Posts Tagged ‘flor de melocotón’

Llega el Año del Dragón!!


2012
01.23

   Apenas faltan unas horas para que entre en vigor el Año del Dragón de Agua (2012). Como sabes, el calendario chino es diferente del nuestro y se basa tanto en los ciclos de la Luna como en los del Sol. Por eso es más preciso y está más acorde con los ciclos de la naturaleza. De esta forma, un nuevo año siempre comienza con la Luna nueva, porque ése es el momento en que la energía parte de cero para empezar a crecer. Es decir, es el instante en que todo comienza de nuevo.

   La costumbre en China es esperar a la medianoche (como hacemos nosotros en Nochevieja) para abrir en ese instante todas las puertas y ventanas de la casa. La idea de dejar que la nueva energía, completamente libre de las influencias del año pasado, entre en la casa y llene todos los rincones. Si no te apetece estar despiert@ hasta esas horas, puedes hacer esto mismo mañana temprano, en cuanto te levantes. La energía de las primeras horas de la mañana es siempre la más pura, así que aprovéchala. Deja que entre en casa y que se vaya asentando. Aprovecha para llenar también tus pulmones de esa energía renovada respirando profundamente.

    Si tienes tiempo y la tranquilidad necesaria, sería perfecto dedicar unos minutos del día de mañana a meditar un poco sobre el año que comienza. Recuerda y valora todo lo conseguido el año pasado, reconoce los errores y déjalos ir. Plantea tus nuevas metas, tus deseos, tus ambiciones. Llénate de esta nueva energía y visualiza cómo quieres vivir este período que se avecina.

   Es habitual en la comunidad china adornar las casas durante estos días con flores frescas. Siempre es recomendable por la energía que desprenden mientras están frescas. La flor de melocotón (durazno) es la más popular, pues simboliza la invitación a la buena fortuna durante todo el año. La peonía roja es otra posibilidad, pues su significado simbólico habla de amor.

   En caso de que no puedas encontrar este tipo de flores y desees cumplir el ritual, puedes recurrir a flores artificiales o incluso a representaciones artísticas de estas flores, algo también muy habitual entre los chinos, que han desarrollado obras de arte muy hermosas con esta temática.

Deja que la Luna te ayude


2011
04.11

Amy Michelena   Desde la Antigüedad, la presencia de la Luna ha intrigado al ser humano (a los animales también), que ha asociado el satélite a toda clase de conceptos, desde el romanticismo y los cuentos de terror hasta los embarazos y partos. Habrá quien crea que todo esto no son más que supersticiones y tonterías, pero lo cierto es que la Luna nos influye a distintos niveles.

   De ella dependen los movimientos del agua, tanto de los océanos (creando las mareas), como de nuestro propio cuerpo (recuerda que eres agua en un 70% y tu cerebro contiene un 90% de agua); así como la menstruación femenina y está directamente relacionada con los embarazos, los partos y las cosechas agrícolas.

   Así que no está de más conocer a fondo qué significado oculto está detrás de cada una de las fases lunares, porque de su energía (menguante, creciente, llena o nueva) dependerá que algunas de nuestras actividades tengan éxito o languidezcan hasta desaparecer.

   Vamos allá. Como sabes, el ciclo lunar dura aproximadamente 28 días (o 29), dividido en cuatro fases consecutivas de unos 7 días de duración. Analizaremos todas ellas.

  • Luna nueva. Cuando no somos capaces de ver la Luna con el cielo despejado es porque la Tierra se ha colocado entre ésta y el Sol, de forma que proyecta su sombra en el satélite y parece esfumarse. Simbólicamente se considera el comienzo del ciclo lunar. Y por eso es una etapa excelente para los inicios de cualquier tipo de proyecto, siempre que deseemos que ese proyecto vaya a más con el tiempo, que haya crecimiento. Es el momento de abonar la tierra, de sentar las bases de los proyectos, de planificar lo que queremos poner en marcha. Pero no tanto para la acción, porque éste es tiempo de reflexión, de toma de conciencia.
  • Luna creciente. Siete días después la Luna empieza su fase creciente, es el momento de materializar todo eso que habíamos planificado. Todo lo que pongas en marcha en estos siete días tenderá a crecer, tanto si son negocios como relaciones o cambios en tu vida. Por eso es la peor época para comenzar una dieta o para depilarse. En la tierra es el momento de sembrar y plantar.
  • Luna llena. Es la culminación de las fases lunares. En este momento la Luna aparece en todo su esplendor, plena, redonda y brillante, seduciendo la imaginación de los poetas. Simbólicamente también representa la culminación de un período o de un viaje personal. Nuestros proyectos ya ofrecen resultados, las plantas han crecido en la tierra y dan sus frutos. A nivel personal es una época de comunicación y vida social, las relaciones se tornan más fáciles, hay más disposición a buscar y encontrar pareja.
  • Luna menguante. El siguiente ciclo natural tiende hacia abajo. Tenemos aquí una energía descendente, que marca el momento perfecto para hacer balance. No es buena época para emprender proyectos que deseamos que crezcan. Al contrario, lo que hagamos ahora tenderá a menguar, a ir desapareciendo con el tiempo. Así que es el momento perfecto para iniciar una dieta de adelgazamiento (los kilos de sobra tenderán a desaparecer) y también para terminar las relaciones, trabajos o actividades que no nos aportan satisfacciones. En la tierra, es el momento adecuado para realizar las podas, porque las plantas tienden a recoger hacia el interior su propia energía y la poda les duele menos. A nivel personal podemos elegir estos siete días para darnos un respiro, descansar y abandonarnos al ‘dolce far niente’ (no hacer nada).

   Conociendo estas pautas naturales estaremos mejor preparados para elegir la fecha más adecuada según sea nuestro proyecto. Ahora sólo nos queda acostumbrarnos a mirar el cielo todos los días. Es un espectáculo impresionante y hermoso, así que ¡bienvenido!

Estrellas voladoras abril 2011


2011
04.06
amy michelena   Como cada vez que comienza un nuevo mes en el calendario chino, vamos a analizar cómo estarán las energías movedizas durante las próximas semanas. Cualquiera que se haya adentrado en el universo de las llamadas “estrellas voladoras” del Feng Shui, sabe que lo más importante es determinar qué estrellas o energías rigen en cada rincón de su casa.
 
 

   Después vienen en importancia las estrellas anuales, es decir, aquellas energías que permanecerán durante todo el año como visitantes. En el gráfico, estas estrellas anuales se sitúan a la izquierda. Y finalmente tenemos la influencia de las estrellas mensuales, que solamente pasan por nuestro lado durante cuatro semanas. En el gráfico aparecen señaladas a la derecha.
 
   Por eso este tipo de análisis de las estrellas mensuales solamente tiene una importancia relativa, puesto que la energía de nuestra casa estará básicamente determinada por las estrellas permanentes. Pese a ello, nunca está de más conocer qué energías nos visitan cada mes para poder hacer frente a las más negativas y aprovechar las más positivas. Vamos a ello.
 

Nota: en el gráfico he colocado las direcciones cardinales en su lugar tradicional en Occidente, es decir, con el Norte arriba. La tradición oriental coloca habitualmente el Sur arriba, pero yo creo que nosotros, los occidentales, “vemos” mejor las cosas a nuestra manera.

   Varias combinaciones de estrellas delicadas este mes. En el Norte de la casa tendremos la visita de la estrella mensual 2, que trae enfermedades. Como estrella anual teníamos a la 3, así que entre las dos pueden favorecer la aparición de enfermedades, peleas y pleitos. Podemos añadir algo de metal u objetos de color blanco o gris, plateados o dorados para compensar a la estrella 2.

   Al Sureste (zona de la riqueza) llega este mes la estrella 5, también portadora de enfermedades, así que ¡cuidado! Será bueno colocar también aquí algún objeto de metal, o bien de forma redonda. No pasemos demasiado tiempo allí.

   El Este de la casa tampoco registra una combinación positiva, pues tiene como estrella anual la 5 y recibe la visita de la 4, por lo que seguiremos aplicando curas de Metal (objetos blancos o metalizados) para suavizar la influencia de ese 5 maléfico.

   En el Sur está instalada la estrella anual 2 y este mes recibe la visita de la 1, pero no conseguirá mejorar las cosas. No es un buen lugar para pasar mucho tiempo, puede acarrear enfermedades, así que pondremos algo de Metal allí.

   El centro de la vivienda estará ocupado durante este mes por dos estrellas de Metal, lo que puede invitar a la riqueza, pero también a las peleas o enfrentamientos, por lo que deberemos aplicar algo de elemento Agua para “diluir” esta presión. Serán buenos objetos de color azul o negro.

   El Suroeste tendrá este mes una combinación de mucha madera, porque a la estrella anual 4 (energía de Madera) se une la estrella mensual 3 (energía de Madera), lo que podría traducirse en un aumento de las tensiones que conducen a discusiones, peleas o pleitos, que puede afectar especialmente a las mujeres (el Suroeste es el lugar de las mujeres) o a los asuntos de pareja. Podríamos añadir algún detalle de Fuego (algo rojo, unas velas) para “quemar” un poquito tanta madera.

   En el Noroeste encontramos una combinación más alegre, la que forman la estrella anual 8 (benéfica) y la visitante 7. Ambas forman la posibilidad de recibir buenas noticias en asuntos de dinero o sentimentales. Reforcemos esta idea añadiendo algo de elemento Fuego (algo rojo, unas velas).

   En el Noreste también pueden registrarse acontecimientos positivos, porque a la estrella anual 1 (positiva) le visita la estrella mensual 9 (que viene a reforzar la influencia de la anterior), por lo que pueden suceder cosas buenas en el terreno de los estudios o la carrera profesional.

   Y finalmente la mejor de las orientaciones durante este mes: el Oeste. Allí tenemos la estrella anual 9 y la visita mensual de la 8, lo que intensifica el carácter benévolo de ésta última. Así que no descartemos cualquier clase de acontecimiento feliz si tenemos en el Oeste la puerta de entrada o el dormitorio. Podemos pasar en esta zona todo el tiempo que deseemos, porque nos estaremos alimentando de la mejor de las energías.

Cómo se presenta este nuevo mes


2011
04.05

Amy Michelena   Aunque parece mentira, el tiempo vuela y ya estamos de nuevo estrenando mes en el calendario chino y éste viene con un nombre muy bonito: el mes del Dragón de Agua. Y a pesar de este poético nombre también viene cargado de días complicados. He elaborado el calendario con el siguiente código:

En rojo: días negativos que es mejor no utilizar para cosas importantes

En verde: días positivos

En blanco: días  neutrales

En naranaja: día negativo, aunque menos que el rojo.

   Como ves, este mes viene bastante escorado hacia la energía negativa, porque hay nada menos que 14 días de energías no muy buenas. Debo subrayar como especialmente negativos los días 7, 9, 12 13, 24 y 25 de abril, además del 5 de mayo.

   En cuanto a días positivos, tendremos también unos cuantos (9 en total) y los mejores serán el 15 y el 27 de abril, fechas señaladas con un augurio de éxito en cualquier actividad que se emprenda. Así que si tienes que fijar una fecha para una cita romántica, un examen o una entrevista de trabajo, éstas serán las mejores.

   Si debes elegir una fecha para cualquier cosa importante y resulta imposible hacerlo en los días señalados en verde, es mejor elegir un día neutral, señalado en blanco, porque las energías de esas jornadas no entorpecerán el progreso de tus empresas. Evita, en lo posible, los días rojos.

La flor del melocotón


2011
02.16

    Seguramente has oído hablar de la Flor del Melocotón, una técnica tradicional del Feng Shui relacionada por la potenciación de la energía del amor. En realidad poco tiene que ver con los melocotones.

   Se trata de una fórmula —dicen que muy poderosa— para atraer pareja cuando uno está soltero. Ojo, también cuentan que las personas emparejadas no deberían recurrir a esta técnica, porque el fantasma de la infidelidad rondará entonces muy cerca.

   La Flor del Melocotón combina elementos de Feng Shui con elementos de astrología china. Por eso no es una fórmula universal, que todo el mundo pueda aplicar al mismo tiempo y en el mismo lugar. Dependerá del signo del zodíaco al que pertenezca cada cual.

   Las personas nacidas en los años del Tigre, Caballo y Perro (a mí me ha tocado, soy Caballo) reciben a lo largo de este año del Conejo de Metal 2011 una energía amorosa muy fuerte. Si perteneces a cualquiera de estos tres signos y estás buscando pareja, éste puede ser tu año de la suerte.

   Si ése es tu caso, te recomiendo que coloques en la zona Este de tu casa o de tu salón un jarrón de cristal con flores frescas que irás cambiando cuando sea conveniente. No permitas que el agua se vuelva turbia. Este pequeño detalle atraerá grandes cantidades de energía de seducción. Pero hazlo sólo si eres Perro, Caballo o Tigre, puesto que estos tres signos tienen a su Flor de Melocotón situada en el signo del Conejo, que se ubica en el Este.

   A los signos Conejo, Cabra y Cerdo les corresponde hacerlo en el Norte; a los signos Rata, Dragón y Mono, en el Oeste; y finalmente, a los signos Buey, Serpiente y Gallo, en el Sur. Aunque este año, al ser Conejo, la zona más activa será el Este.

Feng Shui y amor


2010
06.01

   El amor sigue siendo una de las principales aspiraciones del ser humano. Por eso no es extraño que muchas consultas lleguen acompañadas por problemas de relaciones. Y sí, para las cuestiones sentimentales el Feng Shui también tiene algunos remedios. Encontrar nuestro Nien Yen o dirección favorable al amor será un primer paso. Pero también deberemos armonizar la energía de toda la casa, buscar los símbolos que puedan estar torpedeando nuestras posibilidades amorosas a nivel subconsciente y eliminarlos o transformarlos a nuestro favor. El dormitorio será el tercer frente a tener en cuenta, así como el suroeste de nuestro hogar, donde anida la energía más yin de todas: la de la madre tierra, un elemento clave para la felicidad de las mujeres. Finalmente, nos divertiremos localizando nuestra ‘flor de melocotón’.