Posts Tagged ‘fen sui’

Cuánto tarda el Feng Shui en hacer efecto?


2015
10.22

cuánto tarda el Feng Shui en hacer efectoEs una de las preguntas más recurrentes cuando uno se acerca al Feng Shui. Lo primero que se cuestiona es ¿realmente funciona? y lo segundo: ¿Cuánto tarda? La respuesta, como casi todo en esa ciencia milenaria, no es sencilla, porque depende de diversos factores. Algunos está en nuestra mano cambiarlos, pero otros no. Para responder a esta cuestión voy a recurrir a mi maestro de Feng Shui, quién mejor, el director de la Escuela Hispanoamericana de Feng Shui, Marcelo Viggiano, reproduciendo aquí un artículo publicado en su página fengshui-mundo.com.

1) Efectos de largo plazo: Para que podamos responsabilizar al Feng Shui de una casa de eventos tan importantes como una enfermedad o accidente grave, una gran herencia, un divorcio o un gran progreso en el trabajo o la carrera, tenemos que pensar en tiempos de por lo menos tres años. Es decir, sólo después de 3 o más años de vivir en esa casa, las energías del Feng Shui pueden haber influido lo suficiente como para generar esos efectos tan importantes.  En esta escala de tiempo entran los factores externos a la vivienda, la influencia de las montañas, los ríos, los lagos, las calles y otros edificios. También entra el campo de energía de la casa, que el Feng Shui describe a través de las estrellas volantes y que dependen de la orientación de la vivienda según los puntos cardinales. Entonces, si estás pensando en usar el Feng Shui para ayudar a resolver un problema grave o para lograr algo muy importante, tienes que estar dispuesto a hacer cambios bastante grandes en la vivienda (por ejemplo reformar la cocina etc.) y lo más aconsejable es que busques el asesoramiento de un experto que pueda evaluar el entorno y aplicar correctamente la fórmula de las estrellas volantes.

2) Efectos de mediano plazo: Aquí pensamos en eventos que se generan en plazos de hasta dos años, aproximadamente. En esta categoría consideramos, ahora sí, las formas interiores de la vivienda. Por ejemplo, tener una viga cruzando sobre la cama. No te afectará en una noche, ni en una semana, pero si duermes varios meses en esas condiciones y se suman además estrellas de carácter negativo, entonces comenzarás a notar problemas. Del lado positivo podemos nombrar, por ejemplo, la colocación en el lugar adecuado de una fuente de agua o pecera para activar a las estrellas de prosperidad. No te harás millonario en una semana (tal vez, nunca, porque el Feng Shui representa solamente un tercio de la suerte total de una persona) pero en un plazo que varía entre 6 meses y un año, tienes que notar progresos significativos. En este nivel, el asesoramiento de un experto puede ser aún muy valioso, pero también puedes manejarte con una buena bibliografía o con un buen curso de Feng Shui, que te enseñe en profundidad a reconocer las formas interiores positivas y negativas, también a manejarte con las estrellas volantes. Esto puede llevarte algunos meses de aprendizaje. ¿No puedes esperar tanto? Entonces, fíjate en los efectos de corto plazo.

flor de melocotón 3) Efectos de corto plazo: En esta categoría entran las cosas que se pueden obtener en menos de seis meses. Generalmente serán logros menores, pero aún así pueden ser muy significativos. Por ejemplo, alguien está sin pareja y no tiene con quién salir, si aplica la fórmula de la flor del melocotón, puede conseguir cambios importantes en poco tiempo. Tal vez no encuentre al amor de su vida, pero tendrá con quién o quiénes salir y pasar un buen rato. Algunas formas interiores pueden contribuir a estos efectos y muy especialmente, las estrellas volantes anuales y mensuales. Este es el ámbito ideal para el “hágalo usted mismo”, porque los recursos, cambios y curas que se requieren son más sencillos de implementar (la flor del melocotón, por ejemplo, sólo requiere de un florero ubicado en el sitio adecuado), así que es un buen campo de experimentación para los que se están iniciando en el Feng Shui y quieren ver cómo funciona.

Conocer los verdaderos alcances y dimensiones del feng shui es la mejor manera de usarlo bien y no desilusionarse por falta de resultados.

Cuadrados en el suelo


2014
11.04

Como ya sabes, en Feng Shui trata de ordenar y distribuir las energías de la casa para lograr la armonía y el equilibrio perfecto para que todo en nuestra vida fluya: la salud, el amor, las finanzas, las relaciones familiares etc. Para ello, esta vieja ciencia china se basa en muchos parámetros, siendo algunos de los más importantes la orientación del lugar (norte, sur, oeste etc) y la energía que emiten los objetos.

Hoy vamos a hablar de esto: la energía que emite cada cosa (muebles, objetos decorativos, libros, cuadros…), porque todo lo que se encuentra en casa tiene su propia energía y ésta dependerá de su forma, color y material del que está fabricado, básicamente.

Por eso es importante valorar cada objeto antes de comprarlo o de colocarlo en casa, porque su energía tendrá cierta influencia en nosotros y en nuestra vida. Dependerá, claro, del tamaño, la importancia y el lugar que ocupe en la casa.

Y no sólo muebles y objetos decorativos emiten su energía, sino que también la propia estructura de la casa lo hace. Y la mayoría de las veces es algo que pasa completamente desapercibido. Pocas veces nos paramos a pensar en el techo, el suelo o las paredes de la casa. Y ellos también tienen su importancia.

 Lo más probable es que los suelos de tu casa tengan algún diseño, color o material: sean de moqueta, madera, vinilo  o cerámica, todos ellos emiten su propia energía. Fijémonos pues en lo que estamos pisando día tras día. ¿Qué formas tiene, qué colores, qué material?

Una de las recomendaciones del Feng Shui básico es utilizar esto a nuestro favor. La energía de Tierra es favorable en el suelo de la casa porque aporta estabilidad, por lo que es bueno contar con ella en el jardín, el camino de acceso a la vivienda y en la planta baja. Si tenemos energía de Tierra en estas áreas será algo así como cimentar bien nuestra casa y nuestra vida.

Para lograrlo bastará con introducir formas cuadradas en el suelo, así como colores terrosos (arena, beige…) y materiales como el barro, la pizarra, la piedra, la cerámica o el ladrillo. Con elementos como éstos en el suelo de nuestra casa estaremos introduciendo una buena dosis de energía de Tierra.

Si no podemos cambiar el suelo ahora, porque resulta costoso o inconveniente, siempre podremos colocar alguna alfombra que contenga diseños con cuadrados que hará el mismo efecto.

Feng Shui y espiritualidad


2010
06.27

   El Feng Shui se ocupa de armonizar las energías de nuestra casa o de nuestro lugar de trabajo, pero para que el equilibrio sea total debemos mirarnos también hacia adentro. Aprender a conocerse a uno mismo, a quererse y desarrollarnos como personas es también un reto que merece la pena asumir. 

  ¿Cómo conseguirlo? Hay muchas formas de reencontrarse con la propia esencia y ninguna de ellas es instantánea ni demasiado fácil. Podemos acercarnos a disciplinas milenarias como el yoga, el tai chi, empezar a preferir la comida natural, aprender a respirar profundamente, practicar meditación, vivir con más consciencia de la naturaleza y del propio espíritu… en fin, hay mil formas de crecer por dentro y de alcanzar el equilibrio, pero todas ellas exigen cierto grado de compromiso y de esfuerzo.

   En el Feng Shui la práctica no es difícil, no requiere grandes inversiones económicas, no hace falta profesar religión o creencia alguna y, además, suele resultar de lo más divertido. Para llenar nuestro hogar —o nuestra oficina— de las mejores energías haremos uso de unas cuantas herramientas.

  1. Una brújula.
  2. Un plano de nuestra vivienda.
  3. Conocimiento de los cinco elementos de la tradición china.
  4. Un mapa Bagua.
  5. Ganas de hacer ciertos cambios.
  6. Deseo de abrir nuestra vida a nuevas oportunidades.
  7. Valentía para deshacernos de algunas cosas.

   El proceso no será traumático, bien al contrario, suele resultar liberador. Y los resultados acaban por hacerse notar. Unas veces es casi de forma inmediata y otras veces tardan meses en afianzarse, pero el Feng Shui siempre aporta novedades interesantes a una vida estancada en cualquiera de sus aspectos.

Nuestras herramientas


2010
06.27

Elementos y energías
Los antiguos sabios chinos pasaron horas, meses, años… siglos en realidad, observando los interminables ciclos de la naturaleza. De esa observación paciente surgieron las teorías que explican qué energías mueven el mundo y a qué leyes responden. A través del Feng Shui aprenderáz a conocerlas, a dominarlas y a ponerlas a trabajar a tu favor.

 

El mundo de los símbolos
Los símbolos constituyen un lenguaje universal que se dirige directamente al alma de las personas. Aunque algunas imágenes, formas o colores no nos digan demasiado a nivel consciente, tienen un enorme poder de evocación para nuestro espíritu. Rodeándonos de los símbolos propicios estaremos ayudando a nuestra mente a focalizar nuestros objetivos y a darnos la fuerza precisa para alcanzarlos.