Posts Tagged ‘pensamiento positivo’

Libera tus toxinas mentales!


2011
11.03

www.fengshuifacil.com/blog   Seguramente te sientes culpable cuando caes en la tentación de comer o beber algo que sabes que está lleno de toxinas. Más o menos, todos sabemos qué tipo de alimentos resultan saludables y cuáles no, así que la mayor parte del tiempo somos cuidadosos e intentamos alimentarnos correctamente.

   Lo mismo ocurre con los hábitos. Todos sabemos que hacer ejercicio, beber mucha agua y dormir suficientes horas es bueno e intentamos hacerlo. Y, por el contrario, costumbres como el abuso de tabaco, de alcohol y de otras drogas (o medicamentos) sabemos con certeza que nos roban la salud y varios años de vida.

   Si sabemos todo esto y tratamos de vivir el día a día guiándonos por la buena educación nutricional y siguiendo hábitos saludables, ¿por qué dejamos que miles de toxinas mentales nos invadan todos los días?

   ¿Te has dado cuenta de que más o menos somos conscientes de cómo debemos cuidar nuestro cuerpo físico y en cambio muchas veces dejamos abandonada nuestra salud mental y espiritual?

   Comento esto porque llevamos varios días consecutivos de energía negativa (puedes seguir el calendario Tong Shu cada mes en este mismo Blog) y, sinceramente, eso se nota en el ambiente.

   No es tanto que estemos expuestos a sufrir accidentes o enfermedades (que también), sino que flota en el aire un generalizado mal humor, discusiones, riñas, enfrentamientos, envidias, chismes… o al menos eso es lo que yo estoy detectando estos días.

   Como todos los jueves, acabo de regresar de mi clase de yoga (acudo martes y jueves semanalmente), totalmente relajada, tranquila y feliz conmigo misma, porque la práctica regular de yoga no sólo mejora las condiciones físicas del cuerpo, sino que va generando excelente energía positiva y esa energía pura va nutriendo tanto tu mente como tu alma fabricando una sutil y preciosa sensación de felicidad interna.

Si en tu localidad o por tu horario no tienes posibilidades de acudir a clases de yoga pero te interesa iniciarte, sigue este enlace: PRACTICAR YOGA EN CASA

   Y esta contradicción entre lo que yo siento en estos momentos (felicidad, tranquilidad, placer) y lo que veo a mi alrededor (mal humor, crispación, descontento) me ha hecho pensar en que deberíamos cuidar más nuestra mente, nuestro espíritu y lo que le damos de “comer”.

www.fengshuifacil.com/blog   Porque ¿sabes cómo se alimenta tu mente día a día? Con todo lo que escucha, ve y percibe a su alrededor. Con todo eso a lo que tú prestas atención y le das importancia. Con todo lo que sientes y todo eso que “rumias” en tu cabeza durante horas. Lo que te preocupa, te angustia, te enoja y te provoca toda clase de sentimientos negativos es el alimento diario de tu mente.

   Piensa por unos momentos en la clase de “ensalada” que le ofreces todos los días a tu mente. ¿Hay alegría, agradecimiento, felicidad, relajación, disfrute, amor, ternura, belleza, entusiasmo…? ¿O más bien malas noticias, preocupaciones, malos sentimientos, discusiones, nervios…?

   Sabes que si todos los días te alimentaras con productos repletos de toxinas y practicaras todos los hábitos poco saludables tu salud física se resentiría con rapidez ¿verdad? Es probable que pronto tuvieras colesterol elevado, presión arterial alta, demasiado azúcar en la sangre, engordarías varios kilos, te sentirías más pesad@, poco ágil, enferm@…

   Entonces, piensa en qué estado de salud estarán tu mente y tu alma si las alimentas a diario con malos pensamientos y sentimientos: toxinas altamente perjudiciales para ti.

   Así que te invito a reflexionar sobre todo ello y, por supuesto, te animo a desprenderte de toda la energía negativa que te envuelve por fuera y que generas por dentro. Cultiva la mejor de las energías y verás cómo tú mism@ y tu vida empiezan a brillar.

Amy Michelena   Si deseas profundizar en estos temas, te recomiendo que eches un vistazo a mi e-book El Poder del Pensamiento Positivo. Hazlo siguiendo este enlace: EL PODER DEL PENSAMIENTO POSITIVO

Cuida tus pensamientos


2011
05.04

   “Lo que eres, eso es tu mundo. Todo el universo es resuelto en tu experiencia interna. Importa poco lo que hay afuera, ya que es un reflejo de tu propio estado de consciencia. Importa todo lo que eres internamente, ya que todo lo externo será reflejado y coloreado  de acuerdo a eso. Tus pensamientos, deseos y aspiraciones componen tu mundo, y para ti, todo lo que hay en el universo de belleza, alegría y tranquilidad, o de fealdad, pena y dolor está contenido dentro de ti mismo”.

   Quizá las reconozcas. Son palabras de James Allen, poeta y filósofo inglés considerado por muchos como el padre del desarrollo personal. Sus obras inciden en la enorme importancia del pensamiento a la hora de conformar nuestra vida, de darle forma. Esta idea seguramente la conoces, porque se popularizó mucho en los últimos años a través del  libro El Secreto y de la divulgación de la Ley de la Atracción.

   Aunque pueda parecerte que nada de esto tiene que ver con el Feng Shui, lo cierto es que en todas estas ideas subyace una verdad común: el mundo y todas las cosas están compuestos de energía. Como sabes por las leyes de la Física, la energía no se puede crear ni destruir, solamente podemos transformarla. Es decir, la energía es cambiante, y tenemos la capacidad de transformarla a nuestro favor.

   Y esto es cierto tanto si miramos hacia afuera como si miramos hacia adentro, a nuestra propia alma y a nuestra mente.

   La mente es la herramienta que tenemos para interpretar el mundo que percibimos a través de nuestros cinco sentidos. Con los ojos, los oídos, las manos, el olfato y el gusto captamos señales y es la mente la que ordena y traduce esas señales, convirtiéndolas en mensajes reconocibles que nos provocan una reacción determinada.

   Pero nuestra mente está “programada” desde la infancia y muchas de las cosas que interpretamos en realidad no son así. O al menos no tienen por qué serlo. Estamos programados para sentir miedo, envidia, celos, para compararnos constantemente con los otros, para obedecer, callar y renunciar. Gran parte de nuestra educación consiste en controlar nuestros deseos, en apagar los sueños y conformarse con lo “establecido”. ¿No es cierto?

   Por eso es tan importante cuidar lo que pensamos y lo que sentimos ante las circunstancias exteriores. Cuando permites que las cosas que ocurren fuera de ti (una discusión, un accidente, el mal tiempo, el mal ambiente en la oficina, el mal humor de otras personas) te perturben por dentro, estás abriendo las puertas de tu mente a la energía negativa. Esa energía se queda dentro de ti y acaba reflejando en el exterior esa misma negatividad, provocando entonces más mal humor, más conflictos, más problemas.

   Ya sé que es casi imposible mantenerse al margen de todo lo que ocurre a nuestrro alrededor y eso nos convertiría en una especie de autómatas insensibles, pero sí quiero recomendarte que no permitas que esa energía negativa que circula cerca de ti penetre en tu alma. Puedes enojarte, apenarte o solidarizarte con alguien que sufre, pero no interiorices ese sentimiento, no te lo guardes, no le des cobijo en tu interior. No permitas que acabe convirtiéndose en un foco de envidia, de celos, de prejuicios o de creencias limitadoras.

   Esfuérzate cada día por mantener a salvo tu propia alma, lejos de la conflictividad y los malos sentimientos que muchas veces percibimos alrededor. Piensa en tu alma y en tu mente como en un templo. No quieras que se ensucien y se llenen de “ruido”. Si tu mente permanece “limpia”, tus pensamientos serán siempre nobles, honestos y saludables. Y, créeme, si tus pensamientos son pura energía positiva, la realidad a tu alrededor empezará a cambiar para reflejar esa energía que transmites.

   Si deseas profundizar más en el poder del pensamiento, haz clic aquí.