Posts Tagged ‘escuela de la forma’

Paso 5: vigilar las flechas envenenadas


2015
06.06

   Una de las escuelas fundamentales del Feng Shui es la de las formas, que presta atención a la forma de todo aquello que nos rodea y a su influencia energética en nosotros. Vigilar las formas que nos envuelven es una de las primeras cosas que debemos hacer cuando nos planteamos trabajar con el Feng Shui. Estas últimas semanas hemos estado trabajando con la escuela de la brújula y hoy haremos un paréntesis para fijarnos también en la de las formas.

 Como sabes, las formas más armoniosas para el Feng Shui son las redondeadas, porque carecen de puntas capaces de emitir agresivos rayos de energía que pueden tener efectos nocivos si estamos expuestos a ella. Pero en la arquitectura y la decoración contemporáneas la mayoría de las formas que nos rodean son cuadradas, rectangulares y angulosas. Si miramos hacia los tejados, las marquesinas, las columnas, las vigas, los muebles… prácticamente todo a nuestro alrededor lanza haces de energía negativa contra nosotros.

 Los chinos llaman a estos rayos de energía agresiva “flechas envenenadas”, pues son invisibles, pero por ello no dejan de tener un efecto notable en nuestra vida. A menudo tenemos cierta sensación de inquietud cuando nos vemos expuestos a estas “flechas” durante un buen rato y, en el peor de los casos, pueden producirse enfermedades. Así que hay que tener especial cuidado cuando están presentes en sitios donde pasamos muchas horas seguidas, como la cama, el lugar de trabajo o el sofá donde pasamos buena parte de nuestro tiempo de ocio.

   Ahora que hemos dibujado el plano de nuestra casa, es un momento perfecto para “mirar” desde arriba y localizar algunas de las “flechas envenenadas” que producen las esquinas de las paredes y las columnas. Siguiendo el ejemplo que nos ha servido para ir paso a paso con el Feng Shui, señalaremos en rojo cada una de las esquinas puntiagudas que puedan estar emitiendo energía negativa en la vivienda.

Como vemos, en la mayoría de las casas hay muchas esquinas afiladas nada beneficiosas para la energía. Hay algunas maneras de suavizar sus efectos, como colocar un mueble redondo delante, una planta o un objeto decorativo que pueda “absorber” esos rayos de energía, como una escultura. Si la zona está cerca de una entrada de aire (ventana, balcón o terraza) podemos colgar allí un carillón que moverá la energía o bien una esfera facetada de cristal que rebotará la luz del exterior. Cuando no es posible evitar la “flecha envenenada”, lo único que podemos hacer es no situarnos delante de ella durante períodos prolongados de tiempo.

   Pero, por desgracia, las esquinas de las paredes no son las únicas “flechas envenenadas” que nos acosan. Suele haber techos inclinados, vigas vistas, estanterías, armarios, mesas… infinidad de objetos que nos “apuntan” con sus esquinas. Una vez localizadas en el plano las partes puntiagudas de las paredes tendremos que recorrer detenidamente cada estancia para localizar el resto de las “flechas”. Poco a poco iremos desarrollando un “ojo Feng Shui” que nos permitirá detectarlas al instante.

 Si deseas ampliar datos sobre este tema, te recomiendo que repases estos artículos publicados anteriormente en el Blog:

Arquitectura agresiva:  http://fengshuifacil.com/blog/?p=176

¿Qué hay sobre tu cabeza?: http://fengshuifacil.com/blog/?p=656

Evita las flechas envenenadas: http://fengshuifacil.com/blog/?p=446

Aprovechar lo bueno o evitar lo malo: http://fengshuifacil.com/blog/?p=837

Las plantas, grandes aliadas: http://fengshuifacil.com/blog/?p=868

Permite que el Chi se mueva libremente: http://fengshuifacil.com/blog/?p=906