Posts Tagged ‘superstición’

Caso práctico: las fotos de Nina


2011
09.16

 Amy Michelena   Recientemente he incluido un Post sobre las mejores zonas de la casa para colocar las fotografías familiares. Si te interesa el tema y todavía no lo has leído, puedes hacerlo pinchando AQUÍ

   A raíz de esta lectura, he recibido algunos comentarios interesantes. Entre todos ellos hoy quiero destacar el que me hizo llegar Nina, que expresaba así su inquietud:

“Alguna vez leí que para el Feng Shui no son buenas las fotografías de 3 personas juntas, sólo si son familia papá, mamá e hij@ o que tengan vínculos sanguíneos entre sí, hermanos, primos, tíos, etc… porque si no son familia ocurriría la muerte de la persona de más edad en la foto… esto me preocupa porque soy divorciada y tengo una hija… actualmente estoy en vías de reconstruir mi vida con un buen hombre a quien mi hija quiere como un padre… ¿cómo hago entonces para tomar una foto familiar de nosotros tres si mi hija no lleva la sangre de mi pareja..?… necesito que me orientes por favor…”

   Bueno, está claro que Nina estaba realmente preocupada y como creo que puede haber más personas en esta misma situación, deseo aclarar un poco este tema.

   Como seguramente sabes, en el Feng Shui intervienen muchas cuestiones que se han ido mezclando con el paso de los siglos. Es una ciencia milenaria y por eso acaba teniendo algunos ingredientes que no son propiamente del Feng Shui, como la cultura china, la religión budista o taoísta, las costumbres de Oriente, la superstición…

   A la hora de trabajar con el Feng Shui en nuestra casa debemos intentar apartar todo aquello que no es estrictamente Feng Shui y entre esas cosas está la superstición. El caso que cuenta Nina en su comentario es un ejemplo claro.

   El inconsciente colectivo es una especie de bolsa gigantesca a la que van a parar los grandes temores, creencias, deseos y esperanzas que ha desarrollado la Humanidad desde hace miles de años. Todos nosotros compartimos ese inconsciente común que no distingue entre religiones, razas, épocas o formas de pensar. Es algo primitivo que nos acompaña desde que nacemos.

   El temor a la infidelidad forma parte de ese inconsciente colectivo. Hay mil refranes que lo señalan (“tres son multitud”) y la mayoría de nosotros ha experimentado alguna vez de forma consciente ese miedo a la pérdida de la pareja. De ahí precisamente procede la superstición de la que nos habla Nina y que, en efecto, aparece reflejada en algunos libros de Feng Shui.

   En realidad ninguna de las personas que aparecen en una fotogragía morirá prematuramente, sean quienes sean, como si se tratara de una maldición faraónica. Lo que esa vieja superstición indica es el temor a que una tercera persona (sin lazos de sangre con las otras dos) se entrometa en la relación.

   Lo hemos visto en películas, novelas, series de televisión… el amigo del novio que acaba robándole a la novia… o la amiga de la novia que se queda con el chico. Es un tema eterno que todos llevamos grabado a fuego en el subconsciente y a veces aflora cuando menos te lo esperas.

   A la hora de colocar las fotos que nos gustan podemos optar por respetar este temor inconsciente y no poner ninguna foto en la que aparezca una pareja + otra persona (así no tendremos tan presente este miedo ancestral cada vez que veamos la imagen), o bien podemos decidir librarnos de esa superstición y colocar las fotos que queramos sin importar lo que se vea en ellas. Es una opción personal.

   Pero lo deseable sigue siendo analizar las cosas, saber si tienen sentido literal o sólo reflejan miedos ocultos y, desde luego, liberarse de las supersticiones que nos atemorizan. Cualquier fotografía que refleje algo querido, que nos haga sentir bien y nos traiga excelentes recuerdos será bienvenida en las paredes de nuestro hogar. Pero si una imagen nos hace sentir inquietud, nos trae malos recuerdos o refleja sentimientos negativos, es preferible no tenerla presente todos los días.