Posts Tagged ‘libros Feng Shui’

¿Cómo van tus metas?


2012
03.21

amy michelena   Estamos a punto de dejar atrás el primer trimestre del año. Si eres como la mayoría, seguramente hace tres meses que te planteaste una serie de metas. Como millones de personas en el mundo, al traspasar de un año a otro se nos presenta la ocasión perfecta para hacer dos cosas:

  1. -mirar hacia atrás y hacer balance de cómo está nuestra vida
  2. -mirar hacia delante y plantearnos alcanzar una serie de objetivos

¿Sabes cuáles son los deseos más comunes?

  1. -Ponerse en forma o adelgazar
  2. -Ahorrar
  3. -Ser mejor persona
  4. -Viajar a un lugar soñado
  5. -Conseguir pareja
  6. -Dejar de fumar (beber o cualquier otro vicio)
  7. -Pasar más tiempo con la familia
  8. -Encontrar trabajo
  9. -Comprar un coche nuevo
  10. -Aprender idiomas

   Quizá te hayas sentido identificad@ con alguno de estos propósitos porque los tuviste hace apenas tres meses. Y ahora que ya hemos comenzado una nueva estación y que sería el momento de haber logrado alguno de estos deseos que tuviste al final de 2011, te pregunto: ¿Lo has conseguido ya? ¿Estás en el buen camino para lograrlo? ¿Mantienes alta tu inspiración, tu optimismo, tus ganas de seguir luchando por tus ideales?

   Lamento decirte que la mayoría abandonó hace mucho sus metas. Apenas unos días después de comenzar el año nuevo. La rutina, los horarios, las personas que nos rodean, la pereza, la falta de estímulo, el cansancio, la desidia… cualquier motivo parece ser bueno para que abandonemos nuestros mejores propósitos.

   Así que ahora, al atravesar el primero de los ciclos del año (equinoccio de primavera), tenemos una excelente oportunidad para volver a deternernos un momento. Mirar hacia atrás, recordar nuestras metas más deseadas y analizar dónde se quedaron y por qué.

   Tal vez eres de las personas que ni siquiera tiene claro adónde quiere llegar. Todos deseamos en lo más profundo mejorar en algún aspecto, alcanzar nuestro mejor “yo”, pero muchos ignoran cuál es el camino correcto, cómo se consigue eso, qué herramientas existen, dónde encontrar la motivación suficiente.

   Para facilitarte esta labor te propongo un juego. La próxima vez que dispongas de unas horas libres te invito a descargarte el documento que encontrarás a través de este enlace:

 ESTABLECE TUS METAS

Amy Michelena   Se trata del extracto de un capítulo (el octavo) de mi ebook “Conviértete en Triunfador: ¡Alcanza Tus Metas!”.   Allí encontrarás un test que te permitirá aclarar tus ideas respecto a las metas que de verdad te interesa alcanzar. El ejercicio te ayudará a establecer con precisión qué áreas de tu vida necesitan atención y cuáles puedes considerar completas y satisfechas en este momento.

   Mi consejo es que hagas el ejercicio, dediques unas horas o al menos unos minutos a pensar en ti mism@, a reorganizar las parcelas de tu vida que necesitan un plus de energía y a ponerte manos a la obra para esta vez sí, conseguir aquello que más profundamente anhelas.

   Y, por supuesto, si estás realmente decidid@ a conseguir alguna meta, cualquiera que sea su dificultad o su tamaño, ya sabes que puedes encontrar todos los recursos para acompañarte por el camino del éxito en este e-book, una guía práctica de 103 páginas bellamente ilustradas. Consíguelo aquí: http://fengshuifacil.com/detallesmetas

 

Calendario Tong Shu noviembre 2011


2011
11.08

www.fengshuifacil.com/blog

   Entramos otra vez en un nuevo mes en el calendario chino. Será el mes del Cerdo de Tierra que comienza hoy, 8 de noviembre y se extiende hasta el próximo 6 de diciembre. Como ocurre periódicamente, éste trae algunos días negativos que conviene conocer de antemano para evitar programar actividades importantes en ellos. Por el contrario, señalaremos también los días de excelente energía positiva para intentar aprovechar sus beneficios.

Como ya sabes, la peculiaridad más destacable del calendario tradicional chino Tong Shu es que señala el tipo de energía reinante cada día del año y eso nos puede servir de guía a la hora de elegir la fecha de algunos acontecimientos importantes: bodas, mudanzas, firma de contratos, reuniones, citas amorosas… O incluso celebrar un funeral.

   En el breve espacio de este Blog resultaría difícil aportar tantísima información, así que nos limitamos a señalar el tipo de energía que encontraremos cada día del mes siguiendo un sencillo esquema de colores parecido al de un semáforo:

  • EN VERDE aparecen los días más favorables, que cuentan con una excelente energía que nos puede ayudar a conseguir los resultados deseados en aquello que emprendamos esa jornada
  • EN AMARILLO están señalados los días de energía neutral, que pueden usarse libremente para todo tipo de actividades, que no saldrán favorecidas por la energía, pero tampoco perjudicadas
  • EN ROJO figuran los días de energía negativa, que conviene evitar para acciones importantes, porque la energía de ese día no contribuirá a que las cosas salgan bien

   Sabiendo esto, debo subrayar que entre los peores días también existen grados. Es decir, hay días completamente negativos y otros, un poco menos. Señalaremos como los días más complicados de este mes los que en el calendario Tong Shu tradicional vienen señalados con la palabra “peligro”, así que si tenías pensado hacer algo muy importante esos días, sería buena idea pensar en cambiarlo. Los señalo en negrita aquí abajo. También conviene evitar los días en los que se produce el “choque del año” y los del “choque del mes”, un cruce de energía muy negativo. Toma nota:

DÍAS QUE ES MEJOR EVITAR

-Jueves 10 de noviembre
-Viernes 11 de noviembre
-Lunes 14 de noviembre
-Martes 22 de noviembre
-Miércoles 23 de noviembre
-Sábado 26 de noviembre
-Domingo 4 de diciembre
-Lunes 5 de diciembre

   Por contra, entre los días más favorables del mes hay tres especialmente benéficos, que en el calendario tradicional chino se señalan con la palabra “éxito“, pues su energía contribuye a que en esa jornada todo salga perfecto. Los he subrayado en negrita. Toma nota si tienes que elegir la mejor fecha para un acontecimiento:

DÍAS MÁS FAVORABLES DEL MES

-Miércoles 9 de noviembre
-Sábado 12 de noviembre
-Sábado 19 de noviembre
-Domingo 20 de noviembre
-Lunes 20 de noviembre
-Jueves 24 de noviembre
-Viernes 1 de diciembre
-Sábado 2 de diciembre
-Martes 6 de diciembre

   Si tienes que cerrar un trato, hacer una venta, presentarte a un examen o fijar una cita con la persona amada, esos serán días más propicios.

   Los días que aparecen en amarillo en el gráfico son jornadas con una energía de tipo neutro, más favorables que las negativas (en rojo), pero menos que las positivas (en verde), así que puedes utilizarlas como segunda opción para todo tipo de actividades si no es posible programarlas en los mejores días.

   Finalmente, están los días con mensajes concretos. Por ejemplo, habrá este mes dos jornadas en las que se acentúa específicamente el riesgo de sufrir un robo o pérdidas, en especial si estás viajando. Serán estos:

DÍAS CON POSIBILIDAD DE SUFRIR UN ROBO

-Domingo 13 de noviembre
-Viernes 25 de noviembre

   Y también algunas jornadas cuya energía tiende a provocar retrasos en nuestros objetivos.

DÍAS QUE PROVOCAN RETRASOS

-Martes 15 de noviembre
-Domingo 27 de noviembre

Me gusta señalar que el calendario chino solamente nos ofrece una orientación general, no es algo inamovible ni obligatorio. Si debes hacer algo importante en días negativos, no te agobies. Es completamente imposible que el mismo día resulte igualmente negativo para todos los seres humanos del planeta, así que siempre habrá a quien le vaya mejor y a quien le vaya peor, independientemente de lo que diga el calendario Tong Shu. Porque nuestra propia energía también influye mucho en el resultado de aquello que deseamos conseguir. Si resulta fácil cambiar una fecha para elegir un día de energía positiva, házlo, pero si es difícil o imposible, no te preocupes.

Libera tus toxinas mentales!


2011
11.03

www.fengshuifacil.com/blog   Seguramente te sientes culpable cuando caes en la tentación de comer o beber algo que sabes que está lleno de toxinas. Más o menos, todos sabemos qué tipo de alimentos resultan saludables y cuáles no, así que la mayor parte del tiempo somos cuidadosos e intentamos alimentarnos correctamente.

   Lo mismo ocurre con los hábitos. Todos sabemos que hacer ejercicio, beber mucha agua y dormir suficientes horas es bueno e intentamos hacerlo. Y, por el contrario, costumbres como el abuso de tabaco, de alcohol y de otras drogas (o medicamentos) sabemos con certeza que nos roban la salud y varios años de vida.

   Si sabemos todo esto y tratamos de vivir el día a día guiándonos por la buena educación nutricional y siguiendo hábitos saludables, ¿por qué dejamos que miles de toxinas mentales nos invadan todos los días?

   ¿Te has dado cuenta de que más o menos somos conscientes de cómo debemos cuidar nuestro cuerpo físico y en cambio muchas veces dejamos abandonada nuestra salud mental y espiritual?

   Comento esto porque llevamos varios días consecutivos de energía negativa (puedes seguir el calendario Tong Shu cada mes en este mismo Blog) y, sinceramente, eso se nota en el ambiente.

   No es tanto que estemos expuestos a sufrir accidentes o enfermedades (que también), sino que flota en el aire un generalizado mal humor, discusiones, riñas, enfrentamientos, envidias, chismes… o al menos eso es lo que yo estoy detectando estos días.

   Como todos los jueves, acabo de regresar de mi clase de yoga (acudo martes y jueves semanalmente), totalmente relajada, tranquila y feliz conmigo misma, porque la práctica regular de yoga no sólo mejora las condiciones físicas del cuerpo, sino que va generando excelente energía positiva y esa energía pura va nutriendo tanto tu mente como tu alma fabricando una sutil y preciosa sensación de felicidad interna.

Si en tu localidad o por tu horario no tienes posibilidades de acudir a clases de yoga pero te interesa iniciarte, sigue este enlace: PRACTICAR YOGA EN CASA

   Y esta contradicción entre lo que yo siento en estos momentos (felicidad, tranquilidad, placer) y lo que veo a mi alrededor (mal humor, crispación, descontento) me ha hecho pensar en que deberíamos cuidar más nuestra mente, nuestro espíritu y lo que le damos de “comer”.

www.fengshuifacil.com/blog   Porque ¿sabes cómo se alimenta tu mente día a día? Con todo lo que escucha, ve y percibe a su alrededor. Con todo eso a lo que tú prestas atención y le das importancia. Con todo lo que sientes y todo eso que “rumias” en tu cabeza durante horas. Lo que te preocupa, te angustia, te enoja y te provoca toda clase de sentimientos negativos es el alimento diario de tu mente.

   Piensa por unos momentos en la clase de “ensalada” que le ofreces todos los días a tu mente. ¿Hay alegría, agradecimiento, felicidad, relajación, disfrute, amor, ternura, belleza, entusiasmo…? ¿O más bien malas noticias, preocupaciones, malos sentimientos, discusiones, nervios…?

   Sabes que si todos los días te alimentaras con productos repletos de toxinas y practicaras todos los hábitos poco saludables tu salud física se resentiría con rapidez ¿verdad? Es probable que pronto tuvieras colesterol elevado, presión arterial alta, demasiado azúcar en la sangre, engordarías varios kilos, te sentirías más pesad@, poco ágil, enferm@…

   Entonces, piensa en qué estado de salud estarán tu mente y tu alma si las alimentas a diario con malos pensamientos y sentimientos: toxinas altamente perjudiciales para ti.

   Así que te invito a reflexionar sobre todo ello y, por supuesto, te animo a desprenderte de toda la energía negativa que te envuelve por fuera y que generas por dentro. Cultiva la mejor de las energías y verás cómo tú mism@ y tu vida empiezan a brillar.

Amy Michelena   Si deseas profundizar en estos temas, te recomiendo que eches un vistazo a mi e-book El Poder del Pensamiento Positivo. Hazlo siguiendo este enlace: EL PODER DEL PENSAMIENTO POSITIVO

Caso práctico: las fotos de Nina


2011
09.16

 Amy Michelena   Recientemente he incluido un Post sobre las mejores zonas de la casa para colocar las fotografías familiares. Si te interesa el tema y todavía no lo has leído, puedes hacerlo pinchando AQUÍ

   A raíz de esta lectura, he recibido algunos comentarios interesantes. Entre todos ellos hoy quiero destacar el que me hizo llegar Nina, que expresaba así su inquietud:

“Alguna vez leí que para el Feng Shui no son buenas las fotografías de 3 personas juntas, sólo si son familia papá, mamá e hij@ o que tengan vínculos sanguíneos entre sí, hermanos, primos, tíos, etc… porque si no son familia ocurriría la muerte de la persona de más edad en la foto… esto me preocupa porque soy divorciada y tengo una hija… actualmente estoy en vías de reconstruir mi vida con un buen hombre a quien mi hija quiere como un padre… ¿cómo hago entonces para tomar una foto familiar de nosotros tres si mi hija no lleva la sangre de mi pareja..?… necesito que me orientes por favor…”

   Bueno, está claro que Nina estaba realmente preocupada y como creo que puede haber más personas en esta misma situación, deseo aclarar un poco este tema.

   Como seguramente sabes, en el Feng Shui intervienen muchas cuestiones que se han ido mezclando con el paso de los siglos. Es una ciencia milenaria y por eso acaba teniendo algunos ingredientes que no son propiamente del Feng Shui, como la cultura china, la religión budista o taoísta, las costumbres de Oriente, la superstición…

   A la hora de trabajar con el Feng Shui en nuestra casa debemos intentar apartar todo aquello que no es estrictamente Feng Shui y entre esas cosas está la superstición. El caso que cuenta Nina en su comentario es un ejemplo claro.

   El inconsciente colectivo es una especie de bolsa gigantesca a la que van a parar los grandes temores, creencias, deseos y esperanzas que ha desarrollado la Humanidad desde hace miles de años. Todos nosotros compartimos ese inconsciente común que no distingue entre religiones, razas, épocas o formas de pensar. Es algo primitivo que nos acompaña desde que nacemos.

   El temor a la infidelidad forma parte de ese inconsciente colectivo. Hay mil refranes que lo señalan (“tres son multitud”) y la mayoría de nosotros ha experimentado alguna vez de forma consciente ese miedo a la pérdida de la pareja. De ahí precisamente procede la superstición de la que nos habla Nina y que, en efecto, aparece reflejada en algunos libros de Feng Shui.

   En realidad ninguna de las personas que aparecen en una fotogragía morirá prematuramente, sean quienes sean, como si se tratara de una maldición faraónica. Lo que esa vieja superstición indica es el temor a que una tercera persona (sin lazos de sangre con las otras dos) se entrometa en la relación.

   Lo hemos visto en películas, novelas, series de televisión… el amigo del novio que acaba robándole a la novia… o la amiga de la novia que se queda con el chico. Es un tema eterno que todos llevamos grabado a fuego en el subconsciente y a veces aflora cuando menos te lo esperas.

   A la hora de colocar las fotos que nos gustan podemos optar por respetar este temor inconsciente y no poner ninguna foto en la que aparezca una pareja + otra persona (así no tendremos tan presente este miedo ancestral cada vez que veamos la imagen), o bien podemos decidir librarnos de esa superstición y colocar las fotos que queramos sin importar lo que se vea en ellas. Es una opción personal.

   Pero lo deseable sigue siendo analizar las cosas, saber si tienen sentido literal o sólo reflejan miedos ocultos y, desde luego, liberarse de las supersticiones que nos atemorizan. Cualquier fotografía que refleje algo querido, que nos haga sentir bien y nos traiga excelentes recuerdos será bienvenida en las paredes de nuestro hogar. Pero si una imagen nos hace sentir inquietud, nos trae malos recuerdos o refleja sentimientos negativos, es preferible no tenerla presente todos los días.

¿Sabes lo que quieres?


2011
05.17

   Amy Michelena Si ya has investigado un poco acerca de la Ley de la Atracción, te habrás dado cuenta de que el primer paso y quizá el más importante para lograr tus objetivos en cualquier ámbito es saber lo que quieres.

   Puede parecer una perogrullada, pero la inmensa mayoría de las personas no sabe lo que quiere. Bueno, quizá a la pregunta “pero tú, ¿qué es lo que quieres?” respondan con vaguedades obvias y generales, como “salud, dinero y amor” o centrándose más en un área determinada, escuches cosas como “quiero encontrar un empleo” o “encontrar al amor de mi vida” o “ser rico”.

   Todo eso está muy bien y sirve como un comienzo vago y general, pero al ser tan poco preciso, los resultados serán igualmente vagos, quizá confusos, con poca energía. Por eso si queremos conseguir aquello que queremos, debemos ser muchísimo más explícitos y detallistas.

   Por ejemplo, siguiendo los ejemplos anteriores, cuando uno dice “quiero encontrar un empleo”, debes establecer qué empleo en concreto, con qué salario, horario, tipo de jefe, tipo de oficina, en qué gremio o sector, con cuántos compañeros y en qué tipo de actividad. Debes ser tan concis@ y explícit@ que tu descripción de lo que quieres te permita “verlo y vivirlo” con si fuera una película, llena de realismo.

   Si lo que deseas es “encontrar el amor de tu vida”, debes describirlo con todo lujo de detalles, cómo será físicamente, su edad, ocupación, nivel económico y cultural, su raza, su religión, sus gustos y afinidades,su forma de vestir y de moverse, su sentido del humor… en fin, como si lo conocieras de toda la vida. Especifica cómo te gustaría que fuera tu pareja ideal y ponle a tu imaginación todos esos datos hasta construir mentalmente una imagen definida y precisa de esa persona que quieres atraer.

   ¿Lo que deseas es dinero? Bien, establece cuánto y cuándo. Es decir, pon una cantidad exacta y una fecha límite para recibirlo. No te preocupes en saber de dónde va a salir o cómo llegará hasta ti. Limítate a establecer la cantidad e imagínate contando toda esa cantidad de billetes, quizá comprando cosas con ese dinero, siéntelo, disfrútalo mentalmente.

   Haz un hueco en tu agenda para dedicarlo a este tema. Es importante buscar un lugar tranquilo, sin interrupciones y en silencio o con una música inspiradora. Relájate respirando unas cuantas veces profundamente, toma papel y lápiz (o un documento word en tu ordenador) y empieza a escribir tus objetivos.

   Es más fácil y práctico hacerlo por bloques. Por ejemplo, sentimental, económico, laboral, salud, familia, amigos, etc.

   Si lo deseas, puedes utilizar el siguiente guión para empezar a establecer tus objetivos de forma ordenada. Está extraído de mi e-book Conviértete en Triunfador: ¡Alcanza Tus Metas!

CUESTIONARIO OBJETIVOS

   Una vez que tengas claro a dónde quieres llegar, déjame ofrecerte las Reglas de Oro para la realización de sueños que propone el autor Mark Fischer en su obra Atrévase a la Diferencia: El Secreto de la Prosperidad.

  1. Sé lo más preciso posible: lo que es vago, impreciso, tiene poca probabilidad de realizarse
  2. Agrega el mayor número de detalles posible: los detalles alimentan tu profunda mente inconsciente, que piensa en imágenes
  3. Imagina que ya estás en posesión de lo que deseas obtener: para precipitar la materialización de tus sueños, imagina que ya los has logrado.
  4. Deja de racionalizar al establecer tus objetivos: deja la razón de lado, no permitas que tu sentido crítico se ponga en marcha, no dudes.
  5. Sé audaz: al universo le cuesta el mismo esfuerzo materializar poco o mucho, así que sé audaz al pedir tus deseos. ¿Por qué contentarse con menos cuando se puede tener más?
  6. Recuérdate cada noche, antes de dormir, tus objetivos: repítelos en voz alta al menos veinte veces.
  7. Ahuyenta el miedo: el miedo es un sentimiento muy poderoso y el universo tiende a materializar tanto lo que deseas como lo que temes, así que si albergas miedos profundos, será eso lo que se haga realidad en tu vida.

   Sigue estos sencillos pasos y empezarás a caminar por el sendero del éxito. Sé que te asaltarán mil dudas, pensarás que esto no son más que tonterías y que la vida no puede ser tan simple. Pero la clave está en hacer, digamos, un acto de fé. Haz un pacto contigo mism@ para eliminar las dudas y las críticas durante unos días.

   Si lo deseas, puedes empezar con un objetivo muy pequeño, algo que te parezca fácil de alcanzar y posible. Inconscientemente, si algo te parece fácil pones menos barreras mentales y eso permite que te concentres más y mejor y que tengas más fé en que puedes lograrlo. Cuando ese pequeño objetivo se haya cumplido habrás reforzado tus creencias a favor de la Ley de la Atracción y eso te permitirá proponerte un objetivo un poco mayor. En cuestión de pocas semanas estarás tan convencid@ de que funciona (si sigues los pasos al pie de la letra, completamente segur@ de que ocurrirá lo que deseas) que ya podrás plantear el objetivo que sea, por muy ambicioso que te parezca ahora.

   Haz la prueba y no olvides dejar tus comentarios para que todos podamos aprender de tu experiencia. ¡Ánimo!

Evita las ‘flechas envenenadas’


2011
05.11

     En la tradición china, las aspiraciones más importantes para una persona o familia se resumen en longevidad, riqueza e hijos varones. Modernamente, ésta última ya ha perdido fuerza, pero sí continúan deseándose para uno mismo y para los demás una larga vida llena de salud y, naturalmente, riqueza para disfrutarla.

   Por eso el Feng Shui se ocupa generosamente de las medidas para garantizar la enería de la riqueza en cada casa y, al mismo tiempo, posee un arsenal de remedios y consejos para cuidar la salud de sus habitantes, para garantizar una vida larga y feliz.

   Como no hay forma de gozar de la riqueza sin tener buena salud, hoy quiero traer algunas reflexiones acerca del Feng Shui para proteger nuestro organismo de las malas vibraciones.

   Existen a nuestro alrededor infinidad de influencias negativas para la salud. Muchas de ellas son inevitables y la mayoría, invisibles. Para complicarlo todavía más, casi siempre los efectos perniciosos de estas energías no se perciben de inmediato, sino a largo plazo, lo que las hace más difíciles de detectar y combatir.

   Así, las vibraciones energéticas que nos llegan desde las profundidades de la tierra sólo son detectables a través de sofisticados aparatos de medición o bien contando con la sabiduría de un experto zahorí. Para la mayoría de las personas, estas posibilidades están fuera de su alcance.

   Otro tanto ocurre con la energía enferma que emiten los aparatos electrónicos y antenas que nos rodean. Aunque su influencia es sutil, con el paso de los años estar expuesto a estas radiaciones puede llegar a causar problemas de salud.

   Mucho más clara es la forma en que nos influyen lo que la tradición del Feng Shui llama “flechas envenenadas”, que son todas las estructuras puntiagudas, en esquina o afiladas que nos apuntan mientras dormimos, trabajamos, comemos o miramos la televisión. Por desgracia, el diseño moderno está enamorado de este tipo de formas y proliferan por todas partes: en las estructuras de las casas, en los muebles y en los adornos que nos rodean.

   En algunos ambientes rústicos, es habitual encontrar la estructura de vigas del tejado a la vista. Aunque antiguamente se cubrían con un falso techo para evitar su influencia energética agresiva, desde hace unos años se reivindican como muestra de lo admirable de la arquitectura rural.

   A muchas personas les encanta este tipo de estructuras e instalan bajo las vigas del techo su dormitorio. Para el Feng Shui es una pésima decisión porque estas vigas vistas están emitiendo permanentemente energía negativa hacia abajo. Y si pasas debajo ocho horas todos los días mientras duermes, pues es casi seguro que esa energía acabará afectándote en la salud, en el estado de ánimo y en la vida.

   ¿Soluciones? Lo primero que debemos intentar es desplazar la cama hasta colocarla fuera de la influencia de las vigas. La solución más efectiva y radical consiste en colocar un techo falso que oculte esas vigas de la vista. Pero en algunas viviendas esto no es posible y también hay gente que, como he dicho, disfruta de esta clase de decoración, por lo que no está dispuesta a eliminarla.

   Para ellos una solución intermedia es utilizar una cama con dosel o colocar una gran mosquitera alrededor de su cama. De esta forma, la tela ejercerá de barrera de protección desviando la energía de las vigas para que afecten a la persona que duerme allí.

   Cuando por falta de espacio es imposible colocar nada entre las vigas y la cama, la tradición china recomienda hacer uso de unas flautas o cañas de bambú unidas con cinta roja, que se colocan en la viga en forma de V invertida. La explicación simbólica de este remedio sugiere que, al igual que una flauta es capaz de transformar el aire en música, será capaz de transformar en positiva la energía negativa que circula sobre tu cabeza.

Amy Michelena    Finalmente, se puede optar por pintar las vigas del mismo color que el techo para que su presencia pase más inadvertida y también sus efectos se mitiguen un poco. Personalmente encuentro este estilo mucho más elegante que el anterior, pero es cuestión de gustos.

   Busca a tu alrededor todas las estructuras que te estén amenazando energéticamente. Desde las vigas mencionadas, a las columnas cuadradas (las redondas no son tan perjudiciales), los estantes de las librerías, las esquinas de muebles… intenta desplazar tu sitio para que no estés recibiendo directamente su influencia. A veces basta mover tu silla o tu cama unos centímetros para evitar la línea directa de la “flecha envenenada”.

   Hay otras muchas consideraciones a tener en cuenta para proteger la buena salud a través del Feng Shui, pero las iré tratando más adelante para no hacer más extenso este artículo.

Cuida tus pensamientos


2011
05.04

   “Lo que eres, eso es tu mundo. Todo el universo es resuelto en tu experiencia interna. Importa poco lo que hay afuera, ya que es un reflejo de tu propio estado de consciencia. Importa todo lo que eres internamente, ya que todo lo externo será reflejado y coloreado  de acuerdo a eso. Tus pensamientos, deseos y aspiraciones componen tu mundo, y para ti, todo lo que hay en el universo de belleza, alegría y tranquilidad, o de fealdad, pena y dolor está contenido dentro de ti mismo”.

   Quizá las reconozcas. Son palabras de James Allen, poeta y filósofo inglés considerado por muchos como el padre del desarrollo personal. Sus obras inciden en la enorme importancia del pensamiento a la hora de conformar nuestra vida, de darle forma. Esta idea seguramente la conoces, porque se popularizó mucho en los últimos años a través del  libro El Secreto y de la divulgación de la Ley de la Atracción.

   Aunque pueda parecerte que nada de esto tiene que ver con el Feng Shui, lo cierto es que en todas estas ideas subyace una verdad común: el mundo y todas las cosas están compuestos de energía. Como sabes por las leyes de la Física, la energía no se puede crear ni destruir, solamente podemos transformarla. Es decir, la energía es cambiante, y tenemos la capacidad de transformarla a nuestro favor.

   Y esto es cierto tanto si miramos hacia afuera como si miramos hacia adentro, a nuestra propia alma y a nuestra mente.

   La mente es la herramienta que tenemos para interpretar el mundo que percibimos a través de nuestros cinco sentidos. Con los ojos, los oídos, las manos, el olfato y el gusto captamos señales y es la mente la que ordena y traduce esas señales, convirtiéndolas en mensajes reconocibles que nos provocan una reacción determinada.

   Pero nuestra mente está “programada” desde la infancia y muchas de las cosas que interpretamos en realidad no son así. O al menos no tienen por qué serlo. Estamos programados para sentir miedo, envidia, celos, para compararnos constantemente con los otros, para obedecer, callar y renunciar. Gran parte de nuestra educación consiste en controlar nuestros deseos, en apagar los sueños y conformarse con lo “establecido”. ¿No es cierto?

   Por eso es tan importante cuidar lo que pensamos y lo que sentimos ante las circunstancias exteriores. Cuando permites que las cosas que ocurren fuera de ti (una discusión, un accidente, el mal tiempo, el mal ambiente en la oficina, el mal humor de otras personas) te perturben por dentro, estás abriendo las puertas de tu mente a la energía negativa. Esa energía se queda dentro de ti y acaba reflejando en el exterior esa misma negatividad, provocando entonces más mal humor, más conflictos, más problemas.

   Ya sé que es casi imposible mantenerse al margen de todo lo que ocurre a nuestrro alrededor y eso nos convertiría en una especie de autómatas insensibles, pero sí quiero recomendarte que no permitas que esa energía negativa que circula cerca de ti penetre en tu alma. Puedes enojarte, apenarte o solidarizarte con alguien que sufre, pero no interiorices ese sentimiento, no te lo guardes, no le des cobijo en tu interior. No permitas que acabe convirtiéndose en un foco de envidia, de celos, de prejuicios o de creencias limitadoras.

   Esfuérzate cada día por mantener a salvo tu propia alma, lejos de la conflictividad y los malos sentimientos que muchas veces percibimos alrededor. Piensa en tu alma y en tu mente como en un templo. No quieras que se ensucien y se llenen de “ruido”. Si tu mente permanece “limpia”, tus pensamientos serán siempre nobles, honestos y saludables. Y, créeme, si tus pensamientos son pura energía positiva, la realidad a tu alrededor empezará a cambiar para reflejar esa energía que transmites.

   Si deseas profundizar más en el poder del pensamiento, haz clic aquí.

¿Problemas sentimentales? ¡Revisa el Suroeste!


2011
04.26

 Amy Michelena  Como sabes, una de las técnicas más eficaces para ordenar y armonizar las energías de nuestra casa consiste en aplicar el llamado mapa Bagua sobre el plano de la vivienda. No importa si todavía no dominas esta técnica, porque con una brújula en la mano resulta muy sencillo.

   Hoy vamos a centrarnos en algo que nos preocupa a todos, en mayor o menor medida: las relaciones sentimentales. Porque a veces ocurre que todo parece ir bien y… de pronto surgen los problemas. Otras veces todo marcha bien pero… se instala entre los dos una rutina, un cierto aburrimiento, falta emoción, falta pasión ¿qué ha pasado?

   Es lógico que con el tiempo las relaciones vayan experimentando disfintas fases, porque la propia energía se mueve constantemente y el tiempo, claro, también le afecta. Por eso si estás experimentando algún cambio en tu vida sentimental que no te gusta o, sencillamente, tu vida amorosa es un desastre… sigue leyendo.

   El mapa Bagua divide el espacio en nueve partes iguales (es una figura octogonal con ocho esquinas más la zona central). Cada una de esas partes se relaciona simbólicamente con un área importante de la vida humana. La tradición china hizo coincidir esas ocho áreas con aspectos como la salud, la riqueza, la fama, la creatividad, los mentores, la sabiduría, el amor y la carrera profesional.

   Hoy vamos a centrarnos más específicamente en la zona del amor.

   Como ya sabes, la zona del amor (y de todo tipo de relaciones) se encuentra en el Suroeste de tu casa. Busca tu brújula y localiza dónde está el Suroeste. ¿Qué habitación hay allí? Pueden ocurrir varias cosas:

  1. que en el Suroeste encuentres una habitación bien decorada, ordenada y de aspecto armonioso
  2. que en el Suroeste encuentres un cuarto de baño, un pasillo, un trastero o una escalera
  3. que en el Suroeste encuentres la cocina
  4. o que el Suroeste no exista porque la planta de la vivienda tiene una parte faltante

   Si tu caso es el primero, vamos por el buen camino, aunque no está todo hecho. En el resto de los casos puedes tener problemas en tu vida sentimental.

   El Suroeste es una zona donde vive la energía de la Tierra. Por eso necesitamos vigilar todo lo que se encuentre en esta habitación para asegurarnos de estar alimentando y protegiendo correctamente esa energía.

   ¿Cómo lo sabremos? Siguiendo la teoría de los 5 elementos del Feng Shui. No importa si no la conoces. También es muy sencillo. Consiste en saber qué elementos son amigos y cuáles se perjudican.

   La Tierra es amiga del Fuego y enemiga de la Madera. Así que en nuestra habitación situada en el Suroeste debes analizar muebles, colores, telas, objetos decorativos, materiales (suelo, techo, paredes…) y también, por supuesto, los símbolos.

Amy Michelena   Te diré que el Suroeste agradece la presencia de materiales como ladrillos, cerámica, azulejos, piedra, cemento, arena, mármol, granito o gres. Es decir, todo aquello que se fabrica con algún tipo de arena o piedra natural.

   También le gustan los colores que recuerdan a la tierra, como el beige, el amarillo, el marrón rojizo, el color arena…

   Prefiere las formas contundentes. El cuadrado es su preferido. Le gustan los muebles grandes y pesados, que parezcan “montañas” y sean difíciles de mover.

   En cuanto a objetos decorativos, puedes elegir algunos minerales, esferas de cristal, esculturas o figuras de piedra o porcelana, cuadros de montañas, campos sembrados o desiertos, el globo terráqueo.

   Todos estos elementos protegerán la energía de la Tierra que vive en el Suroeste. Pero si además quieres alimentarla (para darle más vigor) puedes recurrir también a añadir algunos toques de energía de Fuego. Así revitalizarás esta área de tu vida (la de las relaciones).

   ¿Cómo conseguirlo? La energía del Fuego se encuentra en todas las cosas que remiten directamente a la idea del fuego, como una chimenea, una estufa, un brasero, unas velas, los candelabros, una hoguera, el Sol… así que puedes introducir en la habitación del Suroeste cualquiera de estas cosas o bien un cuadro o fotografía que los representen.

   En cuanto a colores, también son los del fuego: rojo, naranja y amarillo vibrante. Si lo prefieres, puedes usar las tonalidades más claras de estos colores, como el rosa, el salmón o el melocotón, porque decorativamente son más fáciles de combinar.

Amy Michelena   Finalmente, tenemos otra forma de proteger y alimentar la energía de la Tierra en el Suroeste: los símbolos. Por favor, colócalos siempre en pareja. Puedes recurrir aquí a cualquier representación del amor (una figura de porcelana que represente a una pareja en actitud cariñosa, un cuadro con ese tipo de estampas, dos cojines en forma de corazón, dos velas… y coloca también en parejas los accesorios, como dos alfombras, dos mesitas, dos lámparas, etc.

   Pero, ojo, no acaba aquí el trabajo. Pues, como te dije, la Madera es enemiga de la Tierra, porque le produce agotamiento, le va minando sus fuerzas. Y eso es lo que les ocurrirá a tus relaciones sentimentales si la madera es lo que predomina en la habitación del Suroeste de tu casa.

   Mírala bien. ¿Hay un exceso de madera? ¿Quizá el suelo, las paredes, los muebles…? Incluso en algunas casas ¡hasta el techo está hecho de madera! Recuerda que los árboles, plantas y flores son Madera y también lo son los libros y papeles.

   Si éste es tu caso y tus relaciones sentimentales son un fracaso, deberías pensar en algunos cambios. A mí personalmente me encanta la madera, encuentro que es un material cálido, natural y muy hermoso, pero en el Suroeste, sencillamente, no es bienvenida.

   Si estás dispuest@ a cambiar algo, te sugiero que empieces por cubrir los suelos (si son de madera) con una gran alfombra (roja, rosa, amarilla o naranja). Si las paredes o el techo son de madera, puedes pintarlos en algún tono que te guste de la gama de la Tierra o del Fuego (amarillos, rojos, naranjas, arena, beige, salmón, melocotón…). Otra opción interesante es utilizar papel pintado para cubrir las paredes y el techo. Puedes ayudar también incluyendo textiles (cortinas, edredones, colchas, cojines y sábanas) de los colores de la Tierra o del Fuego.

   Finalmente, si todo el mobiliario es de madera, podrías ver si tienes en otra parte de la casa muebles de otros materiales, para hacer el cambio. Los muebles de madera son felices en el Este, el Sur y el Sudeste. Si no tienes otros para reemplazar los de madera, prueba a cambiar todo lo demás, dejando los muebles de madera como están. Si pasadas varias semanas notas que tus relaciones empiezan a mejorar, no olvides contármelo en los comentarios del Blog.

Amy Michelena   Abordemos ahora la segunda parte. ¿Qué hacer si el Suroeste de tu casa no existe o está ocupado por un baño, un tratero, el pasillo o la escalera? Es muy posible que tu vida sentimental haya experimentado toda clase de altibajos o, peor aún, siempre haya sido horrible.

   Pero no te preocupes. Para esto también hay soluciones. Lo más práctico es olvidarte de momento del Suroeste de tu casa. Brújula en mano, vas a buscar el rincón Suroeste del salón y de tu dormitorio. Allí deberás colocar una especie de “altar del amor”. Es decir, una pequeña zona dedicada a cuidar la energía de la Tierra.

   Para hacerlo, guíate por los consejos que he dado más arriba. Refuerza la energía de la Tierra con el color, los materiales y los símbolos y no te olvides de añadir también algo de energía de Fuego para reactivar todo el conjunto. Si deseas un poco más de energía, añade una buena fuente de luz y déjala encendida tanto como quieras. Para terminar, traslada los objetos de madera que pueda haber en esa zona a otro lugar.

¿Cómo es tu energía personal?


2011
04.19

 amy michelena  “Aunque nadie duda de que somos producto de nuestro entorno, es posible alzarse por encima de todas esas influencias. La clave consiste simplemente en conseguir una fuerte energía personal. Para conseguirlo es importante comer bien, prestar una especial atención al entorno en el que preparamos las comidas, así como dormir bien y mantener nuestra casa tan ordenada y natural como sea posible. Si conseguimos hacer esto, la influencia de una casa difícil, unos acontecimientos traumáticos o esas personas complicadas con las que tenemos que trabajar será mucho menor”. Son palabras de Gina Lazenby, la consultora de Feng Shui más célebre de Inglaterra.

   ¿Qué nos quiere enseñar con todo esto? La enorme importancia de la energía personal. ¿Nunca te has parado a pensar porque hay personas que constantemente se ven afectadas por enfermedades, pequeños accidentes y acontecimientos penosos mientras otras parecen ahuyentar todo tipo de mala suerte? Muchas veces es cuestión de energía personal.

   La propia energía es el combustible que tenemos para salir adelante. Si tu nivel de energía es bajo, débil y disperso serás una persona proclive a las “desgracias”, quizá grandes o pequeñas, pero continuadas. Serás una de esas personas a las que les cuesta enormes esfuerzos lograr cualquier cosa. Gente que se siente cansada, desanimada, que ve problemas e inconvenientes en casi todo lo que debe enfrentar.

   Si en cambio tu energía personal es fuerte y positiva, para ti será más fácil alcanzar aquello que te propones. No porque tengas un talento especial del que otros carecen, sino porque estarás más dispuest@ a insistir hasta ver los resultados. No te desanimas fácilmente y aunque lo hagas, eliges perseverar. Las enfermedades te tocan poco y casi siempre se limitan a ligeros resfriados o molestias menores, tu trabajo te gusta y tienes facilidad para establecer relaciones.

   ¿Con cuál descripción te identificas? Es posible que unas épocas de tu vida hayas estado más cerca de la primera y en otras te hayas parecido más a la segunda. Porque en gran medida la facilidad con la que consigas alcanzar tus objetivos dependerá de tu nivel de energía personal.

   Es algo de suma importancia. Primero para sentirte bien, para cultivar la salud física y espiritual y para ofrecer a los demás tu mejor cara, lo mejor de ti mism@. Y, segundo, para conseguir que en tu casa reine la armonía y la tranquilidad.

   ¿Cómo describirías la atmósfera de tu casa? En ella influyen muchos elementos, pero uno de los más determinantes es tu propia energía personal y la de las personas que conviven contigo. Si te asalta continuamente el mal humor, las preocupaciones, el sentimiento de dificultad y escasez, la depresión o el carácter violento, déjame adivinar que tu casa no será el oasis de paz y de oportunidades que estás buscando.

   Naturalmente, tener una fuerte y sana energía personal no te librará de todos los acontecimientos difíciles que la vida te puede deparar. Nadie está libre de un accidente, una pérdida o un problema de salud. Pero con la energía adecuada, superarlos será mucho menos doloroso. Tanto, que puede significar la diferencia entre recuperarse y no conseguirlo. ¿No te parece suficientemente importante?

Amy Michelena  Consciente de la importancia de este tema, he preparado un pequeño e-book que constituye un poderoso recurso para comenzar a cultivar la mejor energía personal. En Creando Energía de Prosperidad he reunido 25 tips prácticos que te llevarán a otro nivel, tanto si los pones en práctica todos como solamente algunos. Confieso que la mayoría estamos muy ocupados para dedicar tiempo y atención a cosas tan rutinarias como las comidas y bebidas, el ejercicio físico, la calidad de nuestro sueño, los pensamientos que nos invanden la mente, etcétera, pero es crucial detenerse a pensar en ello y merece la pena hacer un pequeño esfuerzo diario por mejorar. Realmente el cambio no tarda en presentarse. Y para hacerlo accesible a todo el mundo, he decidido ponerlo a la venta por un precio más que atractivo: 10 dólares. Si estás interesad@ en averiguar más, puedes encontrar todos los detalles siguiendo este enlace: CREANDO ENERGÍA DE PROSPERIDAD

Deja que la Luna te ayude


2011
04.11

Amy Michelena   Desde la Antigüedad, la presencia de la Luna ha intrigado al ser humano (a los animales también), que ha asociado el satélite a toda clase de conceptos, desde el romanticismo y los cuentos de terror hasta los embarazos y partos. Habrá quien crea que todo esto no son más que supersticiones y tonterías, pero lo cierto es que la Luna nos influye a distintos niveles.

   De ella dependen los movimientos del agua, tanto de los océanos (creando las mareas), como de nuestro propio cuerpo (recuerda que eres agua en un 70% y tu cerebro contiene un 90% de agua); así como la menstruación femenina y está directamente relacionada con los embarazos, los partos y las cosechas agrícolas.

   Así que no está de más conocer a fondo qué significado oculto está detrás de cada una de las fases lunares, porque de su energía (menguante, creciente, llena o nueva) dependerá que algunas de nuestras actividades tengan éxito o languidezcan hasta desaparecer.

   Vamos allá. Como sabes, el ciclo lunar dura aproximadamente 28 días (o 29), dividido en cuatro fases consecutivas de unos 7 días de duración. Analizaremos todas ellas.

  • Luna nueva. Cuando no somos capaces de ver la Luna con el cielo despejado es porque la Tierra se ha colocado entre ésta y el Sol, de forma que proyecta su sombra en el satélite y parece esfumarse. Simbólicamente se considera el comienzo del ciclo lunar. Y por eso es una etapa excelente para los inicios de cualquier tipo de proyecto, siempre que deseemos que ese proyecto vaya a más con el tiempo, que haya crecimiento. Es el momento de abonar la tierra, de sentar las bases de los proyectos, de planificar lo que queremos poner en marcha. Pero no tanto para la acción, porque éste es tiempo de reflexión, de toma de conciencia.
  • Luna creciente. Siete días después la Luna empieza su fase creciente, es el momento de materializar todo eso que habíamos planificado. Todo lo que pongas en marcha en estos siete días tenderá a crecer, tanto si son negocios como relaciones o cambios en tu vida. Por eso es la peor época para comenzar una dieta o para depilarse. En la tierra es el momento de sembrar y plantar.
  • Luna llena. Es la culminación de las fases lunares. En este momento la Luna aparece en todo su esplendor, plena, redonda y brillante, seduciendo la imaginación de los poetas. Simbólicamente también representa la culminación de un período o de un viaje personal. Nuestros proyectos ya ofrecen resultados, las plantas han crecido en la tierra y dan sus frutos. A nivel personal es una época de comunicación y vida social, las relaciones se tornan más fáciles, hay más disposición a buscar y encontrar pareja.
  • Luna menguante. El siguiente ciclo natural tiende hacia abajo. Tenemos aquí una energía descendente, que marca el momento perfecto para hacer balance. No es buena época para emprender proyectos que deseamos que crezcan. Al contrario, lo que hagamos ahora tenderá a menguar, a ir desapareciendo con el tiempo. Así que es el momento perfecto para iniciar una dieta de adelgazamiento (los kilos de sobra tenderán a desaparecer) y también para terminar las relaciones, trabajos o actividades que no nos aportan satisfacciones. En la tierra, es el momento adecuado para realizar las podas, porque las plantas tienden a recoger hacia el interior su propia energía y la poda les duele menos. A nivel personal podemos elegir estos siete días para darnos un respiro, descansar y abandonarnos al ‘dolce far niente’ (no hacer nada).

   Conociendo estas pautas naturales estaremos mejor preparados para elegir la fecha más adecuada según sea nuestro proyecto. Ahora sólo nos queda acostumbrarnos a mirar el cielo todos los días. Es un espectáculo impresionante y hermoso, así que ¡bienvenido!