Posts Tagged ‘energía negativa’

Qué energías negativas nos acechan este año?


2016
02.03

Cada año cambian las energías que penetran en nuestra casa a través de eso que los chinos conocen como “estrellas voladoras” o “estrellas volantes”, que no son más que corrientes energéticas que van girando con el tiempo. Las hay de más largo recorrido, como las anuales, que están ahora mismo entrando en acción, desplazando a las que rigieron durante 2015. Las hay más rápidas, como las mensuales, que sólo duran un mes (el tiempo que la Luna tarda en realizar su ciclo completo), y las hay casi instantáneas, que permanecen activas durante un día o un par de horas.

A la hora de proteger nuestra casa y nuestra vida, prestamos especial atención a las energías que tienen más poder, es decir, a las que duran más tiempo (mensuales y anuales). Las del año, particularmente, configurarán la atmósfera que respiraremos en casa durante los próximos doce meses, así que conviene conocerlas y tenerlas en cuenta.

Como es lógico, no todas las energías son iguales. La tradición china las divide en cinco modalidades, que ellos llaman “elementos”: Tierra, Metal, Agua, Madera y Fuego. En total hay ocho tipos de energía diferentes, pero todas ellas pertenecen a alguno de estos cinco elementos. Su propia naturaleza les hace moverse de un modo determinado, por lo que es relativamente sencillo saber dónde están cada una de ellas en todo momento y de qué modo se comportan. Su propia naturaleza es también la que nos permite saber de qué modo actúan sobre nosotros, cómo nos influyen.

De las ocho energías que entran en acción en nuestra casa hay dos a las que debemos vigilar con especial celo: las llamamos 2 y 5, ambas pertenecen al elemento Tierra y se las conoce como “estrellas de la enfermedad”. Es decir, no traen más que problemas. En el Feng Shui es siempre prioritario controlar y minimizar los efectos perjudiciales de las estrellas negativas y después, si hace falta, podemos potenciar las estrellas positivas para aprovechar mejor su benéfica influencia.

Así que hoy vamos a ver dónde estarán durante este año las estrellas más negativas, cómo pueden afectarnos y, sobre todo, cómo detener o suavizar su pésima influencia.

Estrella 5 amarilla: Se considera la energía más negativa que entrará en nuestro hogar y este año se instala en el área del Noreste.  A lo largo de 2016 esta energía negativa afectará con mayor intensidad a las personas nacidas en el signo del Tigre y del Buey (o búfalo). La cura tradicional para restar influencia a las estrellas de Tierra es utilizar el elemento Metal, que las debilita. Así que podemos colocar en el Noreste de la casa adornos metálicos, relojes y aparatos electrónicos, que también tienen energía metálica. El Feng Shui recomienda situar aquí unas campanas de viento de 6 tubos huecos, mejor si están fabricadas con cobre o bronce. Al colocarlas hay que tener en cuenta que no deben colgar sobre nuestra cabeza, así que evitar que queden justo encima de camas, sillas y sofás. La segunda medida importante que debemos adoptar es sacar de esta habitación todos los objetos que emitan energía de Fuego, es decir, los candelabros, las velas, las estufas, el incienso… pero también las fotografías y cuadros que representan personas o animales, los textiles procedentes de material animal, como puede ser la lana, la seda, el cuero y la piel. Y también los objetos que tienen forma triangular. Todo ello representa el elemento Fuego y este año debe estar fuera del Noreste de la casa. Dentro de lo posible, es bueno dejar esta zona lo más inactiva posible, conviene no pasar mucho tiempo aquí. Si en este sector de la casa se encuentra el cuarto de baño, la cocina o un armario o trastero, no hay que preocuparse: allí la energía no tendrá efectos negativos.

Estrella 2 negra: Este año tenemos un problema particular: la estrella 2 de la enfermedad ocupa el centro de la casa, por lo que afectará a todos sus habitantes y a todos sus sectores. Por ello debemos colocar las curas necesarias para restarle fuerza. De nuevo es ésta una energía de elemento Tierra, por lo que debemos eliminar de esta zona de la casa todos los objetos que emiten energía de Fuego, igual que en el Noreste. Y añadiremos objetos metálicos y cosas con los colores que emiten energía metálica: blanco, gris, plateado o dorado. Si tienen formas circulares, espirales o esféricas, mejor que mejor. También aquí es preferible pasar poco tiempo y hacer pocas cosas, es decir, todo lo que implica movimiento, ruido y dinamismo es mejor hacerlo en otro lugar este año, porque si no estaremos activando las energías negativas de la Estrella 2 y eso no nos conviene.

   Las curas de Feng Shui para el año 2016 deben empezar a colocarse a partir de mañana, 4 de febrero, aunque desde esa fecha se puede hacer cualquier día. Mejor si elegimos un día tranquilo, en el que nos sintamos particularmente bien, y soleado a ser posible. Abramos puertas y ventanas para permitir que las viejas energías se vayan y que entren las nuevas. Cuando estén asentadas, ya podemos poner las curas. Como hemos dicho, lo más urgente es minimizar lo malo. Después podremos ocuparnos de lo bueno.

Las energías negativas que vienen con el Año Nuevo


2015
02.15

   El Año Nuevo chino está a la vuelta de la esquina. Si bien es una tradición que a los occidentales nos resulta extraña, sí que podemos aprender de ella lo que nos interesa. Y esto es el concepto de renovación que trae consigo. Porque en la mentalidad oriental, lo que se está celebrando ahora (el año comienza este jueves 19 de febrero) es el cambio de ciclo en la Naturaleza. Para entendernos, la llegada de la primavera. Y con este nuevo ciclo natural vienen energías nuevas. Son lo que en Feng Shui conocemos como ‘estrellas voladoras’ o ‘estrellas volantes’, porque se refieren a las energías que se mueven a lo largo del tiempo y del espacio.

Hay nueve clases diferentes de energías (se las suele nombrar con un número y un color, aunque sólo son convencionalismos) que se van moviendo y al inicio del año se colocan en un punto determinado, donde permanecerán hasta el año siguiente. Entre ellas las hay muy beneficiosas (estrellas 1, 4, 6, 8 y 9), relativamente negativas (3 y 7) y muy negativas (2 y 5). La idea es conocer dónde se ubican para calibrar cuánto bien o cuánto daño pueden hacernos y contrarrestar o potenciar sus efectos si fuera necesario.

   Los puntos más vulnerables de una casa son la puerta de entrada (por ahí entra la energía cada día) y el dormitorio, porque es ahí donde más horas pasamos, una media de ocho cada jornada. Si en estas áreas tenemos energías favorables no tendremos de qué preocuparnos, pero si esos puntos están ocupados este año por energías negativas, será necesario colocar alguna cura para minimizar sus efectos.

 Vamos por partes. Lo más urgente es empezar a proteger los lugares donde se ubicarán las estrellas negativas, también conocidas como ‘estrellas de la enfermedad’.

   Estrella 2. Este año 2015 la estrella 2 se coloca en el Sudeste. Si tenemos en esta orientación de la casa la puerta de entrada o el dormitorio debemos llevar a efecto alguna de las curas tradicionales. El primer consejo para no notar sus efectos es tratar de pasar el menor tiempo posible en esta zona de la casa, no hacer obras allí, no hacer ruido, no poner música y evitar el movimiento tanto como sea posible, porque todas estas actividades activan la energía y no deseamos eso. Si tenemos allí el dormitorio sería una buena idea trasladarse a otro lugar de la casa. Si resulta imposible, colocaremos objetos de metal o cosas de color blanco, gris y metalizados para que la energía del elemento Metal controle a la energía del elemento Tierra, que es la de la estrella 2. Busquemos en casa objetos dorados y llevémoslos este año al Sudeste, porque allí estarán haciendo un excelente trabajo para nosotros. Como cura tradicional china suele recomendarse la colocación en esta área de una calabaza Wu Lou pintada de oro y con abertura, porque simboliza tanto la salud como la lucha contra la estrella de la enfermedad.

    Estrella 5. Es la peor de todas. En China se le conoce como ‘estrella de la desgracia’. Su elemento también es la Tierra y, de igual modo, se combate con cosas de energía Metal. Este año 2015 la estrella 5 se coloca en el Oeste de la casa. Hay que decir lo mismo que antes: si tenemos allí la puerta de entrada o el dormitorio, hay que actuar. Lo haremos utilizando de nuevo objetos de metal. Si se desea recurrir a una cura tradicional china, se recomienda el carillón (o campana de viento) de seis tubos de metal.

   Según la teoría de los cinco elementos del Feng Shui, el elemento Fuego es el que alimenta al elemento Tierra, dándole fuerza y poder. Por eso este año será necesario reducir o eliminar en lo posible el elemento Fuego de los sectores afectados por las estrellas 2 y 5, es decir, del Sudeste y del Oeste. Contienen el elemento Fuego todos los objetos de color rojo, naranja y rosa, las cosas de forma triangular o piramidal, las fotos, figuras, dibujos o imágenes que representan animales y personas, así como paisajes con volcanes, el sol o cuadros abstractos que recuerden triángulos, fuego, y colores rojizos. También los tejidos de origen animal corresponden al elemento Fuego, como pueden ser la piel, la seda, la lana, el cuero… Por supuesto, son cosas de elemento Fuego todas las relacionadas con el propio fuego, como velas, candelabros, chimeneas, quemadores de incienso… busquemos en el Sudeste y el Oeste de nuestra casa cualquier objeto que coincida con esta descripción y llevémoslos durante este año a otra parte de la vivienda.

 La estrella 3 no es tan negativa como las anteriores, pero sí trae consigo el espíritu de la discordia, del enfrentamiento, del chismorreo, los malentendidos, la maledicencia y el conflicto. En su versión más agresiva, puede conducirnos a problemas legales o judiciales. Así que también conviene controlarla. Este año ocupa el centro de la vivienda, por lo que su influencia afectará a todos los sectores de la casa. La estrella 3 es una energía de elemento Madera, por lo que la combatiremos mediante el elemento Fuego (el fuego destruye la madera). Lo haremos colocando en el centro de la vivienda algún objeto de color rojo, naranja o rosa, encendiendo la chimenea (si hay), con cosas de forma triangular o piramidal, con textiles de origen animal o colocando aquí algún retrato de personas o animales. Eliminemos o reduzcamos los objetos de elemento Agua, es decir, de color azul o negro, las fuentes, peceras o acuarios, los cuadros o fotos donde se ve el mar, un estanque, un lago o cascadas, y todos aquellos elementos relacionados con lo marinero: anclas, faros, barcos, estrellas de mar, conchas, caracolas etc.

 La estrella 7 es también relativamente negativa. Su especialidad es la agresión y este año visita el Sur de la casa, por lo que vendrá doblemente reforzada (porque el Sur es el reino del elemento Fuego y éste lo intensifica todo). El Feng Shui nos advierte que la estrella 7 en el Sur conlleva riesgo de incendios, así que hay que extremar las precauciones. La idea para apaciguar a la estrella 7 es usar el elemento Agua. Lo haremos con objetos de color azul o negro, con agua propiamente dicha (peceras, fuentes, acuarios…), o con imágenes que representan el agua. Intentemos este año reducir la presencia del elemento Fuego en el Sur, que ya viene particularmente cargado.

Una breve ausencia y una meditación


2012
08.01

   Hola de nuevo, amig@ del Feng Shui! Como has visto, en los últimos meses he estado un poco ausente del Blog, porque sencillamente mis días sólo tienen 24 horas y no me alcanzan para atenderlo todo. Lo siento, porque sé que has estado echando de menos estos artículos sobre Feng Shui y crecimiento personal.

   La explicación es que en abril me lancé a la aventura de montar un pequeño negocio aquí, en mi ciudad, y me ha llevado más tiempo, energía y esfuerzo del que había calculado. Pero creo que la tienda (es un comercio de regalos y complementos) ya está en marcha y puedo empezar a sacar un poquito de tiempo para mis otros intereses.

   Así que hoy te traigo una meditación que he encontrado en un libro de Linda Howe y que creo que puede resultarte interesante. El libro (Cómo leer los registros akashicos) trata sobre la memoria del alma y, entre otras cuestiones espirituales, ofrece prácticas de meditación muy buenas. A continuación te la explico para que puedas ponerla en práctica cuando sientas que te invaden malas energías, cansancio, sensación de agobio o cosas por el estilo. Esta meditación se llama “El Pilar de Luz”:

   Siéntate con las plantas de los pues apoyadas en el suelo y con la espalda recta apoyada en el respaldo de la silla.

   Toma conciencia de tu propio cuerpo y del lugar en el que te encuentras.

    Frótate las manos y empieza a atraer energía desde el centro de la Tierra, imagina que va ascendiendo desde el núcleo del planeta y sube a través de tus pies para recorrer todo tu cuerpo como una corriente de energía hasta llegar al interior del cráneo, donde ejerce un poco de presión al chocar con tu cabeza.

   Sigue frotándote las manos hasta sentirlas energetizadas y calientes. En ese momento haremos una limpieza del aura, el campo energético que rodea nuestro cuerpo. Lo haremos cepillando simbólicamente con las manos todo el cuerpo, visualizando cómo se desprenden las vibraciones negativas que tenemos adheridas a la piel y también aquellas que flotan alrededor de nuestra aura.

   Envía esta energía negativa de vuelta a la Tierra, donde será procesada. Cuando termines esta limpieza del aura, apoya cómodamente las manos con las palmas hacia arriba sobre el regazo o sobre los brazos de la silla.

   Ahora debes tomar conciencia de una infinita, poderosa y amorosa fuente de luz que está siempre ahí, flotando en un punto situado a 45 centímetros por encima de tu cabeza. A medida que pienses en ella y la visualices, la luz se hará más intensa, hasta que empieza a desprender una especie de fina lluvia de gotitas de luz que va bañando tu cuerpo, por delante, por detrás y por ambos lados.

   Esta lluvia de luz pura limpiará todo resto de negatividad que haya podido quedar en ti.

   A medida que la luz va cayendo sobre todos los miembros de tu cuerpo, se acumula alrededor de tus pies y por debajo de éstos, creando una plataforma de energía positiva que te sostiene, y tú sientes cómo esa luz poderosa e infinita te da su apoyo.

   Después la luz empieza a llenar tu campo de energía, una especie de esfera de protección que se extiende a tu alrededor, a unos 45 centímetros de tu piel en todas direcciones. La luz llena ese espacio, subiendo desde los pies y los tobillos, las piernas y las rodillas, los muslos y caderas… hasta alcanzar todo tu cuerpo, hasta los hombros y la cabeza. Cuando tu campo de energía está completamente lleno de esta luz te sientes rodeado de protección, de energía positiva.

   Durante unos segundos no hagas nada, simplemente deja que esta luz poderosa haga su trabajo, llenándote de positividad, de salud, de energía y de alegría.

   Gracias a sus propiedades magnéticas, esta luz sacará de ti todo lo negativo, la enfermedad, el dolor, el rencor, la culpa, al angustia, el temor… todos los sentimientos y sensaciones negativas saldrán de ti y serán absorbidas por la luz. Todo aquello que ahora mismo está obstaculizando tu desarrollo y tus capacidades desaparecerá. Una grata sensación de paz te inunda.

   Y después, gracias a la naturaleza radiante de la luz, ella misma se irradiará dentro de ti llenado todo tu cuerpo, tu alma y tu mente. La luz te aporta de este modo todo lo que estás necesitando. Si necesitas paz, sentirás paz; si necesitas valor, obtendrás valor; si necesitas amor, te sentirás amad@…

   Abre tu mente y disfruta de este proceso. Contempla cómo estás obteniendo lo que necesitas después de haberte liberado de todo lo que te estorba. Tómate unos segundos para ello.

   Finalmente, sentirás que estás en un estado de equilibrio y de paz. Vuelve ahora a tener conciencia de tu propio cuerpo y del lugar en el que estás.

Las Aflicciones Anuales, bajo control


2012
01.31

   Además de las Estrellas Voladoras (energías) que se están instalando entre nosotros para permanecer en casa durante todo el año (ver Post anterior), existen otras fuerzas invisibles que conviene tener en cuenta, porque no son precisamente benéficas. Se las conoce como Aflicciones Anuales y son tres:

  • -El Gran Duque Júpiter (Tai Sui)
  • -El Destructor del Año (Sui Po)
  • -Las tres muertes (San Sha)

   Como ya adivinas solamente por sus nombres, se trata de energías poderosas y de mal augurio que ocupan disitntos puntos de la casa. Para que sus efectos no sean tan fuertes, colocaremos las curas correspondientes.

   El Gran Duque Júpiter es una de las energías más fuertes que se instalan en las casas con el cambio de año, por lo tanto a partir del próximo sábado 4 de febrero estará ocupando el Sudeste de tu casa (entre 105º y 135º de la brújula). La tradición indica como día más favorable para colocar las curas el de mañana, miércoles 1 de febrero. Así que ya puedes prepararlo todo.

   ¿Qué ocurre con el Gran Duque? Simplemente es una energía poderosa, como si fuera un emperador o un dios. No conviene enfrentarse a él ni perderle el respeto. Provocar su ira (simbólicamente) podría generar cambios inesperados y problemas. Para evitarlo hay que tomar algunas precauciones:

  • -No pasar mucho tiempo “mirando” hacia el Sudeste. Si el sofá de tu salón, o tu silla del escritorio donde trabajas está orientada al Sudeste, gira unos grados el mueble para que “mire” hacia otro lado.
  • -No hay que hacer obras, demoliciones, ruidos o excesivo movimiento en la zona Sudeste de tu casa durante este año ni en las paredes orientadas hacia el Sudeste.
  • -Quienes gusten decorar su casa con símbolos y objetos orientales, la tradición asegura que la figura de un Pi Yao (animal fantástico mitad dragón alado mitad león) es capaz de tranquilizar por completo al irascible Gran Duque. Así que si tienes uno, colócalo este año en el Sudeste (no lo hagas si en el Sudeste tienes el baño o la cocina).

   Sui Po es la energía opuesta al signo regente en el año que empieza. Es decir, como este año chino será Dragón (que se encuentra en el Sudeste), el signo opuesto es el Perro, que se ubica en el Noroeste. Así que Sui Po se situará durante 2012 en el Noroeste de la casa. Su energía es negativa, pero tiene menos fuerza que el Gran Duque.

   De todas formas, hay que tomar más o menos las mismas precauciones que en el Sudeste, o sea, no hacer obras allí, ni demasiado ruido o movimiento. La cura tradicional para mantener calmado a Sui Po es colocar dos figuras que representen a Ki Rin (personaje mitológico medio caballo, medio ciervo y con escamas de pez) pero, si no tienes nada semejante, sirve de igual manera una figura u objeto de metal o bien una esfera. 

   Veamos ahora cómo puede afectarnos la tercera de estas aflicciones: San Sha o las tres muertes. San Sha es una energía negativa que puede acarrear problemas como robo, traición, daño físico, enfermedades o mala suerte y obstáculos. Cada año se sitúa en el área que rige el signo del zodíaco chino cuyo elemento está en relación de destrucción con el elemento del signo regente. Es algo complicado. Pero este año del Dragón el elemento regente es el Agua. El elemento en relación de destrucción con el Agua es el Fuego. Por lo tanto San Sha se colocará en la zona de la casa donde rige el elemento Fuego: el Sur. Las recomendaciones para no molestar esta energía son:

  • -No hacer obras, remodelaciones ni ampliaciones durante 2012 en el Sur de la casa (utiliza la brújula para localizarlo)
  • -No pasar mucho tiempo el la zona Sur de la casa
  • -No dar la espalda a la zona Sur de la casa. Mientras comes, trabajas o pasas tu tiempo de ocio, no deberás dar la espalda al Sur durante este año. Mueve un poco los muebles si es necesario para evitarlo.
  • -Si te gustan las figuras chinas, para calmar la energía de San Sha se recomienda colocar un Ki Rin, igual que hicimos para tranquilizar al Sui Po.

   Sabiendo esto, basta tomar estas sencillas precauciones para tener estas energías negativas bajo control. Si en cualquiera de estos tres cuadrantes (Sudeste, Noroeste o Sur) está la puerta de entrada de tu casa o bien la fachada del edificio, puedes recurrir a un remedio casero que se dice que aleja por completo las energías negativas. Se trata de  colocar allí un recipiente  de cristal con cien gramos de bicarbonato de sodio, dejándolo destapado. El bicarbonato se cambiará cada tres meses. Como máxima precaución, puede colocarse uno de estos recipientes en cada uno de los sectores afectados por las Aflicciones Anuales.