y felicidad. Ojo, si estás buscando marido (o esposa), la energía de este sector durante este mes será muy propicia. Así que si tienes que pedir la mano de tu pareja, hazlo en una habitación orientada al Noroeste. La energía será tan buena que no es necesario aplicar ninguna cura, aunque podemos reforzarla todavía más añadiendo 8 piedras de cuarzo transparente.

CENTRO: Durante este mes el centro de las casas recibe la visita de la magnífica estrella 8, lo que trae excelentes oportunidades tanto en materia de negocios como en cuestiones amorosas. Por ser el centro no se aplican curas, pero podemos estar contentos, porque la excelente energía del centro de la casa se expande por toda la vivienda.

SUR: Este mes no será un buen lugar para permanecer mucho tiempo, porque se produce la combinación de estrellas 2-3, que augura conflictos, peleas, discusiones, malentendidos y chismes que pueden traer consecuencias negativas para la familia. Tanto que hasta podría provocar algún problema de tipo legal. Lo mejor para evitar esta atmósfera es utilizar esta habitación lo menos posible. Para suavizar el efecto, también podemos recurrir a la energía del Metal, colocando aquí objetos metálicos o cosas de color blanco o gris, así como cosas de forma redonda o esférica.

SURESTE: Tampoco el Sureste será durante este mes un lugar apacible porque se da una combinación doble de energía de Metal, las estrellas 6 y 7. Este exceso de Metal puede provocar peleas y conflictos entre los habitantes de la casa. Para minimizar su efecto podemos utilizar la energía del Agua, es decir, colocando en el Sureste objetos de color azul o negro o bien agua quieta (sin movimiento).

SUROESTE: Otra combinación negativa para este mes por la visita de la estrella más negativa de todas, la 5, que trae presagios de enfermedad. Lo ideal es utilizar poco o nada este sector. Pero si tienes aquí el dormitorio o te resulta imposible evitar este espacio, puedes utilizar el elemento Metal para suavizar un poco las energías más perjudiciales. Escucha música de piano (ojo, sólo de piano), coloca en esta zona objetos de metal, utiliza el color blanco y el gris y recurre también a objetos de forma redonda o esférica. También servirá un reloj de péndulo con movimiento.

ESTE: A lo largo de las próximas cuatro semanas la estrella 6 (energía de Metal) visita el Este de la casa, que está ocupado por la estrella anual 5 (la más negativa), lo que suavizará en cierta manera la energía negativa que durante todo este año se respira en el sector Este de la casa. De todas formas, no será un lugar favorable. Se auguran problemas en el entorno laboral y en los negocios, así como dolores de cabeza y estrés. Sería perfecto no pasar tiempo en esta zona. Si es imposible, pongamos cosas de metal aquí, además de objetos de color blanco, gris o metalizados y objetos de forma redonda o esférica. Un reloj de péndulo será támbién perfecto, así como la música de piano.

OESTE: El Oeste de la casa será uno de los mejores sectores del mes, porque recibe la benéfica estrella 1, generando auspicios de éxito, riqueza y excelentes perspectivas amorosas y en los asuntos académicos. Añadamos algo de energía de Madera, como una planta o unas flores para potenciar aún más esta buena energía.

La cama perfecta para ti


2011
06.09

   El dormitorio es una de las habitaciones que más tenemos que cuidar desde el punto de vista del Feng Shui, porque en él nos pasamos la tercera parte de nuestra vida. Son muchas horas y durante todo ese tiempo, día tras día, vamos absorbiendo la energía que nos rodea en esa estancia. Por eso las distintas teorías del Feng Shui hacen decenas de recomendaciones sobre los dormitorios.

   En un dormitorio no sólo dedicamos cerca de ocho horas diarias a reponer fuerzas y a descansar, es también el lugar que ocupamos cuando estamos enfermos y, además, el escenario para nuestros momentos de amor y pasión. Combinar todo ello puede resultar a veces difícil.

   Hoy quiero ofreceros una curiosa teoría de Feng Shui que nos explica cómo elegir la cama perfecta. Dependerá del signo zodiacal de cada uno. Como sabes, el zodíaco chino otorga a cada uno un animal simbólico según su año de nacimiento. Dependiendo del elemento (agua, fuego, tierra, madera o metal) que rige cada signo, para unos será más favorable un tipo de cama u otro.

   Así que siguiendo estas teorías voy a comentar cómo será la cama más adecuada para cada signo. El problema será combinar dos signos contradictorios cuando dormimos en pareja. Veamos:

   -Los nacidos en el año de la Serpiente (1929-1941-1953-1965-1977-1989-2001) y los nacidos en el año del Caballo (1930-1942-1954-1966-1978-1990-2002) tienen el elemento Fuego como dominante, por lo que se recomienda que utilicen una cama construida en madera. Deben evitar la ropa de cama de colores azul o negro, puesto que estos tonos representan al elemento Agua, que vendría a “apagar” la energía del Fuego que predomina en las personas Serpiente y Caballo. 

   -Las personas nacidas en el año del Perro (1922-1934-1946-1958-1970-1982-1994-2006), las nacidas en el año del Dragón (1928-1940-1952-1964-1976-1988-2000), quienes nacieron en un año del Buey (1925-1937-1949-1961-1973-1985-1997-2009) y quienes nacieron en el año de la Cabra (1919-1931-1943-1955-1967-1979-1991-2003) comparten el elemento Tierra como predominante en su mapa energético particular, por lo que les resultan favorables las camas pintadas de rojo. También pueden servir las camas en rosa, anaranjado o sus tonos más suaves, como el salmón o el melocotón. Estas personas de elemento Tierra deben evitar dormir en camas realizadas en madera, porque el elemento Madera tiende a perjudicar al elemento Tierra y pueden sentir agotamiento.

   -Quienes nacieron en el año del Cerdo (1923-1935-1947-1959-1971-1983-1995-2007) y los nacidos en el año de la Rata (1924-1936-1948-1960-1972-1984-1996-2008) pertenecen al elemento Agua, por lo que se sienten cómodos y fortalecidos en una cama realizada en metal, generalmente latón o hierro. En cambio, deberán evitar el uso de ropa de cama de colores amarillos, beige o tierra, porque representan el elemento Tierra, que resulta perjudicial para el elemento Agua que predomina en ellos.

   -Las personas nacidas en el año del Tigre (1926-1938-1950-1962-1974-1986-1998-2010), así como quienes nacieron en el año del Conejo (1927-1939-1951-1963-1975-1987-1999-2011) comparten el elemento predominante Madera, por lo que les conviene dormir en una cama pintada o tapizada en azul o negro, pues así se introduce el elemento Agua que tan beneficioso les resulta. Por contra, deberán evitar dormir en camas de metal.

   -Finalmente, los nacidos en el año del Mono (1920-1932-1944-1956-1968-1980-1992-2004) y los nacidos en el año del Gallo (1921-1933-1945-1957-1969-1981-1993-2005) pertenecen al elemento Metal, de forma que la mejor cama para ellos es aquella que viene pintada o tapizada en blanco, aunque también puede usar camas pintadas en tonos amarillos, beige o tierras. Deben evitar el uso de ropa de cama roja, que podría hacerles sentir debilidad.

Color, decoración y Feng Shui


2010
08.03

   El color es uno de los aspectos que con más profundidad se estudia en el ámbito de la decoración de interiores. No es raro, porque las paredes son superficies muy grandes y dominantes, que nos envuelven, y pintarlas de un color inadecuado podría tener repercusiones muy notables a nivel estético y psicológico. Dependiendo del color de una habitación habrá más o menos luz, más o menos sensación de amplitud, los techos parecerán más o menos bajos y psicológicamente nos sentiremos distintos en una estancia de paredes rojas, blancas o negras.

   Algo parecido dice el Feng Shui. En la práctica del Feng Shui la teoría de los cinco elementos tiene una gran importancia. Y en ella el color es un aspecto fundamental.

   La teoría de los cinco elementos describe las distintas cualidades de la energía Chi y para reconocerlas mejor se les da nombre de elementos conocidos en la naturaleza con los que comparten características: fuego, tierra, metal, agua y madera. Es casi una forma poética, metafórica, por analogía, de darles nombre.

   Los colores se identifican también con estos elementos, dependiendo de sus características y de cómo nos hacen sentir. Veamos los más básicos.

   Blanco: es un color neutral, que en el Feng Shui representa la energía del metal y la forma circular o espiral, porque es una energía que gira. Perfecto para promover la concentración y el análisis, por eso se utiliza en los laboratorios. Culturalmente se ha asociado a la pureza, la limpieza y la infancia. En decoración resulta demasiado neutral, casi sin personalidad.

   Amarillo: dependiendo de su fuerza será tierra o fuego. En su matiz más brillante representa la energía del fuego y, como tal, es el que más luz aporta a una habitación y por eso tiene un efecto psicológico estimulante. Más templado será tierra. Como tierra, es una energía aposentada y firme, de forma cuadrada, perfecta para sentirse “con los pies en la tierra“.

   Naranja: es una mezcla de amarillo y rojo, los colores del fuego y comparte con ellos sus características. Resulta vivificante y activador. Se dice que favorece la digestión y es perfecto para elevar el ánimo cuando estamos decaídos.

   Rojo: es el fuego en estado puro. Culturalmente ha simbolizado la guerra, la sangre, la revolución, la violencia y también la pasión sexual. Estimula la mente y nos viene bien cuando necesitamos dar un giro a nuestra vida. Pero, ojo, puede provocar agresividad. Es una energía que estalla, llenándolo todo.

   Violeta: este color mezcla dos contrarios, azul y rojo, por lo que en el Feng Shui es un tono contradictorio que se crea a partir del fuego y el agua y por eso ha simbolizado siempre lo misterioso, lo oculto. Culturalmente se lo relaciona con la muerte y la iglesia. Psicológicamente, una habitación violeta invita a la calma y la pasividad. Será bueno, pues, para personas muy nerviosas. Si domina el azul se considerará agua; si prevalece el rojo será fuego.

   Azul: el color del mar y del cielo, proporciona altas dosis de tranquilidad. En el Feng Shui representa el agua y, por tanto, la capacidad de fluir y de adaptarse a las circunstancias. Es una energía ondulante. Psicológicamente, si elegimos un tono oscuro favorecemos la concentración, pero también cierta inclinación a la tristeza. Los tonos claros son luminosos, alegres y muy adecuados para los niños.

   Verde: el color de la naturaleza exuberante, del crecimiento, de la vida. Lo utilizan los médicos porque se cree que ayuda a la curación. Es tranquilizante y capaz de equilibrar las situaciones complicadas. En el Feng Shui representa la energía de la madera, sobre todo cuando es joven y crece y se expande. Es una energía que se mueve en vertical, siempre hacia arriba. Simboliza la fertilidad, la salud, la capacidad de renacer. Culturalmente se ha asociado con la esperanza. Tiene un efecto sedante.

   Negro: es un color elegante, pero difícil. En decoración se utiliza en dosis mínimas para aportar un toque diferente, pero psicológicamente puede empujar hacia la tristeza porque hace más oscuros los ambientes y en cualquier caso resulta demasiado solemne. En el Feng Shui representa la energía del agua, más como el agua de un pozo (oscura y misteriosa) que el de un riachuelo o el mar.