Posts Tagged ‘feng chui’

Cuánto tarda el Feng Shui en hacer efecto?


2015
10.22

cuánto tarda el Feng Shui en hacer efectoEs una de las preguntas más recurrentes cuando uno se acerca al Feng Shui. Lo primero que se cuestiona es ¿realmente funciona? y lo segundo: ¿Cuánto tarda? La respuesta, como casi todo en esa ciencia milenaria, no es sencilla, porque depende de diversos factores. Algunos está en nuestra mano cambiarlos, pero otros no. Para responder a esta cuestión voy a recurrir a mi maestro de Feng Shui, quién mejor, el director de la Escuela Hispanoamericana de Feng Shui, Marcelo Viggiano, reproduciendo aquí un artículo publicado en su página fengshui-mundo.com.

1) Efectos de largo plazo: Para que podamos responsabilizar al Feng Shui de una casa de eventos tan importantes como una enfermedad o accidente grave, una gran herencia, un divorcio o un gran progreso en el trabajo o la carrera, tenemos que pensar en tiempos de por lo menos tres años. Es decir, sólo después de 3 o más años de vivir en esa casa, las energías del Feng Shui pueden haber influido lo suficiente como para generar esos efectos tan importantes.  En esta escala de tiempo entran los factores externos a la vivienda, la influencia de las montañas, los ríos, los lagos, las calles y otros edificios. También entra el campo de energía de la casa, que el Feng Shui describe a través de las estrellas volantes y que dependen de la orientación de la vivienda según los puntos cardinales. Entonces, si estás pensando en usar el Feng Shui para ayudar a resolver un problema grave o para lograr algo muy importante, tienes que estar dispuesto a hacer cambios bastante grandes en la vivienda (por ejemplo reformar la cocina etc.) y lo más aconsejable es que busques el asesoramiento de un experto que pueda evaluar el entorno y aplicar correctamente la fórmula de las estrellas volantes.

2) Efectos de mediano plazo: Aquí pensamos en eventos que se generan en plazos de hasta dos años, aproximadamente. En esta categoría consideramos, ahora sí, las formas interiores de la vivienda. Por ejemplo, tener una viga cruzando sobre la cama. No te afectará en una noche, ni en una semana, pero si duermes varios meses en esas condiciones y se suman además estrellas de carácter negativo, entonces comenzarás a notar problemas. Del lado positivo podemos nombrar, por ejemplo, la colocación en el lugar adecuado de una fuente de agua o pecera para activar a las estrellas de prosperidad. No te harás millonario en una semana (tal vez, nunca, porque el Feng Shui representa solamente un tercio de la suerte total de una persona) pero en un plazo que varía entre 6 meses y un año, tienes que notar progresos significativos. En este nivel, el asesoramiento de un experto puede ser aún muy valioso, pero también puedes manejarte con una buena bibliografía o con un buen curso de Feng Shui, que te enseñe en profundidad a reconocer las formas interiores positivas y negativas, también a manejarte con las estrellas volantes. Esto puede llevarte algunos meses de aprendizaje. ¿No puedes esperar tanto? Entonces, fíjate en los efectos de corto plazo.

flor de melocotón 3) Efectos de corto plazo: En esta categoría entran las cosas que se pueden obtener en menos de seis meses. Generalmente serán logros menores, pero aún así pueden ser muy significativos. Por ejemplo, alguien está sin pareja y no tiene con quién salir, si aplica la fórmula de la flor del melocotón, puede conseguir cambios importantes en poco tiempo. Tal vez no encuentre al amor de su vida, pero tendrá con quién o quiénes salir y pasar un buen rato. Algunas formas interiores pueden contribuir a estos efectos y muy especialmente, las estrellas volantes anuales y mensuales. Este es el ámbito ideal para el “hágalo usted mismo”, porque los recursos, cambios y curas que se requieren son más sencillos de implementar (la flor del melocotón, por ejemplo, sólo requiere de un florero ubicado en el sitio adecuado), así que es un buen campo de experimentación para los que se están iniciando en el Feng Shui y quieren ver cómo funciona.

Conocer los verdaderos alcances y dimensiones del feng shui es la mejor manera de usarlo bien y no desilusionarse por falta de resultados.

Minimalismo decorativo y Feng Shui


2010
08.13

 

   Los aficionados al interiorismo habrán comprobado cómo últimamente el minimalismo se va imponiendo como opción predominante en el mundo de la decoración. Algunos lo defienden por la tranquilidad que teóricamente podrían aportar sus líneas depuradas frente a otras tendencias más “barrocas”, otros consideran que este estilo (pocos muebles, líneas rectas, casi ausencia de color y de elementos ornamentales o superfluos) resulta más práctico con el ajetreo de la vida diaria actual, porque optar por no acumular objetos innecesarios nos permite mantener en buen estado la vivienda con un esfuerzo mínimo.

   Sea cual sea la razón, lo cierto es que la mayoría de las personas jóvenes que se independizan ahora eligen este estilo a la hora de decorar su primera casa y decoradores y arquitectos de prestigio ofrecen en las revistas sus mejores trabajos realizados también siguiendo la corriente minimalista.

   Personalmente creo que no es más que una moda (recurrente, por cierto) que pone de manifiesto, además, una flagrante falta de creatividad por parte de los creadores de las piezas (todas las casas se parecen) y poco espíritu rompedor por parte de quienes lo eligen para su casa (¿te gusta que tu casa sea idéntica a la del vecino?).

   Mi teoría de la decoración habla de un arte que expresa la personalidad de la persona que habita un espacio. Me gusta que al entrar en una casa uno perciba en cada detalle cómo es su dueño, qué le gusta, qué hace en su tiempo libre, si es atrevido o clásico, si prefiere cocinar a leer, si es amante del arte o del deporte, de la naturaleza o de lo urbano… lo que sea.

   Es algo que generalmente se pierde cuando uno elige el minimalismo, aunque quizá lo que ocurra es que este tipo de interiorismo refleje la personalidad de personas clónicas y frías, quién sabe. Siempre hay excepciones, por supuesto, y siempre resulta injusto generalizar, pero al menos grosso modo parece ser así.

   Por eso muchas personas preguntan si el minimalismo en decoración es compatible con la práctica del Feng Shui porque muchas veces asociamos este arte milenario con los objetos y la estética china. La respuesta es sí, aunque con alguna dificultad. Veamos por qué.

   El Feng Shui se basa en armonizar la energía de un espacio. No es necesario recurrir a ninguna imagen china ni a ningún personaje de la mitología china. Se consigue a través de los cinco elementos de la tradición china (fuego, tierra, metal, agua y madera) y éstos se representan básicamente a través del color, el material y la forma de los objetos que conforman una casa.

   Por eso resulta factible organizar las energías de una casa minimalista a través del Feng Shui siempre que podamos “jugar” con colores, materiales o formas. Y eso se hace un poco más difícil si seguimos de forma estricta este estilo decorativo en el que predominan de forma contundente las líneas rectas, el blanco y el negro. Se puede hacer, pero exigirá un extra de imaginación.

   Si te gusta el minimalismo y estás abierto a introducir algunos colores, algunas formas más flexibles y cierta variedad de materiales en la decoración de tu casa, el Feng Shui te brindará toda su ayuda sin ningún problema.